lunes, 24 de enero de 2011

Novela Niley 21 - Cautiva en su cama!!!!


A la pálida luz que precede al amanecer, un suave canto de pájaros sonó en el bosque. Miley se despertó entre los brazos de Nick, agarrada a él. Sus manos envolvían sus pechos. Y la caliente y brillante hinchazón de su erección asomaba en la unión de sus muslos. Miley empezó a moverse dentro de su abrazo, pero no podía. En lugar de eso, Nick se metió dentro de ella con una penetración profunda y poderosa. Nada de preliminares. No hacían falta. Ella estaba lista y deseosa de ser poseída. Miley dejó caer la cabeza mientras él empezaba a moverse, cada vez más deprisa, y cuando ella gritó y voló, fue con ella y juntos llegaron al cielo.
Tiempo después, Miley se dio la vuelta entre los brazos de é¡ y lo miró con los ojos como carbones ardientes.
-Nick -dijo en un susurro.
Apoyó la mano en la mejilla de él, Nick agarró la mano y se la llevó a los labios para besarla. Ella volvió a quedarse dormida.


Debía de haberse quedado dormido también, porque de lo siguiente que fue consciente fue de que el sol estaba prácticamente en el cenit. Miley seguía entre sus brazos. Un mechón de su oscuro pelo se había enganchado en la comisura de sus labios y se lo apartó con la punta de un dedo, después besó el lugar donde antes estaba el pelo. Se sentía tan bien abrazándola. Estando con ella en aquella casa que había esperado amar y sin embargo había odiado. Tonterías. Una casa era sólo una casa. Si se van a tener pesadillas no importa dónde se duerma. Los sueños vendrán igual hasta que los eches de la cabeza. Que Miley estuviera allí con él había hecho que se sintiera diferente con respecto a la casa, incluso con Colombia. El problema era que seguía sintiendo lo mismo con respecto a sí mismo.
Selena. El nombre le venía a la cabeza como siempre. No había sido capaz de salvarla.
¿Sería capaz de salvar a Miley? Huía de algo, pero no podría protegerla hasta que supiera de qué. No era una ladrona. No traficaba con droga. Se hubiera apostado la vida por las dos cosas. Entonces, ¿por qué huía? ¿Por qué arriesgarse con un cártel? Si no había nada entre ella y Hamilton, por qué quería éste que volviera. ¿Por qué le había mentido Hamilton?
Nick respiró hondo. Faltaban piezas del rompecabezas. Lo único cierto era que haría cualquier cosa para proteger a la mujer que tenía entre sus brazos. Necesitaba su protección. Lo necesitada a él.
Y él... él... No. Diablos, no. No la necesitaba. Le gustaba más que nunca le había gustado una mujer, pero ¿necesitarla? Nunca había necesitado a nadie. Nunca lo necesitaría.
Frunció el ceño. Con cuidado sacó el brazo de debajo de los hombros de ella. Echó una última mirada a su rostro y después se levantó, se puso unos pantalones cortos y salió de la habitación.


Miley estaba soñando. Iba por un largo y oscuro corredor con Nick.
-¿Adónde vamos? -decía ella, pero él estaba mudo.
Había un hombre de pie al final del corredor. No podía ver su rostro, pero sabía quién era.
-Por favor -decía a Nick-, no me hagas ir con él.
Nick seguía caminando con ella agarrada de la mano...
El corazón le golpeaba en el pecho. Miley dio un salto en la Cama. La luz del sol entraba por la ventana, iluminando los pétalos perfectos de una orquídea salvaje que había en la almohada a su lado. Los últimos vestigios de la pesadilla se esfumaron. Sonriendo, agarró la orquídea y se la llevó a los labios.
La de la noche era la única realidad que importaba. A no ser que... también eso fuese un sueño. Pero no lo era. Sabía que en cuanto se duchara y se vistiera, seguiría el delicioso aroma del café recién hecho y, en la cocina, encontraría a Nick.
Estaba de pie con la espalda apoyada en la puerta de la terraza y las manos en los bolsillos traseros de los vaqueros cortos. El corazón de Miley se volvió del revés. Ese hermoso hombre, ese increíblemente fuerte hombre, era su amante.
Nick se dio la vuelta y la miró. Sus ojos eran indescifrables, su mandíbula estaba en tensión. Por un momento, volvió la incertidumbre. Había dormido con él, explorado su cuerpo como él había hecho con el suyo, y seguía sin saber nada de él, ni de por qué Liam lo había elegido para buscarla.
-Buenos días -dijo él con suavidad, y sus ojos Cambiaron totalmente, lo mismo que su expresión.
Corrió a precipitarse en su abrazo.
-Lo siento, he dormido mucho -dijo ella, sonriendo.
-Mmm -sus brazos se tensaron alrededor de ella-. Menos mal que te has levantado, me muero de hambre.
-Deberías haber desayunado sin esperarme.
-No estoy hablando del desayuno -dijo con suavidad, y le dio un beso rápido y con sabor a café.
La llevó hasta la terraza. Ella, el día anterior, prácticamente no la había visto. Vio que discurría a lo largo de la casa. Un pequeño murete de piedra señalaba su perímetro. El aire olía a las flores que en tiestos de terracota se hallaban por todas partes.
-Esto es maravilloso -dijo Miley.
-He pensado que desayunemos aquí fuera -dijo, besándola en la mano.
-Sí. Es perfecto.
Desayunaron en una mesa de cristal protegida del sol por una sombrilla. Sally se había ido al mercado, pero antes les había dejado preparada la comida: huevos revueltos, beicon y tortillas de maíz.
-¿Dónde estamos? -preguntó Miley.
-En Los Andes, en una zona llamada Cordillera Oriental.
-Es como estar en la cima del mundo.
-La gente de aquí lo llama Cachalú, la Tierra del Cielo.
-¿Y es todo tuyo?
-No todo, pero sí una buena parte -dijo, casi riendo.
-Pero tú eres norteamericano.
Su gesto se entristeció.
-Pasé una temporada aquí hace bastante tiempo.
-¿Aquí? ¿En esta casa?
Negó con la cabeza.
-En el país. Aquí pasé un par de días, por negocios. Otra persona era la dueña.
-¿Un amigo?
-Sólo alguien a quien conocía. No exactamente lo que llamaría un amigo -hizo una pausa-. Un tipo al que conocí por el trabajo.
-Pensaba que habías sido soldado.
-Lo fui -lo último que quedaba de su sonrisa desapareció-. Es una vieja historia.
-Nick, lo siento, no quería entrometerme.
Buscó la mano de ella y enlazó los dedos con los suyos.
-No, nena. Yo soy el único que lo siente. Lo que pasa es que el tiempo que pasé aquí no fue... No soy mucho de revivir el pasado, ¿sabes? -volvió a sonreír de un modo forzado-. Además, ¿por qué íbamos a hablar sobre mí pudiendo hablar de ti?
No podían hablar sobre ella. Él haría preguntas, y ella no daría respuestas. No hasta que no supiera con total certeza por qué había ido a buscarla. Y si su corazonada era cierta, si Nick no sabía la verdad sobre Liam, contarle demasiado podría ponerle a él también en peligro.
-No hay mucho de qué hablar -dijo ella con una sonrisa rápida.
Nick se llevó su mano a los labios.
-Apuesto a que sí. ¿Cuál es tu helado favorito? ¿Te gusta el fútbol? ¿Entiendes una sola palabra de lo que dice Bob Dylan? ¿Qué te parece Mahler?
-¿Mahler? -preguntó ella, levantando las cejas.
-Sí. ¿Demasiado... o no suficiente?
Miley se echó a reír.
-Chocolate -dijo ella-. Sí, no, demasiado.
Nick sonrió.
-Una mujer que sabe lo que quiere, eso es lo que me gusta.
-¿Y tú?
-Fresa. Sí, no...
-Me refiero a ¿por qué Liam te contrató para perseguirme?
No había querido preguntar eso, las palabras se le habían agolpado en la boca. Parpadeó y vio cómo la sonrisa de Nick se evaporaba.
-Nick, no quería...
-Está bien. Directa al grano. Diablos, ¿por qué no? -apretó la mandíbula-. Por ejemplo, ¿qué te hizo venir a Colombia?
Lo miró fijamente. Tenía la verdad en la punta de la lengua. Deseaba decírsela. Explicarle que un día era secretaria y, al siguiente, una agencia sin nombre la había convertido en espía.
-Es una pregunta sencilla, nena. ¿Qué te parece responderla?
Nick seguía sonriendo, pero el gesto de sus ojos indicaba que la estaba analizando. Muy bien. Diría la verdad... hasta donde pudiera.
-Fue... una... Era secretaria en Washington. Entonces mi jefe me dijo que había una plaza en Cartagena y me preguntó si estaría interesada.
-Y tú dijiste que claro, y ya está.
-Sí. Así fue.
-¿Habías pedido un traslado?
-Bueno, no.
-¿Hablas español con fluidez?
-No, con fluidez, no, pero...
-Pero, zas, tu jefe decide enviarte a Cartagena, ¿verdad?
Sus dedos seguían unidos a los de Nick. Quería soltarse. Se sentía mal teniendo sus manos unidas mientras la mirada y la voz de él se habían convertido en las de un extraño.
-No utilices ese tono conmigo -dijo con suavidad.
-Estoy tratando de entender las cosas. Quiero decir... demonios, es como si fueras Dorothy y te agarrara el tornado, ¿sabes? El viejo: «creo que esto no es Kansas, Toto». Washington un día, Cartagena al siguiente. Como asistente personal de Hamilton -su tono se endureció-. Viviendo en ese enorme y caro mausoleo de las colinas.
-Había trabajado antes para Liam, cuando estaba destinado en Washington.
-Así que no fue una casualidad. Hamilton hizo una petición especial. Pidió a Washington que te enviaran.
-Nadie me envió a Liam.
-No le demos más vueltas, ¿de acuerdo? Hamilton te solicitó.
Miley soltó la mano.
-¿Eso es todo?
-No es nada más que una conversación amistosa. Sólo estoy tratando de averiguar cómo una mujer establecida en Washington termina en un trabajo fantástico en Latinoamérica.
-¿Un trabajo fantástico? -soltó una carcajada-. ¿Recuerdas lo que me dijiste de Colombia? Es hermosa, pero terriblemente peligrosa.
-El mayor problema en una ciudad costera como Cartagena es decidir dónde vas a ir a bailar esa noche.
Miley empujó su silla y se puso de pie. Nick hizo lo mismo.
-¿Adónde vas? -dijo con frialdad.
-Te he dicho que no me gusta tu tono.
-Y a mí no me gusta la gente que se cree que puede largarse y dejarme plantado.
Miley se dio la vuelta y fue hacia la casa. El fue tras ella, la agarró de los hombros y le dio la vuelta. 
holap chicas...
ahwmmmm
8 seguidores... waoooo
jejejeje se que muchos diran esta niña esta loca apenas son 8 pero mmm para mi es bastante.... bueno como sabran las noves no las escribo iop simplemente las adapto ahh.... 
me encantan muchos libros y pos son fantaticos y como tal los comparto con ustedes y
sobre me imagino que en cada uno de ellos los protagonistas son nick y miley o joe y demi... jejeje asi que de veras me alegro que les guste
bueno este capi se lo voy a dedicar a anita aguilar cyrus... jejeje me encanta su blog...
bueno me voy tengo clases y mis amigos me van a matar si no llego rapido... jejeje

3 comentarios:

  1. awn thank you so much girl!! :D I ♥ your blog too!! :D y amee el cap.! :D en serio... es qe son taaaaaaaaan lindos juntos!! *-* #LoveNiley ♥ tQ =)

    ResponderEliminar
  2. quedó perfecto
    es encantadora sua historia
    siguela prontoooo
    xxoxoxoox =)

    ResponderEliminar
  3. WOW!! amo tu blog!!
    y amo esa nove!! jeje en serio la adoro!
    espero estes super!!
    kuidathe
    bye

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..