viernes, 11 de marzo de 2011

Novela Niley 13 - Cerca del Paraiso 13


—Y te has metido en esta historia sin pensar y ahora estás enfadada—le dijo él—. Si te sirve de consuelo, a mí me ha pasado lo mismo. Normal­mente, me pienso mucho las cosas. Esto se me ha escapado de las manos.
 —Eso era lo que me imaginaba.
Él le tocó la boca con la punta de los dedos.
—Estabas esperando a tu noche de bodas, ¿verdad? Ella asintió con tristeza.
—Me imagino que querrás niños, un hogar, un lugar al que pertenecer.
—Sí.
Él le acarició el labio con el dedo.
—¿Me querrías a mí?
Ella abrió la boca.
¡Oh, sí!
—Nunca me ha querido nadie mucho tiempo—dijo como ausente—. Por mi dinero, sí, y para una aventura. Pero no para siempre; para casarse y tener hijos.
—¿Porqué no?—preguntó ella sorprendida.
—Quizá me gustaba el tipo de mujer equivoca­do.
—¿Qué tipo?
—Mujeres hermosas con piernas largas y ningún escrúpulo—dijo él con sencillez—. Modelos, bailari­nas e, incluso, alguna actriz. Mujeres a las que les gus­tan los coches caros y el dinero fácil. Y los regalos.
—Chicas piratas—dijo ella, intentando que no se notara que estaba celosa.
Él la miró fascinado.
—¡Estás celosa!
—¿Por qué iba a estar celosa de la belleza y del talento? Yo soy espectacular y tengo mucho...
—Para mí eres preciosa—la interrumpió él—. Y la costura es una cualidad que yo realmente admiro. Además, tú eres guapa por fuera y por dentro.
Ella lo miró suspicaz.
—¿No me estarás diciendo eso porque te sientes culpable?
—Para mí la sinceridad es lo más importante—le dijo sintiéndose culpable porque, en aquel mo­mento, estaba metido en la mentira más grande de su vida y no podía decírselo.

DEL hotel les enviaron la cena en una furgo­neta. Compartieron un cóctel de gambas, fi­lete y ensalada y una botella de champán. Nick la hizo quedarse en el dormitorio cuando llegó la comida porque no quería que nadie la vie­ra.
—No es que me avergüence de ti—le dijo cuan­do se sentaron a la mesa—. Pero no quiero que se entere tu gente.
—Especialmente Leticia—convino ella. Mientras comían, el teléfono móvil de él sonó. Él estuvo un rato escuchando.
—No—dijo cortante—. No puedo. Hoy, no—miró a Miley  pensativo—. Eso ha sido culpa tuya, no mía. ¿Cuánto tiempo vas a quedarte en Miami? ¿Hasta finales de la semana? De acuerdo, llámame cuando regreses. Hasta entonces. He dicho que has­ta entonces—y colgó.
Inmediatamente marcó un número.
—¿Big Rob? Escucha, no quiero más llamadas por hoy. Encárgate de todo—escuchó un momento—. Diles que estoy ocupado hasta mañana—esperó un rato—. No es asunto tuyo. Haz lo que te he dicho. Vale, gracias.
Dejó el teléfono a un lado y se sirvió un trozo de tarta de chocolate.
—¿No te gusta el chocolate?—preguntó.
—A veces me da dolor de cabeza—dijo ella—. No quiero estropear el día de mañana.
El sonrió y se dedicó al pastel.
A él le gustaba dormir con la ventana abierta. Ella estaba acurrucada en sus brazos en una cama enorme y pensó en lo difícil que le iba a resultar ex­plicarle aquello a Leticia.
Después, se concentró en el calor de aquel cuer­po grande junto al de ella y recordó la intimidad que había compartido con él y ya nada le importó. Cos­tara lo que costara, aquélla era la primera vez que se sentía feliz en toda su vida. Sintió que él movía un brazo y la atrapaba contra él, ofreciéndole calor y protección.
—No me dejes—susurró, medio dormido—. No me dejes nunca.
—No te dejaré—le susurró ella—. Te lo prometo.
Dejó escapar un suspiro. Si Tish llamaba al ho­tel, los de recepción le dirían que se había quedado a dormir en casa de Karen y ella les diría lo mismo. Era una coartada perfecta. No le importó que aqué­lla fuera la primera vez que le mentía a Tish; pero aquélla era la primera vez de muchas cosas. Ya era una mujer adulta y podía tomar sus propias decisio­nes. Quizá estaba completamente equivocada en aquella ocasión, pero nunca en la vida había desea­do algo tanto como deseaba estar con Nick.
Una vocecilla interior le advirtió de que algunas cosas al final resultaban realmente caras. Ella se negó a escuchar. Lo único que importaba era el ma­ravilloso sentimiento de pertenecer a alguien, de... amar. Dejó escapar un suspiro y se quedó dormida.
A la mañana siguiente, Miley  estaba vestida, es­perando en el salón cuando la dueña de la boutique llegó. Una mujer de piel morena y con unos vivaces ojos marrones entró cargada de cajas.
—Hola, Bibbi—la saludó Nick—. Te presen­to a Miley .
—Hola—saludó ella—. He traído de todo—le dijo a Miley , dejando las cajas encima de una mesa.
—Echa un vistazo y elige lo que quieras—le dijo él.
—¿Aceptas tarjetas de crédito?—le preguntó Miley  a Bibbi.
Bibbi la miró perpleja.
—Yo pago—dijo Nick.
—No, gracias—dijo Miley  con contundencia, sonriéndole a Bibbi—. Tengo una magnífica tarjeta de crédito.
Bibbi le dedicó a Nick una mirada cargada de sentido.
—Una mujer con principios—dijo—. Una nove­dad en tu vida, primo—añadió con malicia—. Sí, acepto tarjetas de crédito y, además, estás de suerte porque estamos de rebajas. Todo esto tiene el treinta por ciento de descuento.
—¡Vaya!—exclamó Miley  y se puso a buscar entre las cajas.
Una hora después, Bibbi se marchó con su mer­cancía.
—Vas a ponerte difícil, ¿verdad?—le preguntó Nick a Miley.
—Si te refieres a lo de no dejar que me compres cosas, por supuesto. ¿Pensabas que tendrías que pa­garme por lo de anoche?
—Es a lo que estoy acostumbrado.
—Pues conmigo, no te hace falta. A mí me gustó lo que pasó. No lo hice para ganar nada; no soy de ese tipo de mujer. Nick.
—Perdona—se disculpó él.
Ella lo miró a los ojos.
—No importa. La verdad es que no nos conoce­mos mucho y presuponemos cosas.


chicas espero que les guste.... 
les agradezco a todas por los comentarios de los capitulos anteriores ya que llegaron a 10.... cuando revise estab waooo son 10 y despues no paraba de reir de los feliz que estaba..... aqui les dejo otro capi de niley y ps les queria agradecer a las chicas que hacen estas imagenes porque nos haen ver los lindos que nick y miley se ven juntos ademas de que nos hacen amar mas niley...
las imagenes les quedan super cheveres.....


que diosito derrame muchas bendiciones en las zonas afectadas por los desatres naturales ocurridos en las ultimas horas....
una oracion para las familias afectadas....

7 comentarios:

  1. Me encanto el capitulo
    No pares de escribir!
    Dime como esta todo por allá!
    Espero tu respuesta
    Rochi!

    ResponderEliminar
  2. Awww que hermoso quiero yaa el proximo!!

    ResponderEliminar
  3. aaahh!!!
    mee encaantooo
    muuy liindoo

    ResponderEliminar
  4. lindo...........siguelo pronto......0 )

    ResponderEliminar
  5. me encanto.... super ,siguela porfaaaaaaa

    ResponderEliminar
  6. me encantoooooooo♥
    el siguiente pronto
    =D

    ResponderEliminar
  7. Me encantoooo!!
    jejejeje
    Asi se hace Miley!! jejeje me encanto el final sobre todo cuando Miley no deja que Nick le page la ropa!!
    sube pronto el siguiente!! sii!?

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..