martes, 15 de marzo de 2011

Novela Niley 17 - Cerca del Paraiso


Él la acarició por encima del vestido playero y se apretó contra ella. Olía a flores y sintió que se le aceleraba el pulso. Iba a pasar mucho tiempo hasta que se volvieran a ver.
Ella le acarició el pecho y él se desabrochó la ca­misa para permitirle mejor acceso. Miley introdujo sus dedos por los suaves rizos de su torso y se incli­nó para besarle el cuello. Al sentir que él temblaba con su caricia se sintió muy orgullosa.
—Ahora me toca a mí—le dijo él mientras le desabrochaba el vestido.
Después se apretó contra ella para sentir su piel.
Miley lo rodeó con los brazos, encantada de estar tan cerca de él. Deseaba unirse a su cuerpo, allí, bajo la luz de la luna, escuchando cómo las olas chocaban contra la playa.
Él se tumbó encima de ella y con la rodilla se hizo un hueco entre sus muslos. Ella abrió las pier­nas y le dejó sitio.
—Cuánto te deseo, Miley. Pero no... no podemos—murmuró él.
—¿Por qué no?—preguntó ella mientras tímida­mente deslizaba una mano entre ellos para tocarlo.
La fuerza de su erección la sobrecogió. Iba a re­tirar la mano, pero él se lo impidió.
—Eso es—gimió él—. Así, así...
Se desabrochó el pantalón y, en unos segundos, la mano de ella estaba rozando su piel suave y sedo­sa.
Ella siguió sus instrucciones y fue perdiendo ti­midez y cobrando confianza. Después, él se abando­nó a la necesidad y se convulsionó violentamente en las manos de ella.
—Ahora no puedo parar—gruñó él.
Le quitó el vestido y la ropa interior con suavi­dad y experiencia. Después, su propia ropa cayó al suelo junto a la de ella.
Mientras la penetraba con una pasión febril, le­vantó la cara para ver la expresión de ella al aceptar­lo.
—Nick—gimió ella, sobrecogida y encantada al mismo tiempo.
Él volvió a moverse sin dejar de mirarla.
—Va a ser pura magia.
Ella no apartó los ojos de los de él mientras se movían juntos sobre el sofá, mientras los ruidos de la piel y de la tela crecían, como sus respiraciones, a la cálida luz de la luna.
Los movimientos rítmicos la hicieron perder el control. Primero, sintió que se abandonaba a la cari­cia; después, su cuerpo se tensó hasta que, de mane­ra sorprendente, una oleada que no pudo controlar se apoderó de ella y la hizo temblar y gritar de ma­nera casi inhumana mientras llegaba al clímax una vez detrás de otra.
Él la dejó acabar, dejó que se saciara hasta el fi­nal antes de apretar el ritmo y empujar con más fuerza y más adentro y más rápidamente hasta al­canzar su orgasmo. Su voz sonó desgarradora en medio de la noche mientras se convulsionaba sobre ella.
Después, se quedaron apretados el uno contra el otro, sin moverse, empapados en sudor y con las respiraciones entrecortadas.
—Cada vez es mejor—susurró ella mientras le besaba el cuello.
—Cada vez es más peligroso—dijo él con la voz aún ronca—. Miley, no he utilizado nada. Pero no quiero que te quedes embarazada, no puede ser.
—¿Tan terrible sería?
El apretó los dientes.
—Para mí, justo ahora, sería el fin del mundo—dijo sin miramientos, rompiendo sus últimas espe­ranzas.
Ella no sabía el peligro en el que estaba metido y no quería tener la debilidad de una mujer embaraza­da a la que sus enemigos pudieran amenazar.
—Ya te lo he dicho antes. No quiero hijos. Miley. No por el momento.
MILEY se apretó contra él y ocultó la cara y la angustia que sentía en su cuello.
—Sé que no quieres oír eso—le dijo él con dulzura—. Lo siento, pero hay cosas que ahora no puedes saber. No podemos arriesgamos más.
—Entiendo—dijo ella.
—No, no entiendes, preciosa—dijo él—. Pero no importa—se deslizó hacia un lado—. Estoy loco por ti—le susurró—. Esa es la verdad.
—Yo también estoy loca por ti, Nick—susu­rró ella—. Nunca voy a volver a sentir algo así por nadie.
—Más te vale—gruñó él, fingiendo enfado. Después la besó con ternura—. Vamos a vestirnos. Tengo que llevarte a casa temprano.
Cuando estuvieron vestidos, el llamó a un taxi.
—Escucha—le dijo junto a la puerta mientras esperaban a que llegara el coche que iba a recoger­la—, no pienses en ningún momento que te he deja­do. Tengo que mantenerte alejada un tiempo; pero no tienes que preocuparte ni sentirte rechazada. ¿De ácuerdo?
Ella estaba preocupada y se notaba.
—¿Ni siquiera puedo llamarte por teléfono?
—No hasta que yo te llame. ¿Entendido?—la agarró por los hombros, con fuerza—. No quiero que nadie te asocie conmigo hasta que todo esto pase. Promételo.
—Te lo prometo.
—Me estás mirando como si yo te estuviera echando de mi lado, pero no es así—dijo él con un gruñido—. Eres lo mejor que me ha pasado en la vida y no voy a dejarte ir. Así que recuerda lo que te estoy diciendo: me importas muchísimo.
Ella asintió con la cabeza.
—No le digas a tu hermana ni a Billy nada so­bre lo nuestro.
—No me atrevería—confesó ella.
Él la miró preocupado.
—Tenemos un futuro, juntos, te lo prometo.
Ella dejó escapar un suspiro.
—De acuerdo. De momento, me conformaré con los recuerdos.
Él le pasó un dedo por la mejilla.
—Yo haré lo mismo—se inclinó sobre ella y la besó. Era pura inocencia—. No hay nadie como tú en toda la tierra y eres mía.
Ella sonrió.
—Y tú mío.
Él la besó con pasión hasta que el sonido de un claxon atrajo su atención.
—¿No puedo enviarte una nota? El la miró.
—Ni notas, ni llamadas, ni me saludes en la ca­lle. Sólo me has visto el día que te salvé de Liam. Por cierto, mantente alejada de él—añadió con fir­meza—. Ese hombre significa problemas.
Él la acompañó hasta el taxi y le sujetó la puerta para que entrara.
—John—le dijo al taxista mientras le daba un billete de cien dólares—. No me has visto en la vida. Has recogido a la señorita Cyrus en casa de Karen Bainbridge, ¿entendido?
—Entendido, señor Jonas—dijo el hombre con una sonrisa.
Nick se quedó mirando al taxi mientras se ale­jaba. En unas horas iba a meterse en un lío que no le apetecía demasiado; pero comparado con perder a Miley, aunque sólo fuera temporalmente, no le preo­cupaba nada.


chicas.......
les cuento que hoy vi a dos chicos que salieron conmigo antes..... :-(  a uno en la u y al otro camino a casa.....
yo estaba como 0_0 
no puede ser.........
ahhhhhhhhhhhh
alguna ves le a pasado....
estas imagenes me encantaron.....

9 comentarios:

  1. me encantoooooooo y la pic esta genial

    ResponderEliminar
  2. hay que linda, me encanta, super buena...0 ), siguela pronto..0 )

    ResponderEliminar
  3. otro??
    siii! otro pliiis!
    te ahorco si no me kitas la desesperacion pronto katty!!
    :)
    kuidathe linda!
    bye

    ResponderEliminar
  4. me encantooo
    jejeje yo tambien quiero otro!! jejeje
    yo ayudo a Aracely jejeje

    ResponderEliminar
  5. me encanta.... sube pronto si ?
    : )
    Bye

    ResponderEliminar
  6. hello!!! Girl me encantaron los caps quiero leer mas, de verdad amo tus noves, un beso enorme cuidate nena byeee

    ResponderEliminar
  7. mee encaantoo
    tee quedoo
    supeerr
    geneaal
    muuy liindisimoooo
    espero pronto
    el proxiiimoo

    ResponderEliminar
  8. Me encantó!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!11

    ResponderEliminar
  9. Ame el capitulo!!!
    Miley esta embarazada cierto??
    Lindas fotos!! xD
    No te detengas!! y pasa por mi blog ;P

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..