viernes, 18 de marzo de 2011

Novela Niley 20 - Cerca del Paraiso


A Miley le entraron ganas de darse la vuelta y marcharse. Demasiado tarde, Nick giró la cabeza, riéndose de algo que la morena le había dicho, y la vio. La sonrisa desapareció al instante.
Miley sintió que se le encogía el estómago. Que­ría darse la vuelta y echar a correr; pero ya era muy tarde. Nick y la morena iban hacia ellos.
—Hola, señorita Cyrus—dijo él en un tono ca­sual.
—¿Qué tal, señor Jonas?—lo saludó ella.
—¿Os conocéis?—dijo la morena, con mirada suspicaz.
—El señor Jonas me salvó de las garras de un cliente borracho hace un mes—dijo ella.
—Qué lugar tan agradable—intervino Dunagan, con una sonrisa—. ¿Hay alguna barra?
—Hay tres—dijo la morena recorriéndolo con la mirada.
—¿En serio? ¿Le importaría mostrarme el cami­no?
—Ve con él—le dijo Nick solícito. La mujer asintió.
—Espérame aquí—le dijo Dunagan a Miley. Ella accedió con una sonrisa.
En cuanto los otros se alejaron un poco, Nick explotó.
—¿Qué diablos haces aquí? ¿No te dije que no te acercaras a mí?
—No te enfades tanto—le dijo ella, entregándo­le el sobre que le había dado Billy.
Nick lo abrió y leyó la nota. Después se la metió en el bolsillo.
—¿Qué sabes tú de esto?—le preguntó él.
—Nada. Billy...
Él no la dejó acabar.
—Lárgate de aquí—le dijo con frialdad—. Y no vuelvas nunca.
—¿Es por esa mujer?—se atrevió a preguntar ella.
—Sí. Estoy comprometido con ella. Estábamos enfadados cuando tú apareciste; pero ahora hemos vuelto. Así que, no quiero volver a verte.
Ella lo miró entre sorprendida, molesta y triste. ¿Qué iba a hacer ahora? Estaba embarazada de un hombre que le había dicho que la adoraba y que ahora la echaba de su lado como si fuera una apesta­da.
—¿La quieres?—insistió ella.
—Con todo mi corazón—dijo él con franque­za—. ¿Qué te habías creído? A mí me gustan las mujeres sofisticadas; todo lo contrario de lo que tú eres. ¿Siempre te crees todo lo que te dicen los hombres?
—Nunca más—dijo ella con una sonrisa forza­da—. Tenían razón sobre ti.
—No lo dudes.
Ella se giró con piernas temblorosas y vio a Du­nagan.
—¿Has traído patatas?
—Sí.
La morena fue inmediatamente a agarrarse del brazo de Nick.
—Encantada de saludarle, señor Jonas—dijo Miley con una sonrisa mientras se agarraba del brazo de Dunagan.
—Que se diviertan—se despidió él.
—Gracias—se despidió Dunagan y se giró hacia las mesas con Miley.
Dunagan se paró a saludar a alguien y Miley aprovechó para tomar aliento y recomponerse. Nun­ca se habría imaginado que Nick iba a tratarla con tanto desprecio.
Se llevó un pañuelo a los ojos húmedos y al apartarlo, se fijó en un hombre pequeño y siniestro, de grandes orejas. Sus lóbulos eran tan raros que casi no ve la pistola que estaba sacando de la cha­queta. Estaba mirando directamente a Nick.
Sin pensar en el peligro, se giró y caminó hacia el hombre, chocándose con él para hacerle perder el equilibrio.
El hombre soltó un juramento, guardó la pistola y desapareció de su vista en un par de segundos.
El corazón de Miley latía a toda velocidad cuan­do se unió a Dunagan.
—¿Lo has visto?
—¿Si he visto qué?
—Había un hombre apuntando con una pistola a Nick. Estaba a punto de disparar cuando me cho­qué con él y le hice perder el equilibrio.
Dunagan apretó los dientes.
—¿Adónde ha ido?
—No lo sé.
—¿Se dio cuenta de que habías visto la pistola?
—No creo. ¿Puedes explicarme qué está pasando aquí?
En aquel momento llegó Big Rob. Por su cara, de­bía de haberlo visto todo a través de sus cámaras.
—¿Le has visto la cara, Miley?
—Sí. ¿Tú no?
—No. Estaba justo entre dos cámaras; pero sí vi el brillo de la pistola. Creo que Nick no se ha per­catado de nada. ¿Os importa venir conmigo?
Se dirigió hacia la oficina y Miley logró seguirlo sin mirar hacia Nick.
—¿Puedes describírmelo?
—Sí, claro. Era bajo, moreno, corriente: pero te­nía unos lóbulos muy extraños.
—¿Lo reconocerías si lo volvieras a ver?
—Sí—dijo ella, totalmente segura. Big Rob miró fijamente a Miley.
—Volverá a intentarlo. Necesito que te quedes por aquí, con los ojos bien abiertos. Te pondré un micrófono oculto para que me avises en cuanto lo veas­
—De... de acuerdo—tartamudeó ella.
—No me separaré de ti—la tranquilizó Duna­gan.
—¿Estás armado?
Dunagan se abrió la chaqueta y le dejó ver la pis­tola.
Miley se quedó sin palabras. Sintió el peligro y tuvo miedo: más por Nick que por ella. A pesar de cómo la había tratado esa noche, sabía que no podría vivir si a él le pasaba algo.
Big Rob le colocó un pequeño cable por dentro del vestido.
—Sólo tienes que decir dónde está y yo iré a por él.
Miley logró sonreír.
—Mantén los ojos bien abiertos y ten cuidado—añadió—. Si ese tipo es un asesino a sueldo, no du­dará en disparar a cualquiera que se interponga en su camino.
—¿No han perdido el tiempo, verdad?—le dijo Dunagan a Big Rob.
—Ni un segundo—asintió Big Rob.
Miley miró de uno a otro, totalmente confundida. Parecía que todo el mundo, menos ella, sabía lo que estaba pasando.
—Ya estás lista—le dijo Big Rob.
Entonces Miley se dio cuenta de que Dunagan también tenía un micrófono.
—¿Nick sabe que quieren matarlo?
—Si le entregaste la nota, sí—respondió Duna­gan.
Ella contuvo el aliento. Aquello explicaba su ex­presión y su insistencia para que se marchara. Por eso había sido tan grosero con ella: ¡la había estado protegiendo!
—Pero no vio al asesino, ¿verdad?
—No estoy segura; pero no lo vi mirar en nues­tra dirección ni un momento.
—Vamos—la urgió Dunagan—. Volvamos aba­jo.
Miley caminó a su lado y al llegar al salón, sintió que perdía fuerzas. Al ver a Nick con la morena volvió a tener dudas. No parecía que estuviera fin­giendo, pues la miraba con una sonrisa posesiva mientras la sujetaba por la cadera. Miley respiró hondo y se tocó el vientre. Tenía que hacerlo, aun­que sólo fuera por su hijo. No podía volverse atrás, ella era la única que le había visto la cara al asesino.
Miró a su alrededor, fijándose en todas las caras menos en la de Nick. Dunagan la llevó hacia una de las máquinas tragaperras, justo debajo de donde Nick estaba. y le dio un puñado de monedas.
—Juega un rato; pero no olvides mantener los ojos bien abiertos.
Desde allí tenía muy buena vista de Nick, que estaba justo encima de ella en la escalera entre el primer y el segundo piso. Él no se había movido. Obviamente, Big Rob no había hablado con él. Allí donde estaba presentaba muy buen blanco; pero también era fácil ver a cualquiera que se le acercara. Miley sintió el peso de la responsabilidad: ella tenía que ver al hombre a tiempo.
No tardó mucho en ver al asesino.
—¡Dios mío!—Es él!—exclamó.
Big Rob y Dunagan corrieron desde diferentes di­recciones intentando llegar a tiempo. Pero ella esta­ba más cerca y llegó antes. Corrió escaleras arriba a toda velocidad justo cuando el hombre volvía a apuntar a Nick.
Miley se echó sobre él, empujándolo en el mismo instante en el que apretaba el gatillo. El hombre la empujó con todas sus fuerzas y ella cayó por encima de la barandilla al suelo. El golpe fue terrible y ella sintió como si el cuerpo se le rompiera en dos. El dolor era tan fuerte que perdió el conocimiento.
Mientras tanto, Nick estaba luchando con el hombre cuando los dos cayeron por encima de la barandilla. El hombre pequeño giró sobre sí y se puso de pie, pero, entonces, Big Rob y Dunagan lo agarraron y le pusieron unas esposas antes de que pudiera darse cuenta.
Nick, al igual que Miley, había perdido el co­nocimiento.
—Llamad a una ambulancia—gruñó Dunagan al micrófono.
La gente rodeó a Miley y a Nick horrorizada, especulando sobre lo que podía haber sucedido. La morena estaba sobre Nick, llorando histérica, cuando las sirenas de las ambulancias se oyeron afuera.


chicas...... ahhhhhhhhhh mi amiga se casa hoy....
jejeje
karina ps si si fui al concierto de los jonas en quito...
ahhhh 
casi me muero jejejeje
son tan lindos...
todo el concierto fue genial....
ahhhhhhhhh los amoooooooooooooooooooooooo
jijijiji
y ps sip iop con todo todo todo mi corazon deseo que niley regrese en serio que seria genial....
ademas vamos ellos se aman.... verdad chicas....
ahhhh moriiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii...............


chicas que creen que pasara con nick y miley....
????????????????????????

6 comentarios:

  1. dios que Nick y Miley esten bien
    que no pierda el bebeeeeeee!!
    quien sera esa chica??
    puff aunque quisiera protegerla no tenia derecho a tratarla asi!
    me encanto
    sube el siguiente
    jejejeje

    ResponderEliminar
  2. Wow me encanto!!
    Que suspenso y que tension!!
    Me estoy comiendo las uñas jajaj!
    Siguela por fas! Sigueme en twitter @PashaFraguas!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. O.M.G :0
    me encaantoo
    tee quedoo
    geneall
    aaay muero de saber que pasara

    ResponderEliminar
  4. me encantooooooooooooooo ahahahahahahahahahaha
    ojala miley no pierda a el bebe.

    ResponderEliminar
  5. k regresen! :)
    seria mi sueño hecho realidad jaja!
    aaah ya kiiero el siguiente jeje!
    kuidate
    TKM
    bye

    ResponderEliminar
  6. muy linda la novela, no puedo esperar al proximo cap.......felicitaciones.........super buena...0 )
    Siguela pronto.........0 ).....0 )

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..