miércoles, 23 de marzo de 2011

Novela Niley 25 - Cerca del Paraiso


Pero él se acercó a su mesa para hablar con ellos. Miró a Miley de pasada, como si fuera un objeto más. A Billy lo miró sonriente y los invitó a que vieran su colección de orquídeas al día siguiente.
—Nos encantaría—le dijo Billy inmediata­mente.
Cloe gruñó.
—Pero si mañana íbamos a salir...
—Si tú quieres, puedes salir; yo no—le dijo Nick—. ¿Os parece bien a las once?—les pre­guntó a Tish y a Billy. No miró a Miley ni una vez más y se dirigió hacia su mesa. Miley deseó que se la tragara la tierra.
Nick tenía una gran colección de orquídeas en el enorme invernadero que había al lado de la casa. Les estuvo mostrando sus flores y les explicó todo lo que sabía sobre aquellas plantas tan exóticas.
Mientras Billy y Tish se entretenían con algu­nos ejemplares curiosos, Miley se encontró un mo­mento a solas con él. Ella llevaba un vestido vera­niego blanco y sandalias también blancas. El pelo lo llevaba suelto. Todavía estaba un poco pálida.
—Parece que se está recuperando bien—le dijo él, sintiéndose incómodo con ella.
—Usted también—respondió ella con educa­ción—. Sus orquídeas son...
—¿Quién eres?—le preguntó él, con voz ronca, tuteándola de repente—. No te conozco, pero me in­comoda mirarte ¿por qué?
Ella lo miró a los ojos, sentía que se le partía el corazón al pensar que quizá nunca recordara lo que había pasado entre ellos.
—Sólo éramos conocidos—le mintió ella—. Nada más.
—Ya lo sé—respondió él irritado—. Tú no eres mi tipo de mujer en absoluto. No eres sofisti­cada ni especialmente bonita. Estás muy delgada y ni siquiera vistes como a mí me gusta. Nunca ha­bría tenido nada contigo—admitió enfadado—. Pero sé que nos conocíamos. ¿Tenías algo que ver con el casino?
Ella se sentía como si le hubiera pisoteado el co­razón. No lo podía haber dicho más claro.
Ella bajó los ojos hacia una orquídea.
—No—respondió—. No me gusta el juego. Él suspiró enfadado.
—¿Por qué haces eso?
—¿Hacer qué?—exclamó ella, mirándolo.
—Mirarme como si te estuviera matando—soltó él.
Ella se obligó a reír.
—Qué tontería. Me lo estoy pasando muy bien admirando las orquídeas. ¿De qué tipo es ésta?—añadió señalando a una de ellas.
Él dudó si seguir con el tema o dejarlo pasar; al final, optó por lo segundo. Se acercó a ella para dar­le una explicación sobre la flor y la tensión explotó entre ellos. Se giró hacia ella y vio cómo su pecho subía y bajaba acelerado. Sintió que una corriente eléctrica crecía entre ellos y notó su calor.
Apretó la mandíbula y sus ojos cafés se encon­traron con los verdes de ella. El separó los labios para tomar aliento. Después, sin poder evitarlo, le pasó una mano por la mejilla. El calor explotó den­tro de él y lo inundó.
Miley también lo sintió; pero ya había tenido bas­tante. Se alejó de él y volvió al lado de su hermana.
Nick se quedó mirándola con el ceño frunci­do, sintiendo que había estado a punto de descubrir algo. Pero todo se quedó en el aire, atormentándolo. Ahora estaba seguro de que ella había significado algo para él en el pasado, podía sentirlo. ¿Qué ha­bría sido? ¿Un entretenimiento? ¿Por qué se habría sentido él atraído por una mujer tan simple? Debía de ser la contusión que todavía le afectaba, decidió finalmente.
Durante el resto de la visita, ignoró a Miley, odiando las sensaciones que ella había despertado en él. Les enseñó un estanque de peces de colores que estaba construyendo y mientras ellas daban una vuelta por los jardines, él encontró un momento para hablar con Billy a solas de Deluca.
Después, llegó el momento de partir. Mientras Billy abría la puerta para que Tish entrara en el taxi, Nick dudó un instante al lado de Miley.
—Perdiste a tu hijo por salvarme la vida—dijo con tristeza.
A ella se le llenaron los ojos de lágrimas.
—Las desgracias pasan—dijo, intentando que no se notara lo mal que se sentía por estar a su lado, intentando mostrar indiferencia hacia él cuando, en realidad, lo amaba tanto.
—¿Querías a ese hijo, verdad?
Ella asintió con la cabeza, sin poder hablar.
—¿Por qué corriste el riesgo?
Ella no pudo mirarlo a la cara.
—Fue un impulso. Vi el arma en la mano del hombre y reaccioné.
—¡Y a qué precio!
Ella se obligó a mirarlo. Parecía atormentado. Ella sintió que lo adoraba. Era un sentimiento tan fuerte que no podía ocultarlo.
El quería recordar pero sólo había oscuridad.
—Dime...—le dijo él sin aliento.
—Hablar del pasado no le ayuda a nadie. Toda­vía está vivo, señor Jonas. Lo demás...—tomó aliento—. Yo creo en Dios y pienso que el niño no estaba de nacer. Tengo que aceptarlo y vivir con ello.
Él la miró a los ojos.
—No sé por qué me duele tanto mirarte—dijo sin aliento.
Ella apartó los ojos y se dirigió hacia el coche; ya no podía resistirlo más. Había dejado claro que no sentía nada por ella, sólo tristeza. Además, ya es­taba comprometido con otra.
—Adiós, señor Jonas—le dijo sintiendo que el corazón se le partía en dos—. Espero que la vida le trate mejor de lo que me ha tratado a mí.
Entró en el coche y lo miró a través de la venta­nilla. Le sorprendió ver que parecía enfadado, así que apartó los ojos y no volvió a mirarlo más.
Él permaneció allí un rato, mirando al coche per­derse en la distancia. El sarcasmo de ella le había molestado; pero, ¿por qué se sentía como si le aca­baran de cortar un brazo?

chicas avisenme si quieren marathon.... y de que nove... aunq todas tres estan en sus ultimos capitulos...
este capi dedicado a valee..... me encanta tu nove... 
:-)

4 comentarios:

  1. yo quiero maratón de esta novela me gusta mucho

    ResponderEliminar
  2. me encantooooooooooooooo
    y si quiero maraton de esta nove :)

    te cuidas, besitos:)

    ResponderEliminar
  3. Ay gracias por dedicarme el cap. y me alegro q te guste mi nove... ya sabes q yo no me pierdo la tuya, y si has un maraton porfa... dee... cerca del paraiso, me gusta un poco mas esta nove, por eso siempre comento en esta... jajaja bye cuidate me alegro el dia ya que lucia tam me dedico un cap... bueno... y te tengo una sorpresa subo la nove de Amor Disfrazado de Odio el Dom. la nove entera he... bueno chao... cdt

    ResponderEliminar
  4. que cruel
    a sido Nick
    por favor eso no se dice
    al menos que te caiga mal!
    me encanto
    jejeje

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..