lunes, 11 de abril de 2011

Novela Jemi 14 - Asuntos pendientes


—¿Va mejor? —preguntó Demi.
—Oh, no sabes cuánto ha mejorado.
—¿Cómo está Edward?
Era evidente que el empresario había sido el artífice de ese gran cambio del que hablaba y que la hacía brillar por fuera y por dentro.
—Muy bien —dijo Bella, sonriendo—. Has estado leyendo los periódicos, ¿no?
—Sí —dijo Demi, llevándosela hacia el sofá—. ¿Y cómo iba a seguirles la pista a mis amigos si no?
La sonrisa de Bella se desvaneció al momento y una expresión de culpabilidad cruzó su rostro.
—Oh, cariño, lo siento. Debería haberte llamado, pero todo ha sido una locura y…
—No —Demi le quitó importancia a la preocupación de su amiga. Ella la entendía mejor que nadie—. No te preocupes por eso. Sé exactamente lo que quieres decir. Yo quise llamarte…
Bella frunció el ceño y se mordió el labio inferior, recordando el remolino de locura que se había generado alrededor del escándalo de sus padres.
—Es mejor que no lo hicieras. No era la mejor compañía en esos momentos.
—Lo sé, pero ahora estás aquí, en la casa, así que has arreglado las cosas…
Bella sacudió la cabeza.
—Vine a ver a mi padre —dijo poniendo énfasis en la última palabra.
Paul siempre sería su verdadero padre, por mucho que David fuera su progenitor biológico.
—¿Y tu madre? —preguntó Demi, apretándole la mano.
—Todavía no hemos hablado, pero pronto lo haremos. Tenemos que hacerlo. Es que todavía no tengo claros mis sentimientos. ¿Sabes? Yo quiero a mi madre. Eso no va a cambiar. ¿Pero cómo pudo ocultarme algo así durante tanto tiempo? Sé que tengo que hablar con ella, oír su versión de los hechos —admitió—. Todavía estoy tan confundida sobre todo esto… Ni siquiera sé si hablar con mi madre es lo más adecuado en este momento o… —miró alrededor para controlar al perro—. Cariño, no mordisquees la zapatilla del tío Joe.
Demi miró por detrás del sofá e hizo una mueca. Pero ya era demasiado tarde.
Las zapatillas de diseño de Joe estaban destrozadas.
Sin embargo, le estaba bien empleado por haberlas dejado tiradas en cualquier parte.
—¿Sabes? —dijo Bella, cambiando de tema—. Estoy cansada de hablar y de pensar en mis propios problemas. Cuéntame de ti. ¿Qué te ha hecho volver a esta sombría fortaleza?
Demi pensó que era una muy buena descripción del apartamento de Joe.
—Tu hermano.
Bella parpadeó, perpleja.
—¿En serio? ¿Fue a buscarte y te trajo de vuelta?
—¿Tanto te sorprende?
—¿Estás de broma? —Bella dobló las piernas encima del sofá, se echó a reír y llamó al perro—. Muffin, cariño, al tío Joe no le hará mucha gracia que destroces ese libro —se volvió hacia Demi, todavía sonriente—. ¿El gran Joe Jonas fue detrás de su esposa, la mujer que lo dejó plantado?
—No había una forma mejor de decirlo —comentó Demi, restándole importancia.
—Desde luego que no —repuso Bella—. Era justo lo que necesitaba. Llevarse un buen golpe de la vida. ¡Y parece que ha funcionado! ¡Fue a buscarte! Es algo histórico. Eso es lo que es.
—Bella… —dijo Demi, sonriendo.
—¡Lo digo de verdad! Joe nunca ha ido detrás de ninguna mujer —sacudió la cabeza—. Las mujeres se han arrojado a sus pies desde que era sólo un chaval. Así que el mero hecho de haber ido detrás de ü… Bueno, es increíble. De verdad.
A Demi no le hacía mucha gracia pensar en la legión de mujeres que estaban dispuestas a ocupar su lugar, pero, al mismo tiempo, no podía sino reconocer que Bella tenía razón en ese aspecto.
El había sido quien había ido a buscarla y le había pedido otra oportunidad para su matrimonio.
—Y por suerte accediste a volver con él —dijo Bella—. Ha estado insoportable desde que te fuiste.
—¿En serio? —exclamó Demi, sintiéndose mejor.
Siempre había creído que ella era la única que sufría por la separación.
—Oh, claro que sí. Se puso como loco cuando te fuiste. No podíamos ni acercarnos a él. Incluso su asistente, Megan Carey, lo esquivaba cada vez que podía, y tú ya sabes que Megan es una mujer de armas tomar.
La chispa de esperanza que había empezado a brillar en el corazón de Demi se apagó de inmediato. Ella siempre había querido imaginarle triste, apesadumbrado, pero no. Joe Jonas sólo había sido capaz de sentir rabia.
—Entonces no estaba triste, sino molesto —dijo.
—Las dos cosas. Créeme. Joe no está acostumbrado a perder. En nada. Cuando te fuiste, se llevó una sorpresa tan grande, que sólo fue capaz de sentir rabia durante muchas semanas, y entonces la tristeza le golpeó donde más duele —Bella frunció el ceño al ver lo que estaba haciendo Muffin—. Cariño, no deberías dormir en esa almohada. Creo que es de seda.
Demi miró por encima del hombro y contempló al perrito con malicia. El animal estaba acurrucado sobre una de las horrorosas almohadas marrones de Joe y ya empezaba a mordisquear una esquina.
Demi no hizo nada para impedírselo
—Bueno, sinceramente, Demi, nunca he visto a mi hermano tan… deprimido. Quiero decir que él nunca ha sido especialmente alegre. Dios sabe que no. Pero esta vez las cosas llegaron más lejos. Ya le conoces. El nunca pierde los estribos. Nada le afecta, nada logra romper esa dura coraza de hierro tras la que se esconde. Bueno, por lo menos siempre ha sido así hasta que te marchaste. Creo que realmente pusiste su mundo patas arriba cuando le dejaste abandonado.
—No fue por eso por lo que me fui.
Demi reparó en la gran ironía que había en toda aquella historia. Joe nunca había sabido apreciarla mientras estuvo a su lado y, sin embargo, había empezado a hacerlo en su ausencia.
—Cariño, lo sé —dijo Bella, sonriendo con complicidad—. Crecí con los Jonas, ¿recuerdas? Y aunque los quiero mucho, no estoy ciega. Soy capaz de ver sus defectos, que no son pocos, sobre todo los de tu marido.
De pronto, Demi sintió ganas de defenderle, aunque estuviera de acuerdo con su cuñada.
Sin embargo, por muchos defectos que tuviera, Joe era mucho más hombre que todos los hombres que había conocido en su vida. Y además, era el único hombre al que verdaderamente había amado.
Y por eso merecía la pena Luchar por él.
—Oh, ya sé que es arrogante, testarudo y autosuficiente —dijo Demi—. Pero por debajo de todo eso, creo que es un hombre increíble. De verdad que lo pienso. Sólo tengo que convencerlo de lo mucho que me necesita.
—Tienes razón —dijo Bella, sonriendo—. Sí que te necesita. Desesperadamente. Pero, igual que todos los hombres de este planeta, no es capaz de ver lo que tiene delante de las narices. No obstante, yo tengo fe en ti, Demi. Si hay alguien que pueda atravesar ese escudo de hierro, ésa eres tú. Creo que eres perfecta para él. Sobre todo ahora —añadió, ladeando la cabeza y mirando a Demi con ojos agudos—. Pareces más… segura de ti misma que antes. Parece que sabes lo que quieres.

 la razon de mi depresion, bueno que les voy a decir, crei en el amor otra vez y otra vez me lastimaron y esta vez fue peor que antes, que ingenua yo verdad.... creer en cosas que no existen...

5 comentarios:

  1. OMG QUE LINDO QUE LINDO 0 ) 0 ) I LOVE JEMI 0 )

    ResponderEliminar
  2. ooowww
    supeer liindoooo

    y siento lo de tu deprecion espero que te recupes prontooooo
    ya no estes tristee ya veras
    como.....
    olvide la palabra pero bueno no importa
    lo importante es que tu estes bien
    y si no esta contigooo
    puees veras que encontras a alguien muchoo
    mejorr que esa persona para tii
    no te dejes lastimar por nadie recuerda
    espero y pronto se te pase
    la deprecion y estes super mega alegree como antes
    jeje

    sale poes un beso henormee y un abrazo fuerte
    y recuerda que tienes muchas personas que te quieren
    y te aman muxoooo
    >♥♥♥♥♥

    ResponderEliminar
  3. hooo por dios Katty q te paso??? quien feu el imbecil q te hiso dañoo?? mmm por dio ya veras q cuando se de cuenta q daño a una persona estupenda ya sera tarde... pero q se joda el no te merec... t kiero muuchoo espero charlar contigo perontooo un besooo inmensooo :)

    ResponderEliminar
  4. :( Lo siento Por ti Ojalas Que estes bien :D
    y esta de maraavilla la nove ;)

    ResponderEliminar
  5. sis
    existe
    escuchame no te estoy diciendo que las tipicas cosas que te dicen de "él no era para ti" y esas cosas repetitivas.

    Pero sabes que cuentas conmigo y pues si no sabes mi correo es lucia.zevedo@hotmail.com ahora mismo estoy full con los examenes y no puedo quedar pero si me envias un e-mail pues yo te ayudare en lo que pueda

    Sis, el amor existe y pronto en contraras a alguien que te haga pensar que ese tio era un idiota y te haga preguntar como es que acabaste con él

    te quiero mucho sis!!!
    cuentas conmigo ya lo sabes!!! XD

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..