viernes, 22 de abril de 2011

Novela Jemi 25 - Asuntos pendientes



—¿Inflexible? ¿Implacable? ¿Cruel?
—Coherente —dijo Joe—. O cambias de tema o te vas.
Nick respiró hondo y se encogió de hombros.
—Muy bien. ¿Qué te parece esto? Los planes de boda se nos están yendo de las manos.
—¿Qué? —preguntó Joe, sorprendido. —Es como planificar una invasión.
Joe sonrió. Nick parecía más feliz que nunca a pesar de los contratiempos.
—¿Qué? ¿No tienes nada que decir? —le preguntó Nick al ver que guardaba silencio.
—Eres un tipo muy afortunado —dijo Joe y le dio una palmada en la espalda.
Se alegraba de verdad por él. Su hermano Nick había sufrido mucho con la muerte de su esposa, Nicole, y Miley y él se merecían toda la felicidad que habían encontrado juntos.
—Lo sé —dijo Nick, sabiendo que la propia confusión de su hermano Joe le impedía pensar con claridad.
De pronto, Joe sintió un pellizco de envidia sana, pero enseguida comprendió que ése no podía ser su destino. Alguien de la familia tenía que pensar con la cabeza y él era esa persona. Conservar la razón y el buen juicio era lo más importante para sacar adelante a la saga cinematográfica más legendaria de Hollywood.
Al mirar a su madre se dio cuenta de que las sombras del dolor todavía velaban sus dulces ojos, por muy feliz que intentara parecer.
Pero no. No tenía por qué sentirse culpable. Ella se merecía lo que tenía.
—Y… —añadió Nick, señalando con la botella de cerveza—. Parece que Bella y Demi se lo están pasando muy bien.
Joe miró a su esposa y frunció el ceño. Qué bien se lo estaba pasando.
—Siempre me ha puesto nervioso que las mujeres se pongan a cuchichear —dijo Nick.
—Sí. A mí también.
Mientras miraba a su esposa, ella le sonrió, pero él no le Devolvió la sonrisa.
—Me pregunto de qué están hablando —añadió.
—Creo que es mejor que no lo sepamos —dijo Nick y se fue a buscar a Miley.
—Probablemente sí —dijo Joe para sí sin quitarle la vista de encima.
Cuando Bella fue a buscar a su prometido, Demi se aproximó al grupo de los Jonas que estaba situado junto a la mesa. Se abrió camino hasta Denisse y la saludó con un beso en la mejilla.
Los ojos de su madre se iluminaron y, durante una fracción de segundo, los remordimientos se apoderaron de él.
Demi conocía a su familia, se preocupaba por ellos… Era parte de ellos…
Rápidamente, Joe desterró esas peligrosas ideas de su mente y bebió un largo sorbo de cerveza. Tenía que recordar el motivo fundamental por el que se había casado con ella: sus contactos mediáticos.
Su belleza y su don de gentes era sólo un extra que la convertía en una anfitriona perfecta. Justo lo que él necesitaba. Y nada más.
De pronto alguien reclamó la atención de todos los invitados chocando una cucharilla contra una copa de cristal.
Se hizo el silencio, y todos los miembros del clan Jonas se volvieron hacia Kevin Jonas, que sonreía efusivamente y llamaba a su esposa.
Danielle fue hacia él y, mientras le abrazaba con cariño, él le dio un sentido beso.
—Me imagino que os estáis preguntando por qué estáis aquí hoy.
—¡Han venido a jugar conmigo! —gritó Theo, riéndose mientras su abuela le hacía cosquillas en el cuello.
Algunos de los presentes se echaron a reír, pero Joe permaneció impasible, expectante.
—Bueno, por supuesto, eso también —le dijo Kevin a su hijo—. Pero Danielle y yo tenemos algo que deciros —hizo una pausa—. ¡Vamos a tener otro bebé! —gritó, eufórico.
Todos comenzaron a aplaudir y corrieron a darles la enhorabuena.
Abrazos, risas, oraciones… Todos estaban felices, excepto Joe.
Estaba demasiado perdido en el laberinto de sus propios pensamientos sombríos como para poder alegrarse por la fortuna ajena. Además, Demi lo miraba de una forma extraña, como si envidiara la suerte de Danielle en ese momento.
De pronto, Joe sintió que el tiempo se detenía y que todo se desvanecía a su alrededor.
Demi y él estaban atrapados en una burbuja, lejos de todos los demás, atrapados en una mirada intensa.
«¿Un bebé?… Ni siquiera hemos usado protección», pensó, repentinamente aterrado.
Antes de que la euforia remitiera, Nick se puso en pie, abrazando a su prometida, Miley.
—Y como ya estamos de celebración… ¡No os olvidéis de nuestra boda!
Otra ronda de aplausos y ovaciones sacudió a todos los miembros del clan Jonas.
Sin embargo, Joe y Demi seguían mirándose fijamente, serios e inseguros…
capi dedicado a anita!!!
:-)
espero que les guste...

4 comentarios:

  1. hermoso, hermoso, kanielle otra ves papas.. jeje y boda NILEY.... jejeje hermoso.. te quiero muuuchoooo amigaaa :)

    ResponderEliminar
  2. Demi embarazada??
    podria ser??
    jejejeje
    me encantooo
    jejejeje
    Kanielle otra vez papassss

    ResponderEliminar
  3. aaahh!!
    me encaanto
    ahora leo el siguiente
    es mucha la
    intrigaa
    jejeje

    ResponderEliminar
  4. ME ENCANTO!!!!! O )

    JEMI Y NILEY FOREVER!!!! 0 )

    LOS AMO!!!!!!! 0 )

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..