viernes, 22 de abril de 2011

Novela Niley 23 - El hombre mas atractivo


Dos noches más tarde, Nick había sacado a Chic y a Miley por completo de sus pensamientos.
Estaba tomándose unas copas con Ashley Anson quien, según los últimos rumores, era su última chica. Ashley era una modelo que esperaba empezar a trabajar como actriz. Era delgada, rubia e impresionante. O delgaducha, dema­siado maquillada y casi tan real como una muñeca.
A Nick le estaba costando decidir cuál de las dos cosas era. También le estaba costando seguir la conversa­ción.
Ashley le estaba hablando acerca de un anuncio que acababa de hacer.
—¿No te parece un bonito papel el de Emmy? ¿Emmy el Hada? ¿La que vive bajo el fregadero? Eso si compras el detergente Elf-Bright.
Nick asintió y se dijo a sí mismo que la forma en que la voz de ella se elevaba al final de cada frase no era una molestia, sino algo adorable. Y también se preguntó si sería de buena educación decirle que la pestaña postiza del ojo derecho estaba empezando a caérsele.
Las pestañas no lo eran todo. Ashley era realmente hermosa, si a uno le gustaba su tipo. Y a él le gustaba. ¿Por qué no le iba a gustar? Y era divertida. Le daría dos corazones y medio. No, tres.
¿Qué estaba haciendo? Él no era un juez de concurso de belleza. Esa especie de puntuación mental estaba em­pezando a ser ridícula. Llevaba haciéndolo desde la últi­ma vez que vio... Desde que se marchó de Nueva York. Salir con una chica, observar sus atributos, hacer una rá­pida comparación entre ella y...
Definitivamente ridículo.
Cualquier hombre en su sano juicio le habría dado un diez a las últimas tres chicas con las que había salido, pero él se había mantenido apartado de ellas, como lo es­taba haciendo ahora con Ashley y las clasificaba fría y metódicamente.
¿Era él? ¿Sería cosa de la edad?
¿A quien estaba engañando?
Estaba pensando en Miley.
Ésa era la razón por la que no se podía concentrar en cualquier otra mujer ni disfrutar de la compañía de nin­guna de ellas. Todas eran hermosas y divertidas, algunas de ellas hasta podían mantener una conversación. Pero ninguna de ellas era Miley.
—¿Nick? Creo que es tu teléfono el que suena.
Nick parpadeó. Ashley le estaba sonriendo. Tenía razón. Su teléfono estaba sonando. Le devolvió la sonri­sa, se disculpó por la interrupción y se lo sacó del bolsi­llo.
Era Joe.
—¿Interrumpo algo que no debiera interrumpir? —le preguntó.
Nick miró a Ashley.
—Todavía no. ¿Qué pasa?
Joe puso voz de hombre de negocios.
—Me he imaginado que querrías saber que el trato de Connecticut ha salido.
—Muy bien. ¿Algo más?
—No, no realmente. Bueno, sí. Ha llegado una cosa de Nueva York hace un par de días y es posible que también quieras saberlo.
Nick suspiró.
—Mejor tarde que nunca, ¿no? ¿Qué era?
—Miley llamó y me pidió que aprobara otra inyec­ción de dinero.
—¿Cuánto ha pedido?
Joe le dijo una suma y Nick silbó.
—¿Es que piensa comprar un pequeño país? —dijo y le sonrió a Ashley, que le devolvió la sonrisa.
—Bueno, parece que ha tenido esta idea...

Nick escuchó y escuchó. Cuando pensó que ya no podía oír más sin explotar, se disculpó con Ashley, que se puso a retocar su maquillaje, se levantó de la mesa y se dirigió a la barra.
—A ver si lo he entendido bien —dijo él lentamente—. Miley se va a ir a París con un fotógrafo, un maquillador, un estilista, peluquera y redactor.
—Más o menos. También va más gente.
—Se van a alojar en unas suites de dos mil dólares el día.
—Miles se va a quedar en una suite. Los demás en ha­bitaciones normales.
—Una economía admirable.
—Bueno, no todos los demás. Stefan, Bart, Zeke y Alejandro también tendrán suites. Pero eso ya te lo ha­brás imaginado.
—¿Quiénes son?
—Los tipos más sexys finalistas. La promoción. ¿Re­cuerdas?
—Vagamente.
—Bueno, han reducido la lista a cuatro tipos. Un can­tante, un modelo, un escritor erótico. Y atiende, el actor Bart Fitt.
—¿El que sale en todas partes con el trasero al aire?
—Ese mismo. Miles se los va a llevar a todos a París con ella.
Nick sintió como si un puño gigantesco acabara de aterrizar contra la boca de su estómago.
—Debemos tener una mala conexión —dijo—. Porque creo que te he oído decir...
—Has oído bien. Todos se van a París con ella. Mira, el hotel es el lugar que la revista ha elegido como el más sexy del mundo y Miles ha pensado que lo mejor era que ella representara a todas las mujeres, así que va a pasar el fin de semana con todos esos tipos sexys.
 capi dedicado a karina!!!!
chicas por fis no se olviden de comentar...

4 comentarios:

  1. wauuu ta quiero saber q pasa jeje m imagino la cara d Nick.... jeje

    ResponderEliminar
  2. jejejejejeje
    diosss
    lo quedaria por ver la cara de Nick
    en el momento
    en el que habla con Joe
    jejejeje
    me encantooo

    ResponderEliminar
  3. aaahhh!
    me encaantoo
    super el capiii

    ResponderEliminar
  4. AAAAAAAAAAAAWWWWWWWWWWWW ME ENCANTO, NICK ESTA CELOSO!!!!!!!!!!! 0 ) 0 )

    GRACIAS 0 ) 0 ) 0 ) 0 ) 0 )

    NILEY FOREVER 0 ) 0 )

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..