viernes, 15 de abril de 2011

Novela Kenielle 20 - La tentacion vuelve a casa


—Quiere decir que no tomo la píldora, pero no tienes que preocuparte.
“No tomaba la píldora”.
Cuatro palabras que causarían terror en el corazón de cualquier hombre. ¿Que no tenía que preocuparse? ¿Qué clase de hombre creía que era? ¿De verdad pensaba que después de eso, podía desaparecer como si nada?
¿Un hijo?
El corazón de Kevin empezó a latir como loco.
—Y no debo preocuparme porque...
Danielle había sabido desde el principio que debía decírselo. Que no sería capaz de marcharse de Baywater sin contarle la verdad.
En California, cuando hablaba con Nicole del asunto lo hacía objetivamente. Lo razonaba todo y el plan le había parecido perfecto. Ella tendría el hijo que siempre había querido y Kevin, la oportunidad de ser parte de su vida o no.
Pero ahora, los remordimientos se la comían.
Lamentaba haberle mentido, pero no lamentaba lo que había hecho. No cambiaría aquellas horas con Kevin por nada del mundo. Y con un poco de suerte, habrían creado un niño al que querría con todo su corazón.
El problema era que amaba a Kevin. Y amándolo, se sentía fatal por haberle escondido la verdad... y por haberse aprovechado de él.
—Dime qué estás haciendo, Danielle. Tengo que saberlo.
—Sí, es verdad. Yo... iba a decírtelo de todas formas.
—¿Decirme qué?
—Que quiero quedarme embarazada. —Kevin parpadeó, abrió la boca y volvió a cerrarla—. Y espero haberme quedado embarazada anoche.
Él dio un par de pasos atrás antes de recuperar el equilibrio. La miraba como si fuera una extraña que hubiera entrado en su habitación por accidente.
—¿Embarazada?
—Eso es. Quiero tener un hijo y quiero que tú seas el padre.
Kevin se pasó una mano por la cabeza, como si estuviera intentando comprobar si le había explotado.
—Tú quieres... ¿y no crees que deberías habérmelo consultado?
—Tú votaste que sí, Kevin. Varias veces, si no recuerdo mal.
—Voté por el sexo —le recordó él—. No recuerdo haber votado por la paternidad.
—Lo sé, lo sé. Pero cuando dije que no debías preocuparte, lo decía en serio.
—Ya, claro. Ningún problema.
—Kevin, yo quiero éste niño.
—No digas eso. Aún no sabemos si hay un niño.
Danielle se puso una mano en el abdomen, como si quisiera taparle las orejitas a la microscópica vida que podría estar creciendo dentro de ella.
—Yo espero que sí.
—¿Cómo se te ha ocurrido...?
—Acabo de decírtelo.
—Ya. ¿Tu reloj biológico empieza a hacer tic-tac y la alarma suena para mí? —le espetó Kevin, poniéndose los vaqueros.
—No tienes por qué portarte como si te hubiera puesto una pistola en la cabeza. Yo no te he obligado a nada.
Kevin la fulminó con la mirada. Pero Danielle estaba acostumbrada al temperamento de los Jonas y tenía el suyo propio.
—Me has engañado.
—Te he tentado —le corrigió ella.
—Tú sabías muy bien lo que estabas haciendo y no me lo dijiste.
—Por favor... —suspiró Danielle, apartándose de él. pelo de la cara—. No te portes como una damisela engañada. Tú estabas más que dispuesto a hacerlo gracias a esa ridícula apuesta que has hecho con tus hermanos.
—¿Sabes lo de la apuesta?
—Sí.
—¿Frankie?.
—Sí.
Kevin levantó un dedo y la señaló con él.
—O sea, que lo has hecho deliberadamente. Querías pillarme en un momento de debilidad.
Danielle levantó una ceja.
—¿Y?
Kevin se subió la cremallera del pantalón antes de cruzarse de brazos.
—Deberías habérmelo dicho.
—Sí, es posible.
—No es posible, es la verdad.
Danielle hizo una mueca.
—Si te lo hubiera dicho, no habrías cooperado.
—¡Pues por eso precisamente!
Ella dejó escapar un suspiro. Qué pena que hubieran llegado a aquello después de una noche tan maravillosa. Qué pena que tanto fuego se hubiera convertido en hielo.
—Kevin, no quiero nada de ti.
—Ya has conseguido lo que querías, ¿no?
Danielle había pensado que iría a Baywater, se acostaría con Kevin, quedaría embarazada y luego volvería a su vida en California. Pero el asunto no era tan sencillo.
Era lógico que ninguno de los hombres con los que había tenido relaciones durante aquellos años hubieran podido tocarle el corazón. Porque su corazón siempre había estado allí, en Baywater, con su ex marido.
No podía enamorarse de nadie más porque seguía enamorada de Kevin.
Como si también él sintiera la misma pena, dejó escapar un suspiro.
—¿No lo entiendes, Danielle? Yo no quiero ser padre a distancia.
—No tienes por qué. No te estoy pidiendo que seas padre. Puedes involucrarte en la vida del niño o no hacerlo, como quieras.
—Ah, ¿ahora puedo votar?
—Sí —contestó ella—. Cuando te dije que no te preocuparas, lo decía en serio. Si no quieres volver a saber nada de mí...
—Sí, claro, así de fácil.
Muy bien, Danielle estaba dispuesta a admitir que quizá, quizá, lo que había hecho estaba mal. Que era injusto para él. Pero no iba a dejar que mencionase la posibilidad de vivir juntos de nuevo sólo por el niño.
—Sí, Kevin, así de fácil. Han pasado cinco años y creo que hemos hablado tres veces en ese tiempo.
—Esto es diferente.
—¿Por qué?
—Lo que haya entre nosotros es una cosa, pero si tienes un hijo mío... ¿Crees que no querría que mi hijo fuera parte de mi vida?
—Eso depende de ti.
—Vaya, gracias.
Danielle sintió un escalofrío. Deseaba fervientemente no mantener aquella conversación. Debería haber esperado a ver si estaba embarazada para hablar con Kevin.
—No tiene sentido hablar de esto. Me voy a casa.
—¿No te habías dejado la llave dentro?
Danielle se detuvo, con la mano en el picaporte.
—No, era mentira.
—Qué sorpresa.
Ella dejó caer los hombros.
—Siento que estés enfadado, Kevin. Pero no siento lo que pasó anoche. Y no siento que pueda estar embarazada —dijo, abriendo la puerta—. Lo que siento es que tú no pienses lo mismo.
Luego salió del apartamento y cerró de un portazo.
Kevin se quedó parado en medio de la habitación, con la luz del sol entrando por la ventana.
Pero no había sentido tanto frío en toda su vida.
 holap chicas....
awwww se que se preguntaran porque no me e conectado
jejeje
ps simple a parte de la depre que ya no esta tan mal...
ps estaba poniendome al dia con las noves en especial con la de emilse que ps ya fue el capi final y ps casi llore... jejeje mis ojos se hicieron aguaditos... y tambien al dia en la de vale....
este capi va dedicado para ellas 
:-)

3 comentarios:

  1. me encantoooooooooo
    jejejeje
    sube pronto
    puff
    i love you sissssssssssss

    ResponderEliminar
  2. holiiiissss!!!! jeje gracias x dedicarm el cap.. m re gusto... y q bueno q hayas terminado d leer mi nove en mi caso sigo cada cap q subes.. jeje un besoo t kiero muuuuchoo y espero comversar pronto cnontigoo un besoo bye cuidatee ;D

    ResponderEliminar
  3. aahhh!!
    amee el capii
    supeer
    geneaallll
    aahh!!
    espero pronto el proximo capi

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..