sábado, 21 de mayo de 2011

Novela Niley 16 - Camino al altar


—De Maggie Jonas—mintió.
—Ya veo. Supongo que es como su padre a su edad. Insoportable.
—Sólo conmigo. Según parece, se llevaba bien con la señorita Donalds.
—No me extraña—comentó, mientras termi­naba su café—. La señorita Donalds es prima suya. La mimaba, tenía favoritismos con ella y hacía cualquier cosa por ayudarla, salvo con­testar las preguntas de sus exámenes. Maggie era la típica niña enchufada. Era la primera vez que una profesora la trataba de aquel modo, así que se le debió subir a la cabeza.
—¿Cómo lo sabes?
—Vives en un pueblo pequeño, hija—le recor­dó, riendo—. Sé todo lo que sucede aquí. Hasta sé que Nick te visitó esta tarde en el colegio. Imagino que te haría pasar un mal rato con el asunto de Maggie, ¿verdad?
Miley se puso tensa.
—Yo no tengo favoritismos con nadie. Y no me importa que consiga despedirme.
—Dudo que pueda hacerlo—declaró con tran­quilidad—. Yo también tengo amigos en la junta directiva.
—Tal vez podrían cambiar a la niña a otra clase.
—No, eso sólo serviría para alimentar las habladurías—dijo Ben Cyrus—. Y ya hemos teni­do bastantes. Sigue con tu trabajo y no cedas. Más tarde o más temprano, esa niña mimada cederá.
—Yo no estaría tan segura—declaró, pasán­dose una mano por su rubio cabello—. Estoy cansada. ¿Te importa si me voy a la cama a dormir?
—Por supuesto que no—contestó, preocupa­do—. Pensé que habías ido a ver al médico. ¿No te recetó nada para animarte?
—Dijo que necesitaba vitaminas—mintió de nuevo—. Y las compré, pero tardarán cierto tiem­po en hacer efecto. También dijo que debía comer más.
—Pues si no te pones bien pronto, será mejor que vuelvas a su consulta y le pidas que te exa­mine a fondo—dijo, sin creerla del todo—. No es normal que una chica de tu edad esté cansada todo el tiempo.
Miley sintió una presión en el pecho. Obvia­mente no era nada normal, pero no quería que conociera la naturaleza de su enfermedad.
—Lo haré—le aseguró, mientras se levantaba para recoger los platos—. Me encargaré de lim­piarlo todo y luego te dejaré con tu televisión.
—Oh, odio la televisión. Prefiero leer por las noches. Sólo la enciendo para escuchar algo de ruido de fondo.
Su hija rió.
—Yo hacía lo mismo en Tucson—confesó—. Te hace sentirte acompañado.
—Cierto, pero prefiero estar contigo. Me alegro mucho de que hayas regresado a casa. Ya no me siento tan solo.
Miley sintió una profunda angustia. Su padre había perdido a su esposa y ahora la iba a perder a ella. Se preguntó cómo se las arreglaría solo en el mundo, sin ningún familiar. Ella era hija único, y la única hermana de su padre había muerto de cáncer años atrás. Se mordió el labio. Corría el peligro de perder a su hija y era dema­siado cobarde como para decírselo.
Ben le dio una palmadita en el hombro.
—No te molestes en fregar. Acuéstate pronto. Yo me encargaré de todo más tarde.
—No me importa hacerlo—protestó, sonrien­do—. Te veré mañana por la mañana.
—Bueno, pero no me despiertes cuando te marches—dijo mientras se alejaba—. Pienso acos­tarme tarde.
—Eres un juerguista.
Su padre rió y la dejó a solas con los platos.
Cuando terminó de fregar se fue a la cama, pero no se durmió de inmediato. Permaneció despierta, recordando la expresión seca de Maggie Jonas, sus odios llenos de odio y la mirada intensa y enemiga de Nick. A ambos les habría gustado que regresara a Arizona, y parecían deci­didos a hacer un infierno de su estancia en Bighorn. El resto del curso iba a resultar muy pro­blemático. Si Maggie continuaba negándose a hacer sus deberes, su padre se presentaría a dia­rio para quejarse.
Alzó los ojos al cielo y suspiró. Las cosas se habían complicado gradualmente desde que tenía dieciocho años. Cerró los ojos, dolida. Había deseado casarse y tener hijos. De hecho, Maggie habría sido su hija, con pelo rubio y tal vez ojos grises, como ella misma. Y de haber sido suya, habría recibido amor, comprensión y apoyo. No habría tenido aquella mirada de odio, ni aquella expresión infeliz.
Recordó que Nick había dicho algo extraño con respecto a Maggie. Algo que no entendía muy bien. Al parecer, había pagado un precio más alto que todos ellos. Sin embargo, estaba segura de que su padre la quería; al menos, había luchado por ella con todas sus fuerzas.
Pero, finalmente, decidió que no era problema suyo. Y no estaba dispuesta a dejar que lo fuera. Aún tenía que decidir qué hacer con respecto a la leucemia.
Julie era lo más hermoso que había en la vida de Miley. La niña era encantadora, simpática y dulce, y hacía lo posible para facilitarle las clases. Recordaba dónde había dejado las cosas la señorita Donalds y qué lecciones se habían dado ya. Siempre estaba dispuesta a hacer lo que le pidieran.
En cuanto a Maggie, seguía con la misma actitud de siempre. No hacía nada de forma voluntaria. Seguía negándose a hacer los deberes, y no le servía de nada hablar con ella. Se limitaba a mirarla con desprecio.
—Te daré una oportunidad más—le dijo Miley, al final de la segunda semana—. Pero si no traes todos los deberes el próximo lunes, sus­penderás de nuevo.
La niña sonrió con rebeldía.
—Y mi padre vendrá de nuevo para ponerla en su sitio. Le diré que me ha pegado.
Los ojos grises de Miley se clavaron en ella.
—Serías capaz de hacerlo, ¿verdad?—preguntó con frialdad—. No dudo de tu capacidad para mentir, Maggie. Muy bien, hazlo si quieres. A ver cuánto daño eres capaz de hacer.
La reacción de la niña fue inesperada. Sus ojos se llenaron de lágrimas y se estremeció.
Segundos más tarde, salía corriendo de la cla­se. Miley se quedó en el aula, triste y deprimida por ella. Se aferró al escritorio, recriminándose su actitud por haber sido tan fría con la pequeña.
 chicas aqui les dejo una marathon... jejeje... jeni me encanto tu nove.. awww me obsesione con ella... jejeje anita estuvo muy bueno el capi de la boda awww lo ame...
a chicas disculpenme por no haber comentad en sus noves pero e estado full... sorry!!!
las quiero muchop!!!

4 comentarios:

  1. aaaaaaaaaa
    me encantooo
    sis
    esta genial!!

    ResponderEliminar
  2. me descuide un dia y subiste como seis :_ en sima no tengo tiempo ahora :( pero bueno ya los voy a leer :)

    ResponderEliminar
  3. awww me encaanto sis
    awww super geneal el capi lo ameee

    ResponderEliminar
  4. esa niña me cae mal jaja enfin
    me encanto el cap
    leere unos cap y dspues los demas sorry, si en la semana no t comento esq alomegor salgo d viaje
    pero comentare cuando vuelva

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..