domingo, 1 de mayo de 2011

Novela Niley 31 - El hombre mas atractivo


Le temblaron los labios y miró llena de rabia la puer­ta cerrada. Después de un momento, levantó la barbilla, se quitó la bata y se dirigió al cuarto de baño.
—¡Al infierno contigo, Nick! —exclamó mientras abría el grifo del agua caliente.
Se le escaparon las lágrimas y le rodaron por las me­jillas. Metió la cabeza bajo la ducha y las dejó fluir.
—¡Miley!
Se dio la vuelta y entonces se abrió la puerta de la ducha. Nick estaba allí. Desnudo, furioso y magnífi­camente masculino.
El corazón le dio un salto a Miley. Deseó rodearlo con los brazos, besarlo, decirle que se marchara de su vida...
Pero, en su lugar, hizo lo único lógico, se tapó como pudo con los brazos.
—¿Estás loco?
—Uno de los dos lo está —respondió él—. ¿A qué estás jugando?
—No estoy jugando a nada. Si quieres hablar conmi­go, espera hasta que...
Él se metió en la ducha, cerró la puerta y la abrazó.
—Sal de aquí —dijo ella—. Maldita sea...
Entonces, Nick la besó. Un beso rudo y podero­so. Ella luchó por un momento antes de soltar un gemido y derretirse de nuevo. Las manos de él le abarcaron el trasero y ella lo envolvió con las piernas. Entonces, él se hundió profundamente en su interior. Ella murmuró su nombre contra los labios de él, convulsionándose alrede­dor de su cuerpo casi inmediatamente y al mismo tiempo que Nick.
—Dime que no querías esto —le dijo él apasionada­mente al oído.
—Nick, Nick, por favor...
—¿De verdad te crees que una noche es lo único que yo quiero, Miley?
—No, no lo creo... Oh. Oh, Nick. No puedo... no puedo...
—Sí. Sí que puedes —dijo él apoyándola contra la pa­red y empezando a moverse de nuevo—. Podrás. Los dos podemos.
Ella se estremeció de nuevo y gritó su nombre. Él cor­tó el agua, la levantó y la llevó a la cama, donde le hizo el amor hasta que ella lloró de alegría entre sus brazos.


Al final llevaron las cosas con discreción.
Nick se levantó de la cama después de hacer el amor por última vez, recogió sus ropas, la besó levemen­te en la boca y le dijo que la vería de nuevo al cabo de una hora.
Para cuando empezó la reunión, la suite estaba inma­culada y Nick se reunió con ellos unos minutos más tarde, poniendo la excusa del tráfico.
Y, cuando el corazón le latió más rápidamente a Miley, nadie lo notó.
Terminó la reunión y todo el mundo se preparó para el trabajo. Nick le dijo a Miley:
—Deberíamos haber terminado a eso de las seis.
—Eso creo.
Él se colocó de forma que nadie los viera y le dijo:
—Conozco un pequeño restaurante en la Orilla Iz­quierda. ¿Por qué no reservamos mesa para las ocho?
Miley miró por encima del hombro de él.
—Todos nos están mirando.
—Vendré a recogerte a las siete. Podemos tomar algo antes.
—Nick, yo no...
—Sí. Tú sí. ¿He de demostrártelo como esta mañana?
Miley se ruborizó profundamente.
—¿Por qué? —susurró.
Él se rió de una manera que le hizo hervir la sangre.
—Quiero decir, ¿por qué yo? No soy tu tipo.
—No. No lo eres —dijo él sonriendo y mirándola a los ojos—. No eres rubia ni idiota, aunque muchas de las chi­cas con las que he salido se sentirían molestas si te oye­ran describirlas así, Miles. Recuerdo a Miss Carolina del Norte. Decía que quería ser médico.
—Nick, lo digo en serio.
—Y yo —respondió él dejando de sonreír—. Tienes ra­zón. No eres mi tipo. Eres cabezota y temperamental. Tienes un carácter horrible y te gusta hacer las cosas a tu manera.
—Pues anda que tú...
—Y me apuesto algo a que yo tampoco soy tu tipo. No creo que te guste estar con un hombre que no deja de re­cordarte que eres una mujer.
—Tu ego es insuperable, Nick.
—Sólo estoy siendo sincero. Dime si Sam o Joshua te hacen sentir como yo te hago sentir.
Sam y Joshua. Oh, Cielos.
—Puedo ver la respuesta en tus ojos, Miles —dijo él sonriendo de nuevo—. A las siete en punto. No me hagas esperar. Me gusta que mis chicas sean puntuales.
—Yo no soy tu...
Él inclinó la cabeza y la besó levemente en la boca de nuevo. Luego, se alejó.
Miley miró a su alrededor, tratando de encontrar algo que decir. Deseó asesinarlo. Todo el mundo la esta­ba mirando. Selena sonreía, lo mismo que todos los de­más. Menos una modelo rubia que sí daba el tipo de Nick.
Pero ya no.
Ella era la mujer a la que Nick deseaba. Ella y no otra.
Ese súbito descubrimiento hizo que se le calentara la sangre. «A mí», pensó. «Me quiere a mí».
Y fue en ese momento cuando supo por fin la verdad.
Estaba profunda y completamente enamorada de Nick Jonas.
 capi dedicado a emil... amiga espero que te mejores... este capi dedicado para vos... te quiero muchop... espero poder ayudarte con el poster... te quiero ajap ajap a pocos dias de tu cumple... sorpresa sorpresa... awwwww

7 comentarios:

  1. <3 jajaj Nick quiere a Miley!!! :D
    me encanto *-*

    anonima fiel

    ResponderEliminar
  2. They're IN LOVE! OMG! <3 <3 <3
    I'm still wanting a NILEY BABY! haha x)

    ResponderEliminar
  3. aaaaaaaaaa que lindos me encantan. Ya quiero el otro capitulo

    ResponderEliminar
  4. hhaayy gracias... como t kieroo!! :)
    eres una geniaaa t adoro... jeje
    AMO NILEYYYY jejeje ya estoy afonik malll
    d lo feliz... ellos se aman... y ya no lo pueden
    ocultar.... jejeje y siii se aproxima mi cumpleeee
    estoy tan felizzzzz... y ya quisiera ver la sorpresaaa jejeje

    GRACIAS!!! KATTY EN SERIO...
    SS UNA PERSONA MARAVILLOSA Y M ALEGRA MUCHÍSIMO D HABER ENCONTRADO UNA AMIGA COMO SS VS... MUCHAS GRACIAS... TE QUIERO MUCHISIMOO UN BESO GRANDE... BYE CUIDATEE ;)


    EMY---JUNTOS X SIEMPRE... ;)

    ResponderEliminar
  5. aaaaaaaaa
    me encantooo
    jejejeje
    Miley tiene que decirle todavia
    que Joshua es un gato
    jejejeje

    ResponderEliminar
  6. aaaww
    me encaanto super liindoo

    ResponderEliminar
  7. GGGUUUUUUUUUUUUUUUUAAAAAAAAAAAAAUUUUUUUUUU GENIAL, ME ENCANTO!!!!!!!!! 0 ) 0 ) 0 )

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..