sábado, 18 de junio de 2011

Novela Niley 37 - Camino al altar



La nueva profesora de Maggie encontró en ella una chica tan encantadora y dispues­ta a cooperar como su amiga Julie. Maggie regre­saba a casa todos los días con una nueva apa­riencia y con gran alegría por poder ver a sus padres. Pasaban largas veladas viendo películas frente al fuego, leyendo libros o celebrando fies­tas, que organizaba Miley y a las que Maggie invitaba a todos sus amigos, incluyendo a Jake.
Nick ya no viajaba tanto, aunque seguía luchando con Joe Miller por conseguir la propiedad de las tierras de la viuda de Holton, que separaban sus ranchos.
—Está cortejándolo—murmuró cierta noche—. Es la broma del siglo. Joe es frío como el hielo, evita a las mujeres como si fueran una plaga, y sin embargo, ella no hace otra cosa que insinuarse.
Lo sé. Hable con Demi la semana pasada. Dijo que Joe quería que volviera con él, pero al parecer tuvieron una seria discusión. Creo que tiene celos de Leslie.
—Pobrecilla—dijo, atrayéndola hacia sí—. No debería estar celosa de Miller. No le gustan las mujeres.
—Los hombres tampoco.
Nick rió.
—Y yo menos que nadie. Lo que quería decir es que no está interesado en mantener relaciones esporádicas, y menos con encantadoras viudas. Sólo le interesan las tierras y el ganado.
—Las mujeres son mucho más divertidas—bromeó.
—Demi debería intentar demostrárselo.
—No se atreve.
—¿Demi? ¿Estamos hablando de la misma mujer que se encargó de seducir a tres invitados a la vez en una cena?
—Joe es diferente. Le importa.
—Creo que empiezo a comprender.
Miley cerró los ojos y suspiró.
—Es un gran hombre. A ti te cae mal por culpa de su padre, pero no tiene tan pocos escrú­pulos como George en lo relativo a los negocios.
—Preferiría no hablar sobre George.
—Aún sigues sin creer que...
—Claro que no—dijo de inmediato—. Sólo quería decir que los Miller han sido mis enemigos durante muchos años, económicamen­te hablando. Joe y yo no podremos ser ami­gos jamás.
—Yo no diría tanto. Ten en cuenta que Demi es mi amiga.
—Y muy buena, según creo.
—Sí. Estoy segura de que más tarde o más temprano acabará con Joe.
—Pero son parientes.
—Sólo políticamente. Son hijos de padres diferentes.
—Pues parece que se odian.
—Ya sabes lo que dicen sobre el amor y el odio. Pero resulta sospechoso, ¿no te parece? Cuando odias a alguien, intentas evitarlo, pero Joe hace todo lo posible por verla y hacerle la vida imposible.
—Ella hace lo mismo con él.
—Tiene que hacerlo. Un hombre como él pasa­ría por encima de ella si no hiciera nada. En cierta forma, tú también eres así—añadió, obser­vando sus negros ojos—. Una mujer delicada no podría vivir contigo.
—Tal y como descubrió Selena—dijo, agarrando su mano—. Hay algo que no te he contado sobre mi matrimonio, y, creo que ha llegado el momen­to de que te lo diga. Maggie nació de forma prematura. No me acosté con Selena hasta que rompimos el compromiso. Y estaba tan borracho que la confundí contigo. Puedes imaginar cómo me sentí cuando desperté a la mañana siguiente y vi lo que realmente había hecho. Pero era demasiado tarde para corregir el error.
Miley no dijo nada. Se limitó a tragarse el dolor que sentía.
—Ya veo.
—Fue muy cruel. Cruel e irresponsable. Pero he pagado por ello. Como habéis pagado Selena, Maggie y tú—declaró, buscando su mirada—. Pero a partir de ahora, te creeré siempre, digas lo que digas. He querido decírtelo desde el día en que te vi en casa de tu padre, cuando regresaste.
—Pues en lugar de eso, hiciste unas cuantas acusaciones bastante groseras.
Nick sonrió con tristeza.
—Duele mucho saber lo que se ha perdido. Te amaba con toda mi alma y no podía decírtelo porque pensé que me odiabas.
—En parte era cierto.
—Y luego, cuando descubrí la razón por la que realmente habías regresado, quise morir. Miley se apretó contra él.
—No debes mirar atrás. Todo ha terminado ya. Estoy a salvo, y también lo estáis Maggie y tú.
—Mi Maggie—suspiró, sonriendo—. Es una gran ranchera.
—No en vano se trata de tu hija.
—Mmmm. Sí, desde luego. Me alegro de haberme dado cuenta al final de que Selena también había mentido sobre mi paternidad. Hay demasiadas similitudes entre nosotros.
—Demasiadas para mi gusto—sonrió contra su pecho—. Han pasado seis semanas desde aque­lla noche en la que me empeñé en demostrarte que era más mujer que la viuda de Holton...
—Y lo hiciste.
Miley se apartó unos centímetros para mirarlo, mientras sonreía con cierto secretismo. Pero Nick no estaba para sorpresas. Acarició su estómago y sonrió a su vez, con ojos brillantes.
—¿Sabes una cosa?—preguntó ella, en un susurro.
—Duermo contigo todas las noches—conti­nuó, sin hacerle caso—. Y hacemos el amor casi todos los días. No estoy ciego. Me he dado cuenta de que te has saltado el desayuno durante la última semana,
—Vaya, quería sorprenderte.
—Inténtalo—sugirió.
—Estoy embarazada—declaró, mirándolo.
Nick se incorporó, se llevó las manos al cora­zón y la miró con tal alegría que ella empezó a reír.
—¿De verdad? ¡Dios mío!
Su exagerada reacción causó tal ataque de risa en su esposa que estuvo a punto de acabar en el suelo. Pero en aquel instante la señora Bates asomó la cabeza por la puerta, alarmada por el escándalo.
—¡Está embarazada!—le informó Nick.
—¡Vaya! ¿De verdad?—preguntó.
—Bueno, aún tengo que ir al médico para con­firmarlo—contestó ella.
—Sí—dijo Nick—. Pero los resultados de las pruebas no asustarán a nadie.
Miley asintió con todo su corazón.
Aquella tarde se lo dijeron a Maggie. Cuando la llamaron para que fuera al salón, sospechó algo. Las cosas habían salido muy bien las últi­mas semanas, y hasta pensó que cabía la posibilidad de que hubieran cambiado de opinión con ella, de que quisieran enviarla lejos de casa, a algún internado.
—Miley está embarazada—anunció su padre.
Los ojos de Maggie se iluminaron.
—¡Ah, es eso!—dijo, aliviada—. Pensé que se trataba de algo malo. ¿Quieres decir que vas a tener un niño, mamá?—preguntó, corriendo a abrazarla al sofá—. Julie se morirá de la envidia. ¿Podré acunarlo en brazos cuando nazca? ¿Po­dré cuidar de él? Puedo conseguir algunos libros sobrebebes...
Miley reía encantada.
—Sí, claro que podrás ayudarme. Pensé por un momento que a lo mejor no te gustaba, por­que todo ha sucedido muy deprisa.
—Oh, claro que me gusta—dijo, frunciendo el ceño—. Me encantaría tener un hermanito. Porque va a ser niño, ¿verdad?
Nick rió.
—Bueno, también me gustan las niñas.
—Sólo te gusto porque sé distinguir una vaca de otra—observó la niña, sonriendo.
—También me gustas porque eres bonita.
—Ahora tendré algo importante de lo que hablar—continuó Maggie—. Te echamos mucho de menos en el colegio, mamá. Todos. La seño­rita Tyler es simpática, pero tú eres especial.
—Algún día volveré a la enseñanza—prome­tió—. Es como montar en bicicleta. No se olvida nunca.
—¿Qué te parece si vamos a decírselo al abue­lo?—preguntó Nick.
—De acuerdo—contestó—. ¡Vamos ahora mismo!

8 comentarios:

  1. aawww qe emocion esta embarazada!!!!!!!
    ya qiero ver el proximo
    atte briannamichelle♥

    ResponderEliminar
  2. Que emocion!!! ojala que si esté embarazada plis!!! jejejeje me encanta tu nove, todos los dias reviso si hay capis nuevos y aunque no comento te puedo decir que me encanta jajaja... está es la primera vez que comento pero te prometo que no es la ultima... =)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Perdón x no comentar anoche, es que el sueño me ganó antes de que subieras el cap., así que lo leí hasta ahora. ^^ OH POR DIOS, KAZZIE! MILEY ESTÁ EMBARAZADA! MILEY ESTÁ EMBARAZADA! MILEY AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!! :DD POR DIOS, PUBLICA YAAAAAAAAAAA! :DD

    ResponderEliminar
  4. Sigue las noves!! me encanto que bueno emabarazadaa me encanta los ultimos capitulos de esta novela oense que termianria en tragedia pero esta geniaaal!

    ResponderEliminar
  5. espera... hasta ahora vi en Blogger que lo subiste hace 4 horas. o.O HAHAHAHAHAHAHAHA sorry, es que tmb estaba medio dormida cuando puse "el sueño me ganó antes de que subieras el cap". :P tQ!

    ResponderEliminar
  6. aWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWW!!!!!!!!!!!!
    Qe lindoz la familia junta zorry x no aver qomentado antz hehehe
    aora eztoii ablando qontiioo!!!
    xD
    EZQE EL QOLE II TOO EZO Y EN ALGUNOZ ZI LOZ LEI PERO NO LLEGABA A QOMENTAR O DRRPNT ZI NO RECUERDA HASHHAHAHAH ZUFOR DE AMNESIA hahahha
    eztoii loqaa de remate
    wneo pz qe te digo en loz anteriorez qapz de ezta nove ze me zalierorn laz lagrimitaz ezqe eztaba tan tierno ehehe!!!
    ezpero zubaz protno cuidate muxo okz!!
    Bezitoz
    xoxoxox!!

    ResponderEliminar
  7. qwwwwwwwwww. esta hermososisiisma la novee :D
    sigue subienod mas cps.
    me encnata +-+

    ResponderEliminar
  8. Que lindo capitulooo, esta embarazada!! me emocione yo tambien jajaja , geniaaaal :D

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..