miércoles, 22 de junio de 2011

Novela Niley 01 - La ultima prueba - Feliz cumple Vale




Nick Jonas estaba tan cerca de su objetivo que casi podía saborear la victoria.

Los tres meses más largos de su vida estaban lle­gando a su fin. En tan sólo tres semanas se conver­tiría en el ganador de una apuesta en la que él y sus hermanos se habían embarcado al inicio del vera­no.

Incluso ahora se estremecía al pensarlo. Noventa días sin sexo y el ganador recibiría los diez mil dóla­res que su tío abuelo les había dejado en herencia a los trillizos Jonas. Todo había sido culpa de su her­mano mayor, el padre Frankie Jonas.



Había sido él quien les había incitado a asumir el reto al insistir en que los sacerdotes eran bastante más duros que los marines puesto que ellos tienen que renunciar al se­xo de por vida. Y bien, ningún Jonas que se aprecie es capaz de rechazar un desafío. Pero, a pesar de todo, éste estaba resultando ser mucho más duro de lo que ninguno de ellos jamás hubiera pensado.



Kevin y Joe ya habían fracasado y eso hacía que Nick se hubiera quedado sólo para defender el honor de la familia y mostrarle a su hermano mayor, el padre Frankie, que no era tan fácil reírse de ellos.



Mientras permanecía sentado en una de las mesas del restaurante del faro y miraba fijamente a Frankie, Nick pensó que ya no se trataba del dinero. Su her­mano mayor quería ganar la apuesta para poder emplear en un nuevo tejado para su iglesia.  Nick no se lo había dicho todavía, pero una vez que ganara la apuesta y sus hermanos admitieran que él era el más fuerte de todos ellos, tenía intención de entregarle el dinero a Frankie.



Él no lo necesitaba.  Siendo un marine y estando soltero ganaba el suficiente dinero como para mantener un buen estilo de vida.  Eso era lo que importaba.  No había aceptado la apuesta por dinero.

Lo que el quería era ganar.



Se recostó sobre su asiento y evitó mirar a su alrededor.  El restaurante estaba repleto.  El faro era un sitio muy frecuentado por familias, así que allí se encontraba a salvo.  Las únicas mujeres de las que tenía que preocuparse era de las camareras, y todas ellas ponían en peligro su bienestar.  Y ese pensamiento hizo que posar la mirada sobre la superficie de su bebida.



-¿Preocupado?- murmuró Kevin alzando su vaso para dar un sorbo de cerveza.

- En absoluto.  Estoy a punto de cruzar la línea de meta.

- Bueno sí, pero aun no has ganado.

- Es sólo una cuestión de tiempo- sonrió Nick manteniendo la mirada firme sobre su bebida.

- Tengo que admitir- dijo Joe reclinándose hacía adelante para apoyar los antebrazos sobre la mesa -, que estoy impresionado.  No pensé que resistirías tanto. 

- Pues yo sí- dijo Frankie dando un trago a su cerveza.

- ¿Ah, sí?- Nick alzó la mirada hacia su hermano mayor ignorando las dos réplicas suyas que tenía al lado-.  Porque soy el más fuerte, ¿verdad?- miró con desdén a sus otros dos hermanos.-  ¡Ajá!

- Bueno en realidad es porque siempre has sido el más testarudo- contestó Frankie sonriendo.

Kevin y Joe también se rieron y Nick les dio un codazo.

-Ya veremos quién ríe el último -dijo.

-Aún tienes tres semanas por delante -le recordó Kevin, que estaba sentado al lado de Frankie-. Y mien­tras Joe y yo disfrutamos de forma regular del sexo con nuestras adorables mujeres, tú estás solo.



Ahí quedaba eso. Nick frunció el ceño mientras bebía un trago de cerveza y miraba fijamente a los tres hombres sentados junto a él. Una sola mirada de una imponente rubia, una sensual pelirroja o una guapa morena y tendría que marcharse a casa y dar­se otra ducha fría. Últimamente había pasado tanto tiempo sumergido en agua fría debido a las duchas frías y a su trabajo como submarinista del cuerpo de marines de rescate que se sentía como un maldito pingüino.



-Puedo conseguirlo -dijo con firmeza.

-Tres semanas es mucho tiempo -señaló Joe.

-Ya he resistido nueve semanas -les recordó Nick.

Nueve largas y miserables semanas. Ya había pa­sado lo peor. Ahora ya iba cuesta abajo. Podía conse­guirlo.

-Sí -dijo Frankie esbozando una sonrisa-. Además, todo el mundo sabe que el último tramo de la carre­ra siempre es el más difícil.

-Muchas gracias.

-Veintiún largos días -dijo Frankie haciendo que las tres semanas parecieran aún más largas.

-¿Cuántas horas son? -preguntó Kevin.

-Chicos, sois muy crueles.

-¿Para qué están los hermanos? -preguntó Joe.

Nick agitó la cabeza y se dejó caer sobre el asiento.  Ignorando a Frankie y burlándose de sus dos hermanos idénticos dijo:

-¿Tengo que recordaros lo fácilmente que ambos desististeis?

Kevin hizo una mueca y Joe se revolvió en su asiento.

-No -murmuró Nick sonriéndose a sí mismo-, supongo que no.


feliz cumple vale....
te quiero millon sis!!!!

2 comentarios:

  1. Me re gustooo, me parece genial la ideaaaa , te felicito :) la nueva nove me encanta

    ResponderEliminar
  2. Me encanto mucho la nove (: siguela (: esta muy buena xd

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..