jueves, 21 de julio de 2011

Novela Jemi 15 - Un asunto de familia



El sonido de la sirena de la ambulancia estaba cada vez más próximo. Luego se detuvo. Demi oyó voces a su espalda.
Con amabilidad pero con firmeza alguien la apar­tó de allí y la devolvió junto al coche del sherif. Aque­lla vez Demi se quedó quieta, observando, esperan­do. Muchas veces había pensado que odiaba a Joe, sobre todo desde que se había puesto a flirtear con Leslie, pero en realidad sólo se había estado mintiendo a sí misma. Podría haber salido con muchos hombres, y había muchos que la deseaban, pero sólo había uno al que ella quisiera. A pesar del dolor y la angustia del pasado, su corazón per­tenecía al hombre que estaba aprisionado en aquel coche. Demi supo entonces, sin la menor duda, que si Joe moría, una parte de ella moriría con él, y lo único que deseó fue tener la ocasión de decírselo.

Para sacarlo del coche tuvieron que cortar la puer­ta. Cuando le pusieron en la camilla ni siquiera se movió. Lo cubrieron con una manta y lo llevaron a la ambulancia. Demi se lo quedó mirando con tristeza. No se movía. Tal vez ya hubiera muerto y los enfermeros no querían cubrirle la cara delante de ella. Pero si su propio corazón, pensaba Demi, seguía latiendo, si ella misma seguía respirando, Joe tenía que estar vivo. Si él hubiera muerto, ella estaría muerta también.
—Vamos —dijo el sherif con amabilidad—, la llevaré al hospital.
—Y... el coche.
—Yo me ocupo de él.
Subieron al coche de policía y siguieron a la ambu­lancia hasta un hospital privado de Sheridan.
Demi se bebió cinco tazas de café antes de que alguien fuera a decirle cómo estaba Joe. No podía pensar, tan sólo permanecía sentada junto a la ventana, rezando.
—Señorita Miller.
Demi levantó la cabeza.
—Lovato —corrigió débilmente—. Joe es mi her­manastro.
—Sobrevivirá —dijo sonriendo—. Estaba incons­ciente cuando lo ingresaron, probablemente por la contusión del choque, pero milagrosamente no hay daños internos. Ni siquiera hay ningún hueso roto. No le parece un... ¡Señorita Lovato!

Demi se despertó sobre una cama en la sala de emergencias. Lo primero que vio fueron las luces del techo, lo primero que pensó fue que Joe viviría. Eso había dicho el doctor. ¿O había sido un sueño?
Giró la cabeza y una enfermera la sonrió.
—¿Se siente mejor? —le preguntó—. Supongo que ha sido una noche muy dura. El señor Miller está en una habitación privada. Está bien. Hace poco preguntó por usted.
Demi se sobresaltó.
—¿Ha vuelto en sí? —preguntó.
—Sí. Le dijimos que usted estaba en la sala de espera y se tranquilizó. Va a ponerse bien.
—Gracias a Dios —dijo Demi suspirando, y volvió a cerrar los ojos—. Gracias a Dios.
—Debe quererle mucho —dijo la enfermera.
—No tenemos más parientes —dijo Demi evitando el comentario a la afirmación de la enfermera—. Sólo nos tenemos el uno al otro.
—Ya. Menos mal que llevaba puesto el cinturón de seguridad. Es muy guapo.
Al oír aquel comentario, Demi miró a la enfer­mera y se fijó en su pelo rubio y sus bonitos ojos marrones.
—Sí que lo es, ¿verdad? —dijo.
—Está en mi sección. Qué suerte.
«Sí, qué suerte», pensó Demi, aunque no dijo nada. Se levantó con la ayuda de la enfermera y fue al cuarto de baño para refrescarse. Trató de no pen­sar, aquella noche ya había tenido bastante.
Después de lavarse la cara, retocar el maquillaje y peinarse, se dirigió a la habitación de Joe. Lla­mó a la puerta y entró. La estancia era individual y Joe estaba consciente como había dicho la enfermera.
Giró la cara al oír entrar a Demi. Ella hizo una mueca al ver los cortes que tenía en un lado de la cara. Tenía un moretón en el pómulo y en la sien. Parecía un poco desorientado, lo que no era sorprendente, considerando el golpe que debía haber sufrido. Demi se estremeció al recordar el estado en que había quedado el Jaguar.
Joe respiraba con dificultad.
—Lo siento —dijo con una voz muy ronca.
Demi no pudo contener las lágrimas por más tiempo.
—¡Bobo! —dijo sollozando—. ¡Eres un estúpido, podías haberte matado!
—Demi —dijo Joe suavemente tendiéndole la mano.
Demi corrió hacia él. Todas las barreras que había entre ellos se derrumbaron, como si nunca hubieran existido. Se sentó en la silla que había junto a la cama y se echó sobre él. No dejaba de temblar. Joe la tomó por los hombros.
—Tranquila, tranquila. Estoy bien. He tenido suer­te y no me di en la cabeza ni en ningún órgano vital.
Demi no dijo nada. No dejaba de sollozar y estre­mecerse. Y Joe le acariciaba el pelo.
—Maldita sea —dijo con dificultad—, me encuentro muy débil, Demi.
—Enseguida te pondrás bien —murmuró Demi levantando la cabeza—, Vas a tener un bonito more­tón.
—Ya lo sé —dijo Joe revolviéndose sobre la cama—. Qué dolor de cabeza. No sé si es la resaca o el accidente. ¿Pero qué hacía yo conduciendo?
—No lo sé, exactamente —dijo Demi eludiendo la respuesta—. Te enfadaste y tomaste el coche.
Joe silbó y sonrió con humor.
—Bonito epitafio: «Muerto por razones descono­cidas».
—No me parece muy divertido —dijo Demi secán­dose los ojos con un pañuelo de papel.
—¿Estábamos discutiendo otra vez?
—En realidad, no.
—¿Entonces? —preguntó Joe frunciendo el ceño.
La puerta se abrió y entró la enfermera rubia con una carpeta.
—Es hora de comprobar las constantes vitales —di­jo—. Sólo será un minuto. Si le apetece tomar una taza de café... —añadió dirigiéndose a Demi.
Demi no tenía ánimos para discutir nada.
—Vuelvo enseguida —dijo.
Joe la miró como si quisiera decir algo, pero la enfermera le metió el termómetro en la boca.
Para las team jemi.. igual que iop... jejeje.. capi dedicado a mi nueva seguidora... wiiii jijiji.. chicas las quiero millon!!

6 comentarios:

  1. aaa amo esta nove escribes genial siguela pronto porfa
    team jemi

    ResponderEliminar
  2. wow!! jemi!!!siiii
    ay! ayer me pase todo el dia esperando alguna deñal de vida... hum, te imaginaras como estaba, y hoy!! wow!! incre!!
    pero, joe no recuerda nada? de lo ocurrido antes de su accidente? parece que no... hum... bueno, su otro pronto, si???
    P.D. Soy demiloveMlovaticSmiler... nueva fan!! y lo digo porque el estupido internet me esta fallando... y pues... soy team Jemi 4 ever!

    ResponderEliminar
  3. me encanto adoro esta novela y también a jemi síguela por fa :)

    ResponderEliminar
  4. siii yo tambien amo jemi ... sigue pronto tu nobe pilzzzz estoy super engnchada es q esta buenisima jaja

    ResponderEliminar
  5. :D lo estaba esperando!
    genial lo unico que quiero que Jemi se quieran ( en la nove y en la vida REAL seria genial...k9)

    espero el siguiente YA! :D

    ResponderEliminar
  6. que suerte que Joe este bien, de verdad esto me tenia preocupada xD jjajaja, bueno sigo leyendo y como siempre te digo ME ENCANTO :)

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..