domingo, 7 de agosto de 2011

Novela Jemi 24 - Un asunto de familia - Feliz cumple Sariis!!


Demi tuvo que recostarse sobre las almohadas otra vez. Se sentía muy débil. Joe no había admitido nada, pero sabía que había dado en el clavo. Siempre lo había entendido sin necesidad de palabras, ¿por qué no se había dado cuenta antes de que no era a ella a quien estaba castigando con su crueldad? Se castigaba a sí mismo, por perder el control de sus sentidos, por desearla tan desesperadamente que no había podido contenerse.
—Pero, ¿por qué? —continuó Demi—. ¿Es tan terrible querer a alguien así?
Joe apretó la mandíbula.
—Un día los vi en el vestíbulo —dijo con voz grave y profunda—. Le estaba seduciendo, como siempre hacía, tentándole sin darle nada. Lo hacía para conseguir todo lo que quería, para que él hiciera lo que ella quería que hiciese.
—¿Ella? —preguntó Demi perpleja.
Joe prosiguió, como si no la hubiera oído.
—Aquel día quería que le comprara un coche. Tenía el capricho de tener un deportivo, pero él no quería desprenderse de su lujoso sedán. Así que le tentó y luego le dijo que no dejaría que la tocara a no ser que comprara aquel coche. Él se lo pidió por favor, le suplicó. Se puso a llorar como un niño... Al final no pudo contenerse, la empujó contra la pared y...
Apoyó la frente en el cristal de la ventana. Aquel recuerdo le estremecía.
—Ella se rió de él. Él estaba a punto de violarla, allí mismo, en mitad de la casa, casi delante de todos, y ella no paraba de reírse —dijo Joe, y se volvió. Estaba muy pálido—. Me fui antes de que me vieran y me puse enfermo. No puedes imaginar cuánto la odiaba.
Demi tuvo un horrible presentimiento. Muchas veces había visto a su madre tentar a George Miller, aunque no había pasado de las palabras. Y alguna que otra vez la había oído decir algo de él. Pero nunca había tenido una relación estrecha con ella y había pasado muy poco tiempo en casa, primero porque estaba en un internado en Virginia y luego en la universidad. Siempre había mantenido las distancias con ella, igual que con Joe. Así que apenas sabía nada del segundo matrimonio de su madre.
—Era... mi madre —dijo con pesadumbre.
—Tu madre —replicó Joe—, y mi padre. Lo trataba como a un perro, y él la dejaba.
La respiración de Demi podía oírse con claridad. Miró a Joe y se puso pálida. En su mirada podía verse todo lo que sentía, recordaba y odiaba en el mundo.
Demi comprendió. Todo había cobrado sentido. Bajó la mirada. Pobre Joe, ser testigo de algo así, ver al padre que adoraba humillado una y otra vez. Sin duda por eso rechazaba sus sentimientos por Demi. No quería estar a su merced porque temía que ella le tratara como su madre había tratado a George. No podía saber que lo amaba tanto que jamás podría causarle un daño semejante, y, por supuesto, no confiaba en ella porque no la quería. No sentía otra cosa que una apasionada atracción física que sobrepasaba los límites de la razón, y además la consideraba una debilidad insoportable. Veía el amor como un arma en manos de la mujer.
—Lo siento —dijo—. No lo sabía.
—¿Cómo podías no saberlo? ¡Era tu madre!
—Nunca me quiso —confesó Demi. Era la primera vez que hablaba de su madre con él o con cualquier otra persona—. Una vez me dijo que si el aborto hubiera sido legal en aquel tiempo, nunca me habría tenido.
Joe se quedó helado. Frunció el ceño y la miró.
—Santo Dios —dijo.
Demi se encogió de hombros.
—Mi padre sí me quería —dijo con orgullo.
—Murió cuando eras muy joven, ¿verdad?
—Sí.
—Tú tenías quince años cuando se casó con mi padre. ¿Con cuántos hombres estuvo antes de casarse con él?
Demi se mordió el labio e hizo una mueca de dolor.
—Deja de morderte el labio —dijo Joe con impaciencia.
Demi se acarició el labio con un dedo.
—¿Quieres saber si tenía amantes? —dijo Demi mirándole a los ojos—. Ya, por eso tú pensabas que yo también los tenía.
Joe asintió, se acercó a Demi y se sentó en la silla que había junto a la cama. La fatiga se dibujaba en su rostro y en sus ojos.
—Era una zorra —dijo.
—Sí —admitió Demi sin ofenderse—. Tú querías mucho a tu padre.
—Lo intenté —dijo Joe escuetamente—. Ella apareció cuando empezábamos a entendernos. Después, ya no le quedó tiempo para mí. No hasta que se estaba muriendo.
Al cabo de un rato, Joe respiró profundamente y volvió a mirarla a los ojos.
—Estás más delgada —dijo.
—Desde que dejé el rancho he comido muy mal —confesó Demi, y se sonrojó al recordar las circunstancias en que se había marchado.
—Aquel día, yo tampoco pude comer —dijo Joe apartando la mirada—. No debí dejar que te marcharas así, sin decirte nada.
—¿Y qué podías haber dicho? Me sentí utilizada...
—¡No! —exclamó Joe—. No vuelvas a decirme algo así jamás. ¡Utilizada! ¡Dios mío!
—¡Cómo quieras, pues manipulada! —replicó Demi apartándose el pelo de la cara—. ¿No era así como querías que me sintiera?
—¡No!
Demi lo miró fijamente.
—¡Maldita sea! —exclamó Joe haciendo un ademán.
—Sólo querías saber si podías hacer el amor —mur¬muró—. Eso dijiste.
Joe se cubrió la cara con las manos y se acarició el pelo.
—No sólo quería saber si podía hacer el amor, también quería saber si sentiría placer. Sólo contigo he llegado a sentir un orgasmo.
—¿Qué?
Joe la miró.
—Sólo lo he sentido en Francia, y el otro día.
—Pero si tienes treinta y cinco años.
—¡Soy un reprimido de todos los demonios! Nunca me ha gustado perder el control con una mujer, así que nunca me permití sentir nada... nada como eso —dijo Joe con cierta incomodidad—. De vez en cuando siento algún placer.
Demi estaba perpleja por lo que oía. Joe estaba admitiendo, de un modo indirecto, que nunca se había sentido completamente satisfecho con una mujer hasta estar con ella.
La timidez de Demi logró que Joe abandonara su irritación. La miró con una sincera curiosidad.
—¿Tú también te sentiste igual? —le preguntó.
 sarita corazon te quiero millon... espero que tengas un dia super especial!!

7 comentarios:

  1. oooooooowww coraazoon graxiias enceriioo
    y sii me la estooyy pasando genea alrato dijiera jaz me vooy a vagabundear osea de pa pa party party jejejejejjeje

    ResponderEliminar
  2. OMG!!!
    *snif* muchas gracias ¬¬ tus noves siempre me hace llorar, feliz??
    haha, ademas debe de ser por la song de miley...hehehe
    la <3 !!
    y a la nove,
    OMG!!!
    ¿que va a pasar???
    JEMI <3
    LOS AMO.
    subve pronto
    Bye!!!
    -demiloveMLovaticSMiler

    ResponderEliminar
  3. aa amo esta nove, ya quiero saber q pasa,
    siempre escribo como anonimo pero desde hoy pondre mi nombre soy paty
    siguelaaaaa
    prontoooooo

    ResponderEliminar
  4. amo tu nove qiero saber q pasara con esos dos ... escribes muy bien sigue pronto ...:D

    ResponderEliminar
  5. Que capitulo mas tierno por favor, totalmente lindo de verdad, pobre Joe :_ me dio lastima saber lo que le pasaba :/ pero bueno espero que todo se arregle :)

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..