martes, 30 de agosto de 2011

Novela Niley 23 - A través de tus ojos - Feliz cumple rocio y pris



El primer ensayo con vestuario y Miley estaba exhausta. Todo lo que podía ir mal había salido mal. Frases olvidadas, errores, puertas que no se abrían, luces que no se encendían. Alguien soltó una pesada tetera en el pie de Liam Hemsworth y él salió de escena cojeando y lanzando maldiciones.
Miley detuvo el coche frente a la casa de Nick y se apoyó en el respaldo del asiento, lanzando un largo y cansado suspiro. Se sentía exhausta. Recogió sus cosas y bajó del coche, con la mente fija en una cosa: la enorme bañera de Nick y el alivio que sentiría al sumergirse hasta la barbilla en el agua caliente y espumosa.
La sonrisa que ofreció a la tía Victoria cuando le abrió la puerta fue lánguida.
—Hola, Victoria, ¿sigue trabajando Nick? —Preguntó a la anciana—. Estoy deshecha —entonces notó que la tía Victoria parecía agitada, consternada—. ¿Hay algún problema? —quiso saber la joven.
—Esa mujer está aquí —murmuró la tía Victoria con inusual furia.
Miley sintió que se helaba por dentro. ¿Qué quería Delta de Nick esta vez? Miley no tenía el menor deseo de averiguarlo.
—¿Dónde están? —Preguntó, mirando hacia el apartamento de Nick—. ¿Arriba?
La anciana sacudió la cabeza.
—Aquí —apuntó hacia la rara vez usada sala de estar—. Al menos él ha tenido la decencia de no llevarla a vuestro apartamento. Llevan ahí más de una hora… y ella pasó por delante de mí como si yo fuera una sirvienta. ¡Toda afectación la señoritinga! —la tía Victoria bufó con indignación.
—Está bien, querida tía —Miley puso una mano apaciguadora en el hombro de la anciana—. Iré a reunirme con ellos.
Haciendo un esfuerzo por mantener el aplomo, Miley avanzó hacia la puerta de la sala de estar, se detuvo un momento con la mano en el picaporte, luego alzó la barbilla con determinación, abrió la puerta y entró.
El tenso ambiente la golpeó como un millón de dardos diminutos en el momento en que entró. Estaban de pie juntos en mitad del salón, hablando en voz baja pero áspera, y se callaron en cuanto se dieron cuenta de la presencia de Miley.
—¡Hola! —saludo ella en tono ligero, haciendo gala de sus dotes de actriz.
Se acercó a Nick y le dio un beso en la mejilla, como hacía siempre al llegar a casa. Él estaba tieso como una tabla. No respondió al beso, ni con una sonrisa o una mirada. Herida por su frialdad delante de la otra mujer, Miley se apartó, un poco ruborizada al volverse para ofrecer una sonrisa forzada a Delta Goodrem.
—Tú debes de ser Delta —la saludó con cortesía—. Reconozco tu cara. Me alegra conocerte por fin.
Miley le tendió una mano y su sonrisa se ensanchó. La otra mujer inclinó la cabeza, pero no estrechó la mano que se le ofrecía, de modo que Miley la dejó caer.
—Soy Miley Cyrus —se presentó con menos amabilidad y mayor ironía—. Parece que Nick ha olvidado sus buenos modales —agregó con voz tensa.
—Sí… he oído hablar de ti —dijo la morena, con una voz profunda y bien modulada que le crispó los nervios a Miley. Esos grandes ojos negros por los que era famosa se posaron por un momento en la actriz, parpadearon y se volvieron otra vez hacia Nick, que seguía tieso como una estatua—. Creo que será mejor que me vaya —murmuró—. Llámame, querido, cuando hayas… arreglado tus asuntos aquí. (acuérdense que la fea de la Delta es morena en esta nove)
Nick hizo una mueca terrible, pero controlada, y la tensión creció. La mujer esperaba que Nick dijera algo, él parecía incapaz de pronunciar una sola palabra, y Miley miró a los dos con furioso desconcierto.
—Escuchad… —intervino Miley con voz pausada, sintiéndose una intrusa allí y mortificada por la actitud de Nick—. Es obvio que me he entrometido en algo… privado. Os… Dejaré solos otra vez y perdonad la intromisión.
Se volvió con movimientos rígidos y empezó a andar hacia la puerta, apenas capaz de respirar, bombardeada por la ira, el resentimiento y la desazón. Si no bastara con regresar de un día muy pesado en el teatro, encontrarse con esa atmósfera cargada y sufrir la arrogancia de «esa mujer» era suficiente para hacerla bullir de ira e indignación. Su mano estaba buscando el picaporte, cuando Nick, que parecía haber cobrado vida otra vez, la detuvo.
—¡No! —Su voz sonó como el restallido de un látigo, exacerbando aún más los crispados nervios de Miley—. No, Miles —dijo en tono más apacible—. Espera, por favor. Delta… —se volvió hacia su ex esposa, mientras Miley se volvía a mirarlo, con el rostro alterado y tenso—. Te llamo luego, ¿hmm? — ¡estaba suplicando comprensión a la otra mujer! Miley sintió que iba a explotar—. Por favor —insistió él con voz ronca, cuando Delta titubeó.
Esos ojos negros miraban de Nick a Miley una y otra vez, luego la modelo se encogió de hombros.
—Está bien —concedió en tono petulante—. Ya sabes dónde me hospedo, querido. Estaré esperando tu llamada.
Se volvió y caminó hacia Miley con los garbosos movimientos de las modelos. Su rostro era una triunfante máscara de felino desdén que obligó a Miley a apartarse de la puerta antes de que la otra mujer llegara hasta allí. Delta sonrió ante la delatadora acción, luego salió con languidez del salón, dejando atrás la atmósfera más opresiva que Miley hubiera encontrado jamás.
Nick y ella permanecieron inmóviles como estatuas, oyendo avanzar el cadencioso taconeo por el vestíbulo, hasta llegar a la puerta principal, la cual se abrió y se volvió a cerrar. Miley dejó escapar el aliento, que no sabía que estaba conteniendo.
—Está bien —dijo con voz tranquila—. ¿A qué ha venido esa mujer?
Nick no respondió y Miley lo miró, allí de pie con el rostro demudado, clara indicación de que lo que había sucedido antes de que ella llegara había hecho desaparecer su habitual aplomo.
Pasándose una mano por la frente, Miley fue hacia una silla y se sentó, presa de un extraño y perturbador presentimiento.
Nick se movió por fin y se dirigió hacia el gabinete de las bebidas para servirse un whisky. Le tembló la mano al llevárselo a los labios.
—¿Qué pasa, Nick? —preguntó Miley, preparándose para el golpe moral que presentía.
 hola chicas aqui les dejo capi de esta nove, se que tengo muy abandonado el blog y es por lo de mi operacion, les tengo que dar una no muy buena noticia, bueno la verdad es que la operacion no salio muy bien del todo por lo que el 9 de septiembre me van a intervenir nuevamente, asi que ps espero que me comprendan muchas gracias por todo, les envio mis mayores deseos, las quiero millon...

las extraño muchop chicas a todas, extraño muchop leer sus blog... aun no me dejan hacerlo si me ven ahora me masacran.. jejeje pero aqui estoy aww awww... las amo chicas.....

para mi hermosa hermanita rocio: princesa te amo, te quiero muchisimo y espero que hayas tenido un excelente cumple, sos una personita super genial a la que amo mucho mucho, te e extrañadoooo muchop muchop y creo que lo seguire haciendo sigo enfermita, eso si te deseo que cumplas como un millon de años mas... jejeje, nunca cambies corazon te quiero!!!! :)

para mi linda sis pri: corazon espero que la hayas pasado genial en tu cumple, te super mega quiero muchop muchop... me encanta hablar con vos, sos una chica genial... me alegra tanto haberte conocido...
a ambas adoro haberlas conocido y que a pesar de la distancia es increible que las conosca, las quiero muchop a ambas.. besos y abrazos cuidense...
 

1 comentario:

  1. Me fascino el cap, EXTRAÑABA TUS NOVES :_ no quiero que Nick y Miley se peleen, aunque me dejo con la reee intriga el porque Nick se comportaba así :S bueno sigo leyendo :)

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..