martes, 30 de agosto de 2011

Novela Niley 26 - A través de tus ojos - Feliz cumple Ro, Pris y @TheMileyCookie


—¡Me amas! —insistió ella y lo miró con ojos relampagueantes, retándolo a que lo negara.
Nick se puso muy pálido.
—Pero me casaré con ella —repitió con voz cavernosa.
Miley lo miró durante largo rato, luego su boca se torció en una mueca terrible y su hermoso rostro se convirtió en una máscara de furia.
—Ahora lo sé —masculló con amargura—. No he sido para ti más que una aventura pasajera —su voz se elevó junto con su dolor; le brillaban los ojos por las lágrimas aún no vertidas—. ¡Siempre la has amado! ¡Nunca has dejado de amarla! ¡Nunca has sentido nada por mí! Todo lo que ella ha tenido que hacer ha sido venir aquí y…
—No, Miles —la interrumpió Nick—. Sabes que eso no es verdad. Yo…
—¡Entonces no entiendo por qué nos haces esto, por qué le haces esto a nuestro amor! —gritó Miley, y las lágrimas se desbordaron—. ¡No puedo entender que me sometas a este sufrimiento!
Todo el cuerpo de Nick se estremeció por la angustia que torturaba a la joven. Miró con el rostro contraído las lágrimas que le corrían por las mejillas y soltó un gemido sofocado.
—¡Miles, ella es estéril… estéril! —Exclamó con voz quebrada—. ¿No te das cuenta, amor mío? Si la hubiera detenido aquel día, si la hubiera seguido y la hubiera obligado a conservar el bebé, su vida no estaría destrozada ahora. Siempre dirigí su vida. ¡No tenía derecho a retirarle mi apoyo en un momento tan crucial!
—¡No era tu hijo! —Gritó Miley—. ¡Había sido infiel a esas promesas que tú valoras tanto! Concibió el hijo de otro hombre y luego se deshizo de la criatura. ¡No puedes sentirte culpable por lo que ella hizo!
—¡No importa de quién fuera el niño! —replicó Nick, exhausto—. Ella aprendió a depender de mí en todo. Durante cuatro años… ¡cuatro años, Miles! ¡Y yo soy el principal causante de su desgracia!
—¿Y yo qué? —preguntó Miley con voz dolida—. ¿Y lo que me estás haciendo a mí? ¿Yo no cuento?
—Tú eres fuerte, Miles —repuso él—. Sobrevivirás. Ella no si no le presto otra vez mi apoyo.
Miley lo miró a través de una niebla de lágrimas. Sólo el orgullo le permitió afrontar la derrota, el profundo dolor.
—Eres un tonto, Nick —dijo, controlando el temblor de su voz—. Me amas —declaró con la barbilla alta y el rostro endurecido por el orgullo—. Me amas y estás dispuesto a tirar este amor por la borda por un acceso de estúpido arrepentimiento que se desvanecerá por la mañana, dejándote tan vacío y desolado como me siento yo ahora. Bien —respiró hondo, conteniendo furiosamente las lágrimas para poder concluir lo que estaba diciendo—, es tu vida. Y creo que no tengo derecho a cuestionar tu decisión, puesto que nunca me lo has concedido. Pero quiero que sepas esto —le advirtió con frialdad—: cuando llegue el momento en que te des cuenta de la verdad y comprendas lo que has hecho, no vengas a buscarme, porque no te recibiré.
Dicho esto, se volvió y caminó con la cabeza alta hacia la puerta, rogando que sus piernas no dejaran de sostenerla.
—Miles…
Ella se puso rígida, pero no se detuvo.
—Al menos déjame mi dignidad, Nick —murmuró—. Ya me has despojado de todo lo demás —y después de decir esas palabras, salió del salón.
Miley estaba haciendo su equipaje cuando Nick apareció en el umbral y se apoyó en el marco de la puerta, con expresión de dolor y tensión. Miley lo ignoró, abriendo las maletas sobre la cama con movimientos precisos que sugerían un severo control.
Nick no habló, no se movió, sólo permaneció allí, llenando el umbral con su cuerpo rígido, con los ojos entrecerrados y el rostro pálido, observando cada movimiento de la joven con intensa concentración. Él ambiente estaba cargado de tensión, dificultando la tarea de ella. Por dentro se sentía helada, insensibilizada por tan repentino e inesperado dolor.
Después de hacer las maletas, Miley tomó su neceser y se dirigió al cuarto de baño, donde guardó sistemáticamente sus accesorios de belleza.
Nick estaba detrás de ella; se había movido de un umbral a otro, silencioso, tenso, observándola como alguien decidido a torturarse con el espectáculo de su amor reducido a cenizas.
Sin mirarlo una sola vez, Miley terminó su tarea, luego llevó el neceser al dormitorio, procurando no tocar el cuerpo de él, deteniéndose sólo el tiempo suficiente para que él se apartara y la dejara pasar.
La joven cerró las maletas con tal fuerza, que Nick hizo una mueca. Luego se acercó a ella, con la intención de ayudarla a quitar las maletas de la cama, pero se quedó paralizado cuando Miley se volvió hacia él hecha una furia.
—¡No las toques! —Masculló, con los dientes apretados y los ojos opacos de odio y de ira—. ¡No te atrevas a tocar nada que me pertenezca! ¡Has logrado mancharlo todo! ¡Apártate de mí! ¡Me las arreglaré sola, como siempre!
Luego, con los labios apretados, ella se apartó de Nick y atravesó el cuarto hacia donde estaba la estatuilla del Coloso (acuérdense que fue su regalo de cumpleaños), sobre su lugar de honor, en el armario, la tomó bruscamente y la miró con profundo desdén durante largo rato.
—¡Por Dios, Miles…! —la sofocada súplica de Nick cayó en oídos sordos y cuando ella se volvió con la estatuilla en la mano, él se puso rígido, entrecerrando los ojos con recelo.
«¿Acaso piensa que se la voy a estrellar en la cabeza?», se preguntó Miley con maligno placer. ¡No le permitiría una salida tan fácil de su propio infierno casero!
Alzó la estatuilla en alto, se volvió y la lanzó contra la ventana. Se oyó el ruido del cristal y luego un ruido sordo cuando la pieza cayó en el patio.
—Ése es el problema con los dioses de pacotilla —dijo ella con voz pausada—. No tienen alma, brillan por fuera mientras que por dentro están vacíos.
Levantó dos de sus maletas y dirigió una última mirada de acritud a Nick. Él estaba apoyado contra la pared, junto al cuarto de baño, con expresión tensa.
 chicas las quiero ahora si me despido, millon besos, como siempre les agradezco sus comentarios y a mis nuevas seguidoras.. las quiero muchop!!

8 comentarios:

  1. AAAAH! AY NOOOO!
    QUE IDIOTA ES NIIICK!
    AAAAAAAAH! TONTO! TONTO! TONTO!
    AAAH! JAJA AAY ESE HOMBRE NUNCA VA A APRENDER!, PERO BUENO! JAJA
    SIIIIIIIIIIIIISTEEEEEEEEER! QE TODO VAYA BIEN! QUE SALGAS DE TODO SUPER BIEN Y KUIDATHE! EH? KUIDATHE MUCHO0O!
    TE KIIIERO, TE ADORO0O SIIIISSS!!
    =D LOVE U GIRL!

    ResponderEliminar
  2. QUÉ DICES?!?! PERO ES QUE CÓMO...?! CÓMO?! QUÉ DIABLOS LE PASA A ESE MALDITO?!?!?! D': POR QUÉ SE CASARÁ CON DELTA & NEGÓ SU AMOR X MILEY?!?!?! D: RECUÉRDAME ASESINARLO! D': CÓMO ES POSIBLE ESO?!?! D': ._.

    Recupérate pronto! :D & sube pronto! :D

    MALDITO NICHOLAS! D:

    ResponderEliminar
  3. kazzz !! que fue con Nick , acaso tomo un alucinogenno, porque esta haciendooo eso ? ahhh
    parece un imbecil. perdon es un imbecil---
    waaa!
    hay mujer apenas puedas subee capitulo.
    i miss you.
    un besitoo

    ResponderEliminar
  4. super liindos los capiis amm cuidate ammmm
    y te quiero muxoxooooooxooooooxooo recuerda siempre q pase lo q pasee te amooooooo siii no lo olvides nunka te amooo

    ResponderEliminar
  5. :O:O:O:O:O DIOOS!
    Y.., awn. Gracias por lo de Feliz Cumpleaños! :'D

    ResponderEliminar
  6. OMG estoy enfurecida siempre siempre regandola ese hombre aggg me desespera y me cae mal jeje hay como amo esta nove que bueno q ya estes bien y que salga bien la nueva sirugia te mega adoro cuidate muchoooo suertee muak bye

    ResponderEliminar
  7. No te la puedo creer...Que horror lo que Nick le esta haciendo a Miley, aunque yo hubiera reaccionado igual que ella, me puse en su lugar y hasta me causo placer que le rompa la estatuilla jajaja bueno espero el próximo, igual este es el 25 no el 26 creo :P jaaja besosss

    ResponderEliminar
  8. aa malditoooo como fue capaz de hacer eso???
    quiero un antagonista hombre aaaaa
    por favor sube pronto el proximo capitulo

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..