sábado, 24 de septiembre de 2011

Novela Niley 33 - A traves de tus ojos



Pero luego sucedió lo inesperado, volviendo a sumirla en un torbellino emocional sonido del timbre del teléfono.
Se levantó de la cama con dificultad, salió de la habitación arrastrando los pies y se puso una bata, gruñendo porque el domingo era su único día de descanso y la noche anterior había estado hasta las tres de la madrugada en un centro nocturno con Liam y algunos de sus compañeros del teatro. De modo que no estaba de muy buen humor al responder la llamada.
Había una interferencia en la línea, molestando el sensible oído de la joven. Luego le llegó la voz, profunda y gutural, con notable acento extranjero.
—¿Miley Cyrus? —inquirió la voz.
—Sí, soy yo.
—Ah… Miley, soy Robert Miller —el suegro de Taylor. Miley enderezó la espalda, alerta y despejada de repente—. Me temo que debe prepararse para una mala noticia, querida. Su hermana y mi hijo han sufrido un accidente automovilístico.
Miley sintió que la invadía un frío terrible.
—¿Taylor y Joe? —Musitó con un hilo de voz—. ¿Están… malheridos?
—Eso me temo, querida —repuso la profunda voz en tono sombrío—. Joe ha sufrido una contusión y aún no ha recuperado el conocimiento; por lo demás, parece que no sufre heridas graves, esperamos. Pero lamento decirle que el estado de su hermana es más grave.
Miley palideció y tuvo que apoyarse en la pared.
—¿Hasta qué punto es grave su estado? —balbuceó.
—Los médicos creen que perderá el bebé —informó Robert—. Ella tiene algunos huesos rotos, pero los daños internos es lo que más preocupa a los médicos… lamento ser el portavoz de noticias tan tristes.
—¿Cuándo sucedió? —tratando con desesperación de no dejarse abrumar por la espantosa noticia, Miley se obligó a concentrarse.
—Aquí en Atenas es mediodía. El accidente ocurrió a las nueve de la mañana. Lamento no haberla llamado antes, pero quería estar seguro de los hechos antes de darle la noticia.
—¿Sucedió en Atenas? —Miley comenzó a planear de inmediato cómo llegar a la capital griega por la ruta más corta, cuando Robert aclaró:
—La estoy confundiendo —se excusó con un suspiro—. Disculpe a este pobre viejo agobiado. La llamo desde Atenas, pero el accidente ocurrió en Rodas. Un niño corrió ante el coche y, al tratar de evitarlo, Joe se salió de la carretera y volcó a causa del pavimento mojado.
—¿Y Daniel? —preguntó Miley con voz trémula.
—No iba con ellos, Miley —aclaró Robert—. Se había quedado en la villa con su niñera. Él sigue allí y está muy inquieto, pero mi esposa y yo saldremos para la villa en cuanto termine esta llamada —hizo una pausa, y Miley esperó con el corazón encogido lo que seguía—. No hace falta decirle lo importante que es que venga lo más pronto posible.
—Iré enseguida —repuso ella con voz temblorosa y angustiada.
—He puesto un avión a su disposición —anunció. Miley escribió con mano temblorosa el nombre del aeropuerto privado, en las afueras de Londres—. Estará listo para despegar a las dos de la tarde, hora de Londres. Si no puede estar allí a esa hora, debe llamar al aeropuerto para que el piloto haga las modificaciones del plan de vuelo. ¿De acuerdo?
—Sí… sí —murmuró Miley, consternada.
—Bien. Habrá un automóvil esperándola cuando llegue a Rodas, para llevarla directamente al hospital. No dude en llamarme en caso de que necesite cualquier cosa —le dio varios números de teléfono donde podría localizarlo y Miley los anotó con rapidez—. Mi esposa y yo rezamos para que su hermana salga con bien de este trance.
Aturdida por el impacto de la noticia, Miley se sentó en el sofá, tratando de mantenerse calmada para pensar en todas las cosas que tenía que hacer antes de tomar el avión. Había gente a quien llamar, disculpas que dar, preparar el equipaje…
Domingo por la mañana y Miley emergió de las profundidades del sueño ante el intruso
Edward. Era su salvación; él se encargaría de presentar las disculpas ante la compañía de teatro. Se levantó y volvió al teléfono. Edward respondió casi de inmediato.
—Hola, encanto —dijo él en tono jovial—. ¿A qué debo el honor de esta llamada? ¿No suele mi chica favorita hibernar los domingos?
—Acabo de recibir malas noticias —le informó Miley en tono suave, luego le explicó los detalles—. Necesitaré un permiso urgente para dejar la obra por unos días.
—Todo eso déjamelo a mí, preciosa —declaró Edward, solidario—. Tú sólo prepara tu equipaje y yo pasaré a recogerte a la una para llevarte al aeropuerto, de modo que todo lo que tienes que hacer es pensar en las cuestiones esenciales y dejarme a mí las trivialidades.
—Eres un encanto, Edward —dijo ella con voz constreñida por el agradecimiento—. No sé qué haría sin ti.
—Sobrevivir —repuso Edward—. No eres una mujer débil, Miles. Y recuerda que tu hermana tiene la misma capacidad. También sobrevivirá.
Un súbito temblor estremeció a la joven y una oleada de nostalgia la hizo susurrar con voz enronquecida por la emoción:
—Edward… Nick… ¿podrías…? —Se contuvo a tiempo, escandalizada consigo misma por la treta que las crueles emociones le acababan de jugar—. No tiene importancia —agregó con rapidez—. Te espero a la una y gracias otra vez.
—No tienes nada que agradecer, Miles —murmuró Edward—. No te preocupes más de lo necesario y… estaré contigo lo antes posible.
¿Por qué había dicho ella eso?, se preguntó Miley, aturdida, cuando colgó el auricular. ¿Qué era lo que, en medio de todos los temores y preocupaciones de ese momento, la hizo ansiar la presencia de Nick hasta el punto de mencionárselo a Edward?
Sacudió la cabeza con cansancio, tan confusa consigo misma que le pareció inútil tratar de analizar el mecanismo de una mente sin duda obnubilada por el sufrimiento.
Miley preparó su equipaje, se vistió y arregló, y luego se sentó a esperar a Edward con aparente calma, aunque por dentro la atenazaba la desazón.
De modo que cuando sonó el timbre, a la una menos cuarto, se levantó con un gran suspiro de alivio y corrió hacia la puerta para abrazar con efusivo agradecimiento a Edward.
Pero se quedó paralizada cuando, en lugar de encontrar a su agente en el umbral, encontró la figura enorme y vigorosa, tan infinitamente familiar, parada allí.

 hola corazones de mi vida... ahora si tengo tiempo de escribirles un poco, ya saben con lo de la ofi y mi jefe que a veces es medio bipolar anda bien despues mal y despues otra vez bien y asi uuu me confunde.. jeje esta semana a estado muy bien ya no tengo facebook y aunq como dicen mis amigas uno no se entera de lo que les pasa a los amigos igual estoy bien y mejor sin el facebook creanme que me habia traido una serie de problemas que gracias a dios ya se estan resolviendo...
en el resto de mi vida sigo super bien, es un gusto conversar con ustedes por twitter creo k me siento mas libre en esa red social jaja.. 
a las chicas que tengo agregadas en messengger es genial converar con ellas en los ratos k puedo hacerlo.. jijiji
ahora mismo deberia de estar en el baby shower de una amiga pero mi madre no me dejo salir ademas es muy lejos... creo k me sobreprotege demasiado, aunq la semana pasada no me hablaba pero ahora si y en definitiva me dijo no no vas y punto jaja... asi k cero vida social por ahora..
me encanta joe en su nuevo video musical en serio amo el video se lo ve tan sexy!!! nick trajo a su coff vieja coff novia coff a latinoamerica, jejeje pero eso k nos resbale porque canta stay que una cancion niley awww...que mala suerte por lo de la suspension del concierto en puerto rico.. 
gracias gracias por la promocion de mi blog en twitter, gracias a los comentarios y a las visitas de mi blog que por cierto esta cerca de las 100000 visitas!!!! waooo nunca pense k eso sucederia en tan solo 10 meses...
bueno ahora si me voy..jejeje bueno en unos 15 o 20 minutos pongo el capi de jemi!!!!
besos a todas las amo!!!

4 comentarios:

  1. No sabes cuando amo esta novela, es mi favorita, ¡¡aaaa!! maldito Nick lo odio en la novela y en la vida real por estar con esa Viejelta jajaja su nuevo sobre nombre

    ResponderEliminar
  2. Katty amigaa!! q feliz estoy q vs estes bien t adoro! la nove estuvo muy linda... y espero q el q halla llegado sea Nick... seria genial <3.. pero igual tendre q esperar para saber q pasara en el sig.. cap!! jejeje te adoro y tambien estoy molesta cn Nick y Traer a esa Delta a sudamedica =( te kiero muchop muchop <3<3<3<3



    P/D: Max te manda saludo jeje ya m estaba olvidando en decirte jeje te keremos mucho muchisimo jeje un besote grandee =)

    ResponderEliminar
  3. Nick... :DD hahaha :P qué mal lo de Joe & Taylor D: pero yaa! publica pronto :3

    ResponderEliminar
  4. noooo por q la dejaste ahi y justo en la mejor partee q mala lo importante es q si o si subi el capi q sigue de este lo mas pronto posible por q me quedan 48 hora de vida y no quiero irme con la duda de quien era esa infinitivamente familiar persona!!!!!!!!!1porfa CANDELA

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..