miércoles, 5 de octubre de 2011

Novela Jemi 10 - Besar a un angel



Antes de hacer nada, tenía que cambiarse de ropa. Una vez que volviera a sentirse ella misma, se encontraría mejor. Arrastró la maleta hasta el sofá, donde la abrió, y se encontró con que todos sus elegantes vestidos habían desaparecido, aunque el resto de las prendas parecían bastante adecuadas para alternar con esa gente. Se puso unos pantalones caquis, un top marca Poorboyusa de color melón y unas sandalias. El diminuto cuarto de baño resultó estar mucho más limpio que el resto de la caravana. Y cuando se arregló el pelo y se retocó el maquillaje, se sintió lo suficientemente bien consigo misma para salir y explorar el lugar.
Olores a animales, heno y polvo inundaron las fosas nasales de Demi tan pronto como puso un pie en el suelo. La brisa caliente de finales de abril corría por el recinto, agitando suavemente las lonas laterales de la carpa y los banderines multicolores. Oyó el sonido de una radio a través de la ventana abierta de una de las caravanas y el sonido estridente de un programa de televisión saliendo de otra. Alguien estaba cocinando en una parrilla de carbón y a Demi le rugió el estómago. Al mismo tiempo, creyó percibir el olor a tabaco. Lo siguió hasta otra caravana y vio a un hada apoyada contra la pared, fumando un cigarrillo.
Era una delicada y etérea criatura, con el pelo dorado, ojos de Bambi y boca diminuta. Recién entrada en la adolescencia, poseía unos pequeños pechos que presionaban contra una descolorida camiseta con un agujero en el cuello.
Llevaba unos vaqueros cortos y una imitación de deportivas Birkenstocks que se veían enormes en sus delicados pies.
Demi la saludó amablemente, pero los ojos de Bambi de la chica se mostraron taciturnos y hostiles.
—Hola, soy Demi.
—¿Es ése tu nombre de verdad?
—Mi verdadero nombre es Demetria, mi madre era un tanto melodramática, pero todos me llaman Demi. ¿Cómo te llamas?
Hubo un largo silencio.
—Destiny.
—Qué bonito. Eres del circo, ¿no? Por supuesto que lo eres, o no estarías aquí, ¿verdad?
—Soy una de las acróbatas de Nick Miller.
—¡Eres artista! ¡Genial! Nunca he conocido a una artista de circo.
Destiny la miró con el perfecto desdén que sólo los adolescentes parecen capaces de dominar.
 —¿Has crecido en el circo? —Al hacer la pregunta, Demi se dio cuenta de la inmoralidad que suponía pedir un cigarrillo a una adolescente. —¿Cuántos años tienes?
—Acabo de cumplir dieciséis. Llevo aquí algún tiempo. —Se puso el cigarrillo en la comisura de la boca, donde parecía vagamente obsceno. Entrecerrando los ojos por el humo, la chica comenzó a lanzar los aros hasta que hubo cinco en el aire. Al ver que fruncía la frente con concentración, Demi tuvo la impresión de que aquel ejercicio de malabarismo no era fácil para ella, especialmente cuando los ojos de la joven comenzaron a lagrimear por el humo.
—¿Quién es Nick Miller?
—Mierda. —A Destiny se le cayó uno de los aros y luego atrapó los cuatro restantes. —Nick Miller es mi padre.
—¿Actuáis los dos juntos?
Destiny la miró como si estuviera chiflada.
—¿Pero qué dices? ¿Cómo voy a actuar con mi padre si ni siquiera puedo mantener los cinco aros en el aire?
Demi se preguntó si Destiny era así de ruda con todo el mundo.
—Nick actúa con mis hermanos, Matt y Rob. Yo sólo salgo para posar con estilo.
—¿Posar con estilo?
—Para captar la atención del público. ¿Es que no sabes nada?
—No sobre el circo.
—Tampoco debes saber mucho sobre los hombres. Te vi entrar antes en la caravana con Joe. ¿Sabes lo que dice Miley sobre las mujeres que se enrollan con Joe?
Demi estaba bastante segura de no querer escucharlo.
—¿Quién es Miley?
—Miley Hemsworth. Es la dueña del circo desde que murió su marido. Y le dice a todas las mujeres que se acercan a Joe que algún día acabará asesinándolo.
—¿Porqué?
—Se odian mutuamente. —Tomó una profunda calada y tosió. Cuando se recuperó, miró a Demi de reojo con una intensidad aniquiladora que parecía ridícula en un hada. —Apuesto algo a que se deshace de ti después de que te haya follado un par de veces.
Demi había oído cosas peores en su infancia, pero aún se sentía desconcertada cuando esa palabra salía de labios de un adolescente. Ella nunca decía palabrotas. Otra rareza como rebelión a su educación.
—Eres una chica muy guapa. Es una pena que lo eches a perder utilizando ese lenguaje tan soez.
Destiny le dirigió una mirada de desprecio absoluto.
—Follar. —Se quitó el cigarrillo de la boca y lo tiró al suelo, apagándolo con la suela de la sandalia.
Demi contempló la colilla con anhelo. Habría podido darle al menos tres caladas antes de apagarla.
—Joe puede tener a la mujer que quiera —le escupió Destiny por encima del hombro cuando se dio la vuelta para marcharse. —Puede que seas su novia ahora, pero no durarás mucho tiempo.
Antes de que Demi pudiese decirle que era la esposa de Joe, no su novia, la adolescente desapareció. Ni siquiera mirándolo por el lado positivo, podía decir que el primer encuentro con uno de los miembros del circo hubiera sido bueno.
Se pasó la siguiente media hora deambulando por el recinto, observando los paseos de los elefantes desde una distancia segura y procurando mantenerse apartada del camino de todo el mundo. Se percató de que había un orden sutil en la forma en que funcionaba el circo. En la parte delantera se encontraba el puesto de comida y de venta de recuerdos junto a una carpa decorada con brillantes pósters de dibujos horripilantes de animales salvajes devorando a sus presas. En el letrero de la entrada se leía CASA DE FIERAS DE LOS HERMANOS HEMSWORTH. Justo enfrente, había una caravana con una taquilla en el extremo. Los camiones de carga pesada estaban estacionados a un lado, lejos de la multitud, mientras que las caravanas, las camionetas y los remolques ocupaban la parte del fondo.
Cuando la gente comenzó a agolparse en la carpa del circo, Demi avanzó entre los puestos de comida, recuerdos y algodón de azúcar para acercarse más. Los olores de gofres y palomitas de maíz se mezclaban con los de los animales y el del moho de la carpa de nailon del circo. Un treintañero con el pelo color arena y una voz atronadora intentaba convencer a la gente de que entraran en la casa de fieras para ver la exhibición de animales salvajes.
—Sólo por un dólar podrán ver a un cruel tigre siberiano en cautividad, a un exótico camello, a una llama cariñosa con los niños y a una gorila feroz...
Mientras seguía con el discurso, Demi pasó junto a él y bordeó el puesto de comida donde estaban almorzando algunos trabajadores del circo. Desde que había llegado a aquel lugar se había dado cuenta de lo ruidoso que era, y ahora descubría la fuente de ese sonido atronador: un camión que contenía dos grandes generadores amarillos. Pesados cables se extendían desde ellos; algunos culebreaban hacia la carpa, otros hacia las tiendas y algunos más hacia las caravanas.
Una mujer envuelta en una capa ribeteada con plumas de marabú de color azul verdoso salió de una de las caravanas y se detuvo a hablar con un payaso que llevaba una brillante peluca naranja. Otros artistas comenzaban a reunirse bajo una carpa que debía de ser la entrada de los empleados del circo, ya que estaba en el lado contrario a la del público. Demi no vio señales de Joe y se preguntó dónde estaría.
Aparecieron los elefantes, magníficos con sus mantas doradas y rojas y sus casquetes de plumas. Cuando enfilaron en dirección a Demi, ésta retrocedió hasta una de las caravanas. Si los perros pequeños la aterrorizaban, los elefantes no podían ser menos y estaba segura de que se desmayaría si se le acercaba uno de ellos.
Varios caballos engalanados con arneses adornados con joyas se encabritaron a un lado. Demi hurgó torpemente en el bolsillo para coger la caja de cigarrillos casi vacía que acababa de gorronear de una de las camionetas y sacó uno.
—¡Señoras y señores, la función va a comenzar! Acérquense todos...
El hombre que hacía el anuncio era el mismo que animaba a la gente a entrar en la casa de fieras, aunque ahora llevaba puesta una chaqueta roja de maestro de ceremonias. En ese momento Demi vio aparecer a Joe montado en un caballo negro. Fue entonces cuando la joven se percató de que su marido no sólo era el gerente del circo, sino también uno de los artistas.
Iba vestido con un traje de cosaco: una camisa blanca de seda con las mangas abullonadas y los holgados pantalones negros remetidos en unas botas altas de cuero que se le ajustaban a las pantorrillas. Una faja color escarlata con joyas incrustadas le rodeaba la cintura y los flecos rozaban el lomo del caballo. Vestido así no era difícil imaginarlo cabalgando por las estepas rusas para saquear y violar. También llevaba un látigo enrollado colgando de la silla de montar y, con alivio, Demi se percató de que había dejado volar la imaginación.
El látigo que había visto sobre la cama no era nada más que uno de los artilugios que Joe utilizaba en la pista.
Mientras lo observaba inclinarse sobre el lomo del caballo para hablar con el maestro de ceremonias, Demi recordó que había hecho unos votos sagrados que la vinculaban a ese hombre y supo que ya no podía ignorar más su conciencia. No podía negar que aceptar casarse con él era la cosa más cobarde que había hecho nunca. Había dudado de sí misma, de su habilidad para cuidarse sola; debía haberse negado al chantaje de su padre y haberse buscado la vida, aunque eso significara ir a la cárcel.
¿Sería así como viviría el resto de su vida? ¿Evitando responsabilidades y saliendo airosa de las situaciones? Se sintió avergonzada al recordar que había hecho esos votos sagrados sin intención de cumplirlos y supo que de un modo u otro tenía que llevarlos a cabo.
La conciencia se lo había susurrado durante horas, pero se había negado a escucharla. Demi aceptaba ahora que no iba a poder vivir consigo misma a menos que intentase cumplir su promesa. El que fuera a ser difícil no lo hacía menos necesario. En el fondo reconocía que si huía de esto no habría esperanza para ella.
Pero aunque sabía que tenía que hacerlo, su mente ponía obstáculos. ¿Cómo podía honrar los votos hechos a un desconocido?
«Tú no se los hiciste a un desconocido, le recordó su conciencia. Se los hiciste a Dios.»
En ese momento Joe la vio. La decisión que había tomado era demasiado reciente como para que fuera cómodo para ella hablar con él ahora, pero no tenía escapatoria. Le dio una nerviosa calada al cigarrillo sin apartar la mirada cautelosa del caballo que él montaba, y que parecía más feroz según se acercaba. El animal estaba enjaezado con magníficos arreos, incluida una silla de montar revestida de rica seda dorada y roja, unas bridas con filigranas doradas y elaboradas piedras preciosas rojas que parecían rubíes de verdad. Él la miró desde arriba. 

—¿Dónde te habías metido?
 ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
capitulo dedicado a arizbeth y barbarita.. chicas las quiero muchisimo...  i love you!! 
gracias por ser mis amigas.. las  quiero... a todas todas todas gracias por todo...

12 comentarios:

  1. sabes mejor lee el chad de alado me exprese mejor y si lo puedes borrar lo q dije aslo entre en melancolia ahora si goodbyeforeverandever

    ResponderEliminar
  2. hola pliss Síguela me encanta tu nove y tu blog espero que no lo cierres te lo suplico me encanta tkm :D

    ResponderEliminar
  3. Kazz ,yo no quiero que cierres tu blog pero esa es tu decisión, siempre hay alguien que te puede dar con cruedad pero no significa que tu harás caso a lo que te digan.
    Espero que te vaya todo bien y sabes q cualquier cosa cuentas conmigo.
    Un besito, cdtm :)

    ResponderEliminar
  4. me encanto... siguelaa.. me encnata tu blog.. no lo cierres please...

    ResponderEliminar
  5. Es enserio? Estas de broma no??! Como me cortas asiiiii?? pero que malaaaaa que sos! Si quiero seguir leyendo porfiii! subinos otro cap a tus lectoras ! te lo ruegooo!
    Te quedo espectacular este capi amiga, pero enserio: como me cortas asi?
    Hahahaha
    I LOVE YOU
    xooxo
    Keep shining!

    ResponderEliminar
  6. Woow!, que capitulo :D.. WHAT!?, Cerrar el blog?, por favooor!, no lo hagas :( , por favor sigueeelaaa!

    Love You

    xoxo

    Mica

    ResponderEliminar
  7. ooww q lindas palabras te confesare estoy llorNDO PERO NO DE TRISTESAA SOY MUY SENTImental por todo lloro asta por q pase una moscaa te amooooooooooooooooo y o sabes y muchisisismo eres una de las pokas personas q ablo q son q son y si dices q NO SERA EL ILTIMO TE CREO Y CONFIO DEMASIADO EN TI Q AVECES ME LASTIMO YO MISMAA SI TIENE TIEMPO DE CONECTARTE TE CONTARE AUNQ CREIO Q ME GANARA EL SENTIMENTALISMO Y LLORARE SABES OWW HASTA LLORE DE LA RISA SAN Y YO ESTABAMOS RISA Y RISAA JAJA PERO FUE BNO MAÑANA TENGO EXAMENES ASHI Q ME PONDRE LAS PILAS Y A ESTUDIAR Y SABES Q NO QUIERO Q CIRRES EL BLOG ME PARTIRIAS MI CORAZON ZABES APENAS SANAN LAS ERIDAS SHI NO LO ABRAS MAS ME CAUSARIAS UN DOLOR ENORME NNIX BUENOO Y AMM SABES ACABO DE OLVIDAR ,O Q TE IBA A DECIR BNO YA YA DEJO MI LLANTO AUN LADO BYE CUIDATE Q MAS Q MAS YA CREO Q YA ESPERA ESQ QUIERO Q SEA LARGO ASI QQQ AMM Q MAS ESPERO Q TE VAYA BN Y PARA MII TAMBIEN FUERON LOS PEORES EN DANZA ME DIERON 5 MANATSOS ESQ AL DAR LA VUELTAS Y YO DI COMO 20 JAJAJA NO IMPORTA AMI ME DOLIO MAS UNO EN LA BOCA EN EL ESTOMAGO EN LA MANO Y EN LA CABESA Y AL FINAL TERMINE EN EL PISO JAJAJA OKIS YA NO IMPOORTA ESPERO Q ESTES SUPER NENIIX BYE CUIDATE UN BESO CON GANAS DE DEJARTE UN CHUPETOON Y UN ABRAZO DE OSO CON GANAS DE MATASTE Y HACERTE VOMITAR HABLANDO DE VOMITAR WAA TENGO GANAS BUENO BYE

    ResponderEliminar
  8. Me encanto!!! <3 pero por favor no cierres el blog amo tus noves, mi corazón se partiría en mil pedazos ¡no lo hagas! tus noves son como una adicción!! D:

    ResponderEliminar
  9. me encanto.....
    espero mas....
    amo jemi
    y porfas pasate por el mio...:D

    ResponderEliminar
  10. aaaaww... kazie, sorrys no tenia internet y apenas voy abrieno, no quiero que pienses que me.. am.. aburri, solo no tenia internet, aaa.. y fue horrible, pero te voy a comentar en todas, jejej aunque sea retrasado, aaaa.. espero que me disculpes......
    y amo tu nove!!
    -demiloveMLovaticSMilers.
    y gracias por la deidicatoria!! :D

    ResponderEliminar
  11. wauuu jejeje me encanto el cap.. Amiga hace tanto q no se de tii estas mega perdida!! jeje :P ohh sere yoo!!! mmmm jejeje bue te re kiero.. un beso grande grande ;)

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..