viernes, 21 de octubre de 2011

Novela Niley 03 - La hija del magnate


-Su nombre es Miley, es rubia y de ojos azules.
-Bueno... -dijo su ayudante, Anna Coric- por lo menos eso nos da alguna pista. ¿Has dicho que tiene los ojos azules?
-Muy graciosa -comentó Nick sin ningún humor. Cuando se había despertado aquella ma­ñana, se había percatado de que estaba solo y, si no hubiera podido oler la leve fragancia a lavanda que ella había dejado impregnada en su piel, si no hubiera encontrado unas sensuales medias en el salón, hubiera podido convencerse a sí mismo de que las horas que había pasado con aquella miste­riosa mujer nunca habían ocurrido.
Se preguntó por qué demonios se habría mar­chado sin decirle ni una sola palabra.

Anna, una mujer de mediana edad madre de cuatro hijos, trabajaba para él en el aeródromo de la familia Jonas. Se ocupaba de todo el papeleo y se aseguraba de que tanto Nick como los pilotos que trabajaban para él cumplieran con sus agendas.
-Espera -añadió Nick al recordar algo-. Me dijo que su nombre completo era Destiny. Eso debería ayudarte a encontrarla.
Anna lo miró y dejó un momento aparcado el trabajo que estaba realizando.
-Por mucho que me complazca saber qué pien­sas que soy una trabajadora excepcional, necesita­ría saber algo más que su nombre y el color de sus ojos para encontrarla.
-Comprendo.
-Además... -comenzó a decir Anna pensativa­mente-, ¿no tienes ya suficientes mujeres en tu vida?
-Tienes razón, Anna, mi amor -contestó Nick, bromeando-. Tú eres más que suficiente para mí.
Ella se rió, tal y como él sabía que ocurriría.
-Oh, eres muy ingenioso, Nick. Tengo que reconocerlo.

El era lo suficientemente ingenioso como para haber logrado cambiar de tema antes de que Anna comenzara a recordarle cosas en las que prefería no pensar en aquel momento.
Entonces dejó a su ayudante trabajar tranquila y entró a su despacho, desde cuyas ventanas se veía todo el aeródromo.
Poseía una gran flota de aviones y tenía todo un equipo de pilotos trabajando para él, pero dis­frutaba del estilo de vida libre y sin compromisos que dirigir su negocio le permitía mantener. Y, además, disfrutaba muchísimo volando.
Pero aquel día se sentó tras su escritorio e ig­noró las vistas.
-Miley... ¿Miley qué? -dijo-. ¿Y por qué demo­nios no le preguntaste su apellido?

Disgustado, se echó para atrás en la silla y miró el teléfono. Aquello no debería molestarle. Estaba acostumbrado a estar una sola noche con algunas mujeres, pero normalmente era él quien se mar­chaba sin decir nada. No estaba acostumbrado a que una mujer le abandonara en medio de la no­che. No estaba acostumbrado a ser él quien se pre­guntara qué había ocurrido.
Cuando sonó el teléfono, contestó.
-¿Quién es?
-Se te nota muy animado esta mañana.
Nick frunció el ceño al oír la voz de su her­mano.
-Kevin, ¿qué ocurre?
-Sólo quería comprobar si sigue en pie nuestra cena del fin de semana. Danielle lo ha arreglado todo con su madre para que ejerza de niñera.

A pesar de su humor de perros, Nick sonrió. Durante los años anteriores se había convertido en tío. En dos ocasiones. Primero, su hermano, Joe, y la esposa de éste, Demi, habían te­nido a Emma, que en aquel momento tenía año y medio. Después habían sido Kevin y Danielle quienes habían tenido otro bebé; su pequeña Katie sólo te­nía unos pocos meses y ya era la reina de la casa.

Aunque Nick quería mucho a sus sobrinas, tras una visita a cualquiera de sus hermanos regre­saba a su tranquilo hogar invadido por un senti­miento de gratitud. No había nada como estar cerca de parejas con bebés para que un hombre apreciara ser soltero.
-Sí -contestó-. Sí, claro que sigue en pie. Tene­mos una mesa reservada en Serenity, a las ocho. Pero nos podíamos ver en el bar sobre las siete para tomar algo primero. ¿Qué te parece?
-Estupendo. ¿Nos acompañará Delta?
-No veo por qué tendría que hacerlo; no es parte de la familia.
-Pero lo será.
-Todavía no le he pedido que se case conmigo, Kevin.
-Pero vas a hacerlo.
-Sí -concedió Nick, que había decidido ha­cerlo hacía más de un mes.
Delta Goodrem era la hija única de Víctor Goodrem, el hombre que poseía la mayor parte de los aeródromos privados del país.

Que ambas familias se unieran era una deci­sión de negocios, pura y simple. Una vez estuviera casado con Delta, Aviones Jonas aumentaría aún más su flota. La familia Goodrem era rica, pero comparada con la fortuna de los Jonas eran unos advenedizos. Con el matrimonio, Delta adquiría el apellido Jonas y la fortuna que éste conllevaba, aparte de complacer a su padre, quien había sido el que había incitado aquella unión. Y Nick ad­quiría los aeródromos. 

Todos salían ganando. Sus dos hermanos se habían casado por conveniencia y habían logrado que sus relaciones funcionaran. ¿Por qué iba a ser él diferente?

-Si vas a hacer esto en serio, me refiero a casarte con ella, sería una oportunidad para que Delta se acostumbrara a la familia -señaló Kevin-. Pero si prefieres no hacerlo, está bien. Le diré a Joe lo de la cena. Voy a llevar a Danielle al rancho para que Demi, las niñas y ella puedan pasar el día juntas.
-Hermano -dijo Nick, agitando la cabeza y riéndose levemente-. ¿Te imaginaste siendo padre alguna vez? Porque tengo que decir que a mí me re­sulta extraño pensar en Joe y en ti como papás.
-También es extraño serlo -admitió Kevin-. Pero algo agradablemente extraño. Deberías probarlo.
-Jamás, hermano mayor -contestó Nick.
-Quizá Delta te haga cambiar de idea.
-No lo veo probable -respondió Nick-. Ella no tiene mucho instinto maternal. Claro que por mí no hay ningún problema. Yo puedo ser el tío más maravilloso del mundo y mimar demasiado a vuestras hijas... para luego llevarlas de vuelta con vosotros.

-A veces se cometen errores -dijo Kevin-. A to­dos nos sorprende algo alguna que otra vez.
Kevin y Danielle no habían planeado tener un hijo en aquel momento, pero Nick no cometería el mismo error.
-En lo que a eso se refiere, tengo muchísimo cuidado. Tengo tanto cuidado que casi estoy cubierto de pies a cabeza por un envoltorio de plás­tico. Soy...
En ese momento, un espantoso pensamiento le pasó a Nick por la cabeza. Se levantó de la silla de inmediato.
-Estás hecho a prueba de errores, compren­do... -comentó Kevin, esperando en vano una res­puesta-, ¿Nick? ¿Estás bien?
-Sí -murmuró su hermano-. Tengo que colgar, adiós.

Pensó que la noche anterior no había tenido cuidado. Ni siquiera había pensado en ello hasta aquel minuto. Había estado demasiado embele­sado con aquella misteriosa rubia de ojos azules y se había dejado llevar por la urgencia del mo­mento.
Por primera vez en muchos años, no había utili­zado preservativo.

Maldijo, le dio una patada a uno de los cajones de su escritorio e ignoró el dolor que ello le causó. Pero si se había roto algo, se lo merecía. Se pre­guntó cómo había podido ser tan estúpido. No sólo no había tenido cuidado, sino que había es­tado con una extraña, una mujer de la que no sa­bía absolutamente nada. Una mujer que podía ha­berlo planeado todo para quedarse embarazada de un miembro de la poderosa familia Jonas.

Se puso muy tenso y se dijo a sí mismo que te­nía que encontrar a aquella mujer sin importar lo difícil que resultara. Tenía que descubrir quién era y qué demonios había querido conseguir...
Todavía furioso consigo mismo, miró por la ventana. Vio los aviones de su familia, aviones que formaban parte del imperio del que se llevaba encargando desde los veinticinco años y que había convertido en uno de los más envidiables del mundo.

Se repitió a sí mismo que debía encontrar a aquella mujer, sobre todo en aquel momento, ya que no podía correr el riesgo de no llevar a cabo la fusión con la familia Goodrem.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
pegemosle a nick por $#%&&/// (censurado) jeje en estos dos capis los chicos si que dejan que desear con su forma de actuar pero  bueno asi los amamos.. jejeje
espero que esten bien y sarii ya veras que todo sale super bien y tienen un muy buen resultado.. suerte 
:)


7 comentarios:

  1. awwzzz me dedicaron una cancio jejeje jeje y amm sii quiero masacrar a niick jajaja mmm lo turturare vilandolo jajaja digo diigo mmm jaja tu sabes noo jajaja awss neniiizz aww estoy admirando mi premio awzz sabes no me acorde q hoy era mi aniversario de amistad con las gemelas jajajaja q loko jaja awwnnnss siempre tan lindas aww te amoooooooo corazoon besootes encerio y q bueno q te aya gustado el video y el epilogoo aunq no lo queria publikar pperooooo todo seaa por tiii amore de mi vidaa muacksothe te amoooo y espero q estes waoo tengo tanta hambre q me comeria mis libroos y awwns mi hermana no llega sabes cocina?? shii conectate para q me digas q me cocino ya q yo no se jaja soy un desastre en la cocina y manejando jajaja sabes te acuerdas de algo q me pedistes poes ya lo tengo lo quieres??

    ResponderEliminar
  2. UUUUUUYYYYYYYY hahahahaha xD va a haber Niley baby OHSIII :3 hey tú! ahora publica otro :3 thanks ;) me encantó este <3

    ResponderEliminar
  3. Super buenoo!!
    Me encantaaa..Esperoo el siguientee!!!
    Beshitos!!

    ResponderEliminar
  4. hola kazzie estuvo hermoso espero el capi muy pronto bueno chau besos tkm :D

    ResponderEliminar
  5. me gusto mucho!!!! síguela por fis, necesito mas de esta nove :D

    ResponderEliminar
  6. Holis ;) Como andas?GRACIAS POR SEGUIRME EN MIS BLOGS♥Te lo agradesco de todo corazon.Bueno me pongo a leer ya entre un ratito tus capitulos.Veo que tienes varias novelas :) ASI QUE OJOS A LEER(? besos♥

    ResponderEliminar
  7. COMO QUE NICK VA A CASARSE CON LA TONTA DE DELTA!!!!!!!!!!!!!!
    No podemos permitirselo!!! ¬¬
    Bueno Katty, como dice en Twitter, tenia pensado escribir capitulos esta noche pero vi que publicaste algunos capitulos de la nove, bastantes. Jajaj y no me los puedo perder. Si estoy un poco atrasada lo siento y comentare todos y cada uno de ellos. Si esta compu lo permite.
    Te quiero y sigo leyendo

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..