martes, 1 de noviembre de 2011

Novela Jemi 28 - Besar a un angel - Feliz cumple Barbarita

Demi bajó la mirada. Joe estaba al pie de la rampa. Ella asintió lentamente con la cabeza.

Él le sostuvo la mirada con las manos apoyadas en las caderas cubiertas por unos vaqueros descoloridos. —Los hombres han hecho apuestas sobre si harías o no el trabajo.

—¿Y qué has apostado tú? —La voz de Demi apenas era un susurro y a él le sonó como un graznido.

—No estás preparada para recoger mierda, cara de ángel. Cualquiera puede verlo. Pero, y sólo para que conste en acta, no he apostado nada.
No era por lealtad hacia ella, de eso estaba segura, lo habría hecho para mantener su reputación como jefe. Lo miró con una distante curiosidad.

—Has sabido todo el tiempo que no podría hacerlo, ¿verdad?
—Sí, lo sabía —dijo Joe, asintiendo lentamente con la cabeza.
—Entonces, ¿por qué me has hecho pasar por esto?
—Eras tú la que tenía que entender que no podías soportarlo. Pero has tardado demasiado tiempo en darle cuenta, Demi. Intenté decirle a Patrick que no ibas a sobrevivir aquí más que una bola de nieve en el infierno, pero no quiso escucharme. —La voz de Joe se volvió casi suave y, por alguna razón desconocida, a ella le molestó más aquello que el anterior desprecio de su marido. —Vuelve a la caravana, Demi, y cámbiate de ropa. Te pagaré un billete de avión.

«¿Adonde iré?», se preguntó. No tenía ningún lugar al que ir. Oyó el rugido de Sinjun y miró hacia su jaula, pero el camión del agua le bloqueaba la vista.

—Te daré dinero para que puedas mantenerte hasta que encuentres trabajo.
—Eso es lo que te pedí en la limusina y no aceptaste. ¿Por qué lo haces ahora?
—Le prometí a tu padre que te daría una oportunidad. He mantenido mi palabra.

Dicho lo cual, él se dio la vuelta para dirigirse a la caravana, seguro de que ella lo seguiría. Esa arrogante seguridad atravesó el dolor de Demi y lo transformó en un ramalazo de ira, tan extraña en su tranquila naturaleza que la joven apenas reconoció lo que era. Él estaba tan convencido de su derrota que ni siquiera dudaba del hecho de que fuera a rendirse.

«¿Iba a rendirse?»

Miró a la pala tirada sobre la rampa. Tenía abono seco pegado al mango y a la paleta, lo que atraía a un enjambre de moscas. Mientras la miraba, se dio cuenta de que esa pala, sucia, era como todas las malas decisiones que había tomado en su vida.

Con un sollozo entrecortado la recogió con rapidez y se metió dentro del remolque. Contuvo la respiración y deslizó la pala bajo el montón de paja más próximo, recogió una paletada y con brazos temblorosos la llevó hasta la carretilla. Los pulmones le ardieron por el esfuerzo. Aspiró aire fresco y casi se atragantó con aquel pestilente olor. Sin darse tiempo para pensar, fue a por el siguiente montón y luego a por el siguiente. Comenzaron a dolerle los brazos, pero no se detuvo.

Las botas de Joe resonaron pesadamente en la rampa.

—Para, Demi, y sal de ahí ya. Ella tragó saliva intentando desatascar el nudo de su garganta.
—Vete.
—No podrás sobrevivir aquí. Tu obstinación sólo pospondrá lo inevitable.
—Es posible que tengas razón. —Perdió la batalla por contener las lágrimas y éstas se le deslizaron por las mejillas. Sorbió por la nariz, pero no dejó de trabajar.
—Lo único que estás consiguiendo con esto es convencerme de lo tonta que eres.
—No estoy intentando convencerte de nada y, francamente, ya no quiero hablar más. —Con un trémulo sollozo, levantó otro pesado montón y, sin apenas fuerzas, consiguió llevarlo hasta la carretilla.
—¿Estás llorando?
—Vete.

Él entró y se puso delante de ella.
—Sí, estás llorando.
—Perdona, pero me estás interrumpiendo —dijo Demi con voz trémula.

Él trató de quitarle la pala, pero ella la apartó a un lado antes de que pudiera cogerla. Un arranque de cólera alimentado por la adrenalina le dio la fuerza suficiente para deslizar la pala bajo otro montón de paja y amenazar con arrojárselo.

—¡Vete! ¡Lo digo en serio, Joe! Si no me dejas en paz te lo echaré encima.
—No te atreverás.

A Demi le temblaban los brazos y las lágrimas le caían desde la barbilla a la camiseta, pero sostuvo la mirada de Joe sin rendirse.

—No deberías desafiar a alguien que no tiene nada que perder.
Joe se quedó inmóvil por un momento. Luego meneó lentamente la cabeza y retrocedió.
—De acuerdo, pero sólo lo estás haciendo más difícil para ti.

La joven tardó dos horas en limpiar el remolque. Bajar la pesada carretilla por la rampa fue lo más difícil. Se le volcó la primera vez que lo intentó y tuvo que recogerlo todo de nuevo. Había seguido llorando todo el tiempo, pero no se detuvo. De vez en cuando levantaba la cabeza y veía a Joe, que la observaba con esos ojos dorados, pero lo ignoró. Los hombros y los brazos le dolían demasiado, pero apretó los dientes y se obligó a seguir.

Cuando terminó de limpiar con la manguera el interior del camión, la camiseta y los vaqueros que Joe le había comprado dos días antes estaban cubiertos por una capa de porquería que parecía formar parte de ellos. Tenía el pelo alborotado alrededor de la cara y se le habían roto las uñas.

Examinó el trabajo intentando sentir orgullo por lo bien que lo había hecho, pero lo único que sintió fue un cansancio mortal.

Se apoyó en la puerta del camión. Desde aquella ventajosa posición, en lo alto de la rampa, podía ver a los elefantes encadenados cerca de la carretera para anunciar que el circo estaba allí.

—Baje, señorita —dijo Jacob. —El día no ha terminado todavía.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
corazon espero que te gusten mucho los capis... espero de corazon que estes super bien...
chicas las adoro, millon gracias a todas.. las amooo

7 comentarios:

  1. Amo a Joe, pero hoy siento la extraNa necesidad de querer destruirlo... *exageroo* hahahahaha
    Kazzie, corazon... te han quedado espectaclares estos caps de esta nove... me encanta tantooo! heehe
    Quiero mas Jemiiii si??
    Te quiero mucho ami
    y me alegra mucho que te halla gustado mi felicitación de cumpleaNos... fue de corazon :)
    Keep shining amiga
    xoxox

    ResponderEliminar
  2. wooouuuuuww m re encanta!! amo Jemi ♥.♥

    ResponderEliminar
  3. OMG!, Casi llore :( poobre Demi..
    Odio a Miley y a Destiny ¬¬' B*tches (?
    Espero que pronto Joe y Demi sean felices :D
    Como siempre!, Amo tus novelas Kazzie, y ya sabes.. Tienes que seguirla ;)

    Ah y kazzie puedes pasar por mi blog? www.juststaybyme.blogspot.com (: he comenzado una novela, y es Jemi :D, me gustaria saber tu opinion sobre la nove (:

    Cuidate Mucho
    You ROCK Girl! :D
    Xoxo, Mica

    ResponderEliminar
  4. Estuve a punto de llorar y no se porque :S pobre Demi!!! Destiny y Miley me caen mal ¬¬ publica el siguiente pronto si :D

    ResponderEliminar
  5. Destiny (¬¬*) por su culpa!
    Perop a veces el amor es asi!
    :/
    Que triste!
    Te quiero Katy espero estes bien besotes!
    xoxoxo!

    ResponderEliminar
  6. El Capi Me Guste Sube El Otro Pronto Porfa
    Att: Paula

    ResponderEliminar
  7. :o
    mas JEMI!!! jejejeje, aaaaaa...
    OMG!1, kazz, porfa (si puedes, ) sube pronto!! jejeje
    ;D
    TK!!!:D
    -demiloveMLovaticSMilers

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..