viernes, 4 de noviembre de 2011

Novela Jemi 30 - Besar a un angel


Demi se quedó allí sentada, demasiado deprimida para levantarse. Las florecitas de las sandalias centelleaban como estrellas plateadas ante sus ojos. Levantó la cabeza y vio que Miley Hemsworth la miraba desde detrás de unas gafas de sol. Miley llevaba un ceñido top blanco, unos pantalones cortos a juego y un cinturón de color lavanda. Cargaba sobre la cadera a un bebé de pelo oscuro, un niño que Demi recordaba haber visto con uno de los hermanos Tolea y su mujer. Miley bajó la mirada hacia ella, luego se colocó las gafas de sol en la coronilla, retirándose el pelo lo suficiente para dejar a la vista unos pendientes púrpura con brillantes en forma de estrellas.
Demi esperaba ver una expresión de triunfo en los ojos de Miley, pero sólo vio satisfacción. Se dio cuenta de que estaba tan hundida que la mujer ni siquiera la consideraba una amenaza.
—¿De dónde demonios te ha sacado Joe?
Negando con la cabeza, Miley pasó por encima de los pies de Demi, para acercarse a Tater y acariciarle la trompa
—Eres un pequeño demonio, ¿verdad, colega? ¿A que es un diablillo, Theo? —dijo Miley, cogiendo el pie del niño.
Demi había sido derrotada por todos y ya no pudo soportarlo más. En lo que a ella concernía, el trabajo había terminado por ese día, y había sobrevivido a duras penas. Se puso en pie y se dirigió a la caravana. En ese momento vio a Joe. Demasiado cansada para volver a enfrentarse a él, se dio la vuelta y comenzó a deambular por el recinto del circo.
Se cruzó con dos de las animadoras, pero le dieron la espalda. Uno de los payasos fingió no verla. Demi necesitaba con urgencia un cigarrillo.
Dio un respingo cuando un potente chillido surcó el aire. La joven giró la cabeza con rapidez y vio a Josh cerca de uno de los camiones de la mano de Ashley. La señaló y chilló de nuevo. Ashley lo cogió en brazos y, sin dirigirle la palabra a Demi, se alejó.
Demi se sintió fatal. El mensaje era claro. La habían declarado una paria.
El es SINJUN
Siguió caminando hasta que se encontró delante de la casa de fieras. La puerta de lona estaba levantada y todos los animales estaban dentro menos Sinjun, cuya jaula aún se encontraba a pleno sol. El animal bajó las orejas cuando ella se acercó, y la miró con desdén. La noche anterior había estado demasiado oscuro para ver en qué condiciones se encontraba la jaula, pero ahora podía ver lo sucia que estaba. Jacob era quien se encardaba de cuidar a los animales, pero estaba claro que éstos ocupaban el último lugar en su lista de tareas.
El tigre clavó los ojos en ella y Demi no pudo apartar la mirada de él. La noche anterior el pelaje a rayas parecía brillar bajo los reflectores, pero ahora el animal parecía flaco y sucio. La joven miró fijamente aquellos misteriosos iris dorados y, al cabo de unos segundos, se sintió muy sofocada.
El sudor le cubría el hueco de la garganta y los brazos. Tenía la cara congestionada y los pechos mojados. Nunca había sentido tantísimo calor. Quiso desnudarse por completo y meterse en una piscina de agua helada. Tenía un calor insoportable. Sabía que el ardor no provenía de ella sino del tigre.
—Aquí estás.
Demi volvió la cabeza y vio que Joe se acercaba a ella. La miró de arriba abajo y se quedó helada bajo el impacto de esos ojos fríos e impersonales.
—Aún te queda algo de tiempo libre antes de la función —dijo. —¿Por qué no vas a ducharte y luego cenamos algo?
—¿La función?
—Ya sabes que es parte de tu trabajo.
—Pero no esta noche. Es imposible que pueda hacer nada esta noche. ¡Mírame!
Mientras la observaba, Joe casi se rindió. La parte más decente de sí mismo le exigía que la dejara en paz por esa noche. Estaba pálida debido al agotamiento y tan sucia que era imposible reconocerla. El único rastro de cosméticos en su cara era la mancha de rímel bajo los ojos. Su pequeña boca tenía un gesto de tristeza y Joe pensó que nunca había estado en presencia de alguien que estuviera tan a punto de quebrarse.
Sintió una renuente chispa de admiración ante el hecho de que ella estuviera todavía en pie. Por la forma que había manejado la pala supo lo difícil que le había resultado todo aquello. La joven lo había dejado sorprendido. Por desgracia, aquella pequeña rebelión sólo había prolongado lo inevitable.
¿Por qué no se rendía? No sabía de dónde había sacado las fuerzas para llegar hasta allí, pero sí que acabaría por ceder, y se negaba a torturarla más. Luchó contra esa debilidad interior que lo impulsaba a ablandarse, sabiendo que sería una crueldad presionarla. Pero tenía que hacerlo si quería que Demi aceptara la verdad.
Se recordó con firmeza que era una ladrona y que, a pesar de las circunstancias, no podía perdonárselo.
—La primera función es a las seis. Saldrás con los elefantes.
—Pero...
Se fijó en que ella tenía un corte en la palma de la mano y se la agarró con rapidez para examinarla.
—¿Cuánto hace que te vacunaste del tétano?
Lo miró sin comprender.
—La vacuna del tétano. Por la infección.
Ella parpadeó; estaba tan agotada que él tuvo que resistir el deseo de cogerla en brazos y llevarla a la caravana. Joe no quiso pensar lo que sería sentir ese menudo y suave cuerpo entre sus brazos. Si no hubiera robado ese dinero, hubieran pasado la noche anterior en la misma cama, pero al ver lo que había hecho, él se había enfurecido tanto que no había confiado en sí mismo para tocarla. No había deseado tocarla.
—¿Cuándo te has vacunado del tétano? —repitió el bruscamente.
Ella se miró el corte.
—El año pasado. Me corté en el yate de Biffy Brougenhaus.
«Santo Dios.» ¿Cómo podía estar casado con una mujer que conocía a alguien llamado Biffy Brougenhaus? Al diablo con ella.
—Échate un poco de antiséptico —le espetó— y procura estar lista a tiempo para la función o también te encargarás del remolque del caballo.
Mientras la miraba, el semblante de Joe se endureció todavía más. Siempre se había sentido orgulloso de su sentido de la justicia, pero ella lo hacía sentir como un matón malhumorado. Otro punto más en contra de ella
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


chicas denme sus opiniones y diganme si les guta la nove... los personajes son asi algunas veces digamos que malos pero ya veran que pronto las cosas cambiaran.. jeje... aunque eso si les digo les falta bastante a esta nove creo que llegare al capi 50 mas o menos asi k jejeje aun falta muchoooooo o tal vez llegue a mas miren que ya es el capi 30.....

5 comentarios:

  1. jejej ami no me importa, mientras mas largo.. aaaww.. peri si, amo la nove, es tan... aaaww.....
    linda, aaaaaaaawwwwwwww....
    en serio, lo amo, y espero mas capis!!!!
    aaaaaaaaaaaaa
    -demiloveMLovaticSMilers

    ResponderEliminar
  2. Sin tiempo! Muy lindo el cap, un beso

    ResponderEliminar
  3. Genial solo siguee y me gusta que la hagas larga asi me dan ganas de volver a leer aqui!! xd

    ResponderEliminar
  4. pobre Demii
    me encantaron
    los caps
    sube prontoo

    ResponderEliminar
  5. Joe es muy maloo :( porque no acpeta de una vez lo que siente?? los hombres porque seran tan duros???

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..