martes, 1 de noviembre de 2011

Novela Niley 11 - La hija del magnate - Feliz cumple Ary

-¡Estás loco!
-Puede ser. ¿Sabes una cosa...? -dijo Nick, observando la impresión que reflejaban las faccio­nes de ella-. Tus ojos cambian de color depen­diendo del estado de ánimo en el que estés.
-¿Cómo? -preguntó Miley.
-Tus ojos -respondió él-. Normalmente son de un azul muy claro. Pero cuando te enfadas, como ahora, o cuando estuve dentro de ti... ese azul pá­lido se convierte en un azul oscuro y profundo.

 
Miley se retorció en la silla. Bien. Nick que­ría que aquello ocurriera, quería que estuviera in­quieta ya que él mismo lo estaba. Se sentía desaso­segado desde el momento en el que la había visto aquella noche en el bar del hotel. Y parecía justo devolverle el favor.

 
Desde que se había reunido con sus hermanos el día anterior parecía estar revolucionado. Pero si había una cosa que reconocer acerca de los Jonas, era que sabían cómo arreglar rápidamente los problemas.

 
Había telefoneado a los abogados de la familia y en pocas horas éstos no sólo habían contratado a varios empleados para trabajar en su casa, así como habían adquirido todos los muebles que un niño necesitaba, sino que le habían informado de todo lo que había que saber de Miley Cyrus. No estaba seguro de cómo lo había logrado el bufete de abogados, pero se imaginaba que tenían con­tratada a gente que podía lograr milagros cuando era necesario.

 
Pero en todo en lo que podía pensar en aquel momento era en que deseaba tocar a Miley de nuevo, deseaba sentir su entusiasta respuesta, su respiración en el cuello... deseaba ahogarse en el calor de su cuerpo.

 
Agitó la cabeza para tratar de apartar de su mente las eróticas imágenes que se habían apode­rado de él y así poder concentrarse en el pro­blema que tenían entre manos.

 
-No puedes estar hablando en serio cuando di­ces que quieres que nos mudemos contigo -dijo Miley, abrazando a Mia con tanta fuerza que la pe­queña, incómoda, se retorció en su regazo.

 
Nick había esperado aquella reacción. Y si tenía que ser sincero consigo mismo, debía admitir que era una locura. Se suponía que él estaba a punto de comprometerse y después casarse con una mujer que desconocía la existencia de Mia y de Miley. Y la verdad era que no había ido allí con la idea de llevarlas a vivir a su casa. Había ido allí para exigir pasar tiempo con su hija, pero al ver el diminuto lugar donde vivía su pequeña se había convencido de que ésta se merecía algo mejor.

 
Y lo iba a tener.

 
Tendría que hablar con Delta y explicarle que necesitaba más tiempo. No podía casarse, ni siquiera por razones financieras, hasta que no hu­biera arreglado el resto de su vida.

 
-En mi casa hay mucho espacio. He preparado unas habitaciones para la niña y, si lo necesitas, tendrás toda la ayuda que requieras.
-No la necesito.
-Eso has dicho repetidas veces. Pero yo he es­tado pensando mucho sobre esto -insistió él.
-¿Y esto es tu plan?
-Efectivamente -contestó Nick, levantán­dose del cojín, ya que estaba demasiado cerca de Miley.

 
La fragancia de ella le perseguía, la curva de sus pechos le tentaba y su boca le suplicaba que la besara.
Pero aquél no era el motivo de que estuviera allí. Aquello no versaba sobre Miley y él. Versaba sobre su hija.

 
-Mira... -comenzó a decir, apoyando la mano en el parque de Mia- quizá nunca hubiera planea­do ser padre, pero ahora lo soy y eso cambia las co­sas.
Miley levantó la barbilla, frunció el ceño y de nuevo abrazó estrechamente a Mia.
-No veo por qué.
-Ya sé que no lo ves -contestó él, riéndose.
-Sé lo que estás haciendo... -dijo ella, respi­rando profundamente.
-¿Sí? -la desafió Nick, cruzando los brazos sobre el pecho y mirándola.
-Los hombres como tú...
-¿Como yo?
-Los tipos que siempre mandan en todo -ex­plicó Miley.
-Ah...
-Los hombres como tú ven una situación como ésta y enseguida comienzan a dar órdenes para cambiarlo todo. Por alguna razón has decidido que Mia y yo somos asunto tuyo, pero en realidad no lo somos.
-No estoy de acuerdo contigo -respondió él, mirando a su hija y después a Miley.
-No sé cómo decirte esto para que me entien­das; no nos debes nada. No quiero tu dinero ni ne­cesito tu ayuda.
Mirando a su alrededor, Nick pensó que aquello no era cierto.
-Vamos a ceñirnos al asunto, ¿te parece? -pre­guntó, tenso.
Miley se levantó y él admiró silenciosamente el movimiento.
-Está bien -concedió ella.
-No quiero que mi hija viva aquí.
Miley, que sintió como si él le hubiera dado una bofetada, contuvo la respiración.
-No hay ningún problema con nuestra casa -dijo.
-No está en uno de los mejores barrios -ase­guró él.
-Estamos muy seguras.
-Mi hija se merece algo más que esto.
-Mi hija está muy contenta aquí.

 
Nick sabía que aquella pequeña batalla ver­bal podía continuar durante horas, por lo que de­cidió terminarla en aquel momento. Se acercó a Miley, la miró profundamente a los ojos y se em­briagó de su perfume a lavanda.

 
-Podemos hacer esto de dos maneras. A; Mia y tú os venís a vivir conmigo durante, no sé, digamos seis meses. De esa manera yo conozco a mi hija y, cuando pase el periodo de tiempo acordado, te compro una casa donde tú quieras.

 
-No quiero...

 
-O...B -la interrumpió Nick-, Tú insistes en quedarte aquí y yo telefoneo a los abogados de la fa­milia. En pocas horas te informarán de que solicito la custodia compartida. Y si piensas que no puedo... recuerda que fuiste tú la que te pusiste en contacto conmigo. Tú rompiste la cláusula de anonimato.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

 
ary espero k la hayas pasado genial, corazon te quiero y sabes te extrañoooo un monton... besos...
queria agradecerle por el siguiente premio a MARY por el premio k le otorgo a mi blog ... corazon muchisimas gracias...

 
Reglas
Nombrar a la persona que te lo dio en una entrada y poner el link :  MARY
Contestar las siguientes preguntas
      Que te llevo a escribir? empeze a leer muchos libros y un buen dia solo se me ocurrio algo y lo escribi en mi compu, una de mis amiga lo leyo y le gusto desde entonces escribo, no lo hago desde pequeña, creo que entonces tenia 21 años.
      Hace cuanto
       escribes? desde hace mas o menos 3 años aunque hace 5 mas o menos escribia canciones pero la verdad es que eso si abandone.
      Alguien de tu familia sabe que escribes? mi mama y mi hermana sin embargo ninguna de ellas a leido lo que escribo.
Quiero premiar a:
 Gracias chicas, gracias por todo :)  Las quiero millon chicas xoxo<3 <3 :)

3 comentarios:

  1. Jaajaaaiiiii gracias por el premiooo amiga...
    Este capi estuvooo superrrr
    xoxox

    ResponderEliminar
  2. aaaww! como te amooo jeje! te adoro0o0o! girl! thanks so much! i love u girl!!!!! aaah! te adoro0o0!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias
    jeje
    siento el retrasoo jejeje
    pero es que queria leer
    primero toda la nove
    y pues eso hice
    no me pude resistir

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..