martes, 1 de noviembre de 2011

Novela Niley 12 - La hija del magnate - Feliz cumple Ary

A Miley se le pusieron los ojos como platos. Pa­recía un animal atrapado en busca de una salida a una situación peligrosa. Pero no había escapatoria Nick lo sabía. La tenía bien atrapada.

-Tú... ¿por qué ibas a...?
-Yo no soy el tipo malo -dijo él-. Recuerda que me acabo de enterar de la existencia de Mia y quiero conocer a mi hija. ¿Realmente te parece eso tan poco razonable?
-No, pero que esperes que cambiemos toda nuestra vida.
-Tú eliges.
-No hay mucho donde elegir -comentó Miley, agitando la cabeza y mirándolo con lágrimas en los ojos.

Al ver que ella estaba a punto de llorar, Nick se quedó un poco desconcertado. Odiaba cuando las mujeres lloraban ya que siempre le hacía sen­tirse impotente... y aquél no era un sentimiento con el que él estuviera cómodo.

-Eres un acosador -susurró ella, conteniendo el llanto.
-¿Perdona?
-Ya me has oído. Eres un acosador. Eres rico y poderoso y piensas que simplemente puedes lle­gar a cualquier lugar y tomar lo que quieras.
El estuvo pensando en aquello durante un rato mientras miraba el seductor cuerpo de Miley.
-Cuando quiero algo con todas mis fuerzas, sí.
Ella respiró profundamente y abrazó a su hija incluso más estrechamente que con anterioridad.
-Está bien -concedió, levantando la barbilla-. Has ganado esta batalla. Iremos a vivir a tu casa por seis meses. Conocerás a tu hija y entonces nos marcharemos.
-Una elección inteligente.
-Pero quiero que sepas una cosa -continuó Miley-. Tus tácticas no funcionarán en todo. A mí no me puedes tener. No se volverá a repetir lo que ocurrió entre nosotros aquella primera noche que nos vimos, ¿comprendes?

Nick sintió cómo su cuerpo estaba tenso y preparado... La deseaba incluso más de lo que lo había hecho cuando había entrado por la puerta de aquella casa. Pero sabía que no debía e iba a hacer todo lo que pudiera para ignorar el intenso deseo que se apoderaba de él cada vez que la mi­raba. Tenía planes para su vida, planes que no in­cluían a Miley Cyrus por muy atrayente que fuera.
Así que sonrió y la miró a los ojos.

-Nada de esto versa sobre ti, Miley. Es sobre mi hija.

Los encargados de la mudanza llegaron al sábado siguiente. Miley se sentó en una silla junto a Selena en el patío delantero y ambas observaron cómo los ni­ños se revolcaban sobre una manta que habían co­locado bajo la sombra de un gran árbol. Sorprenden­temente, un niño de tres años y dos pequeñinas de apenas uno podían hacer bastante ruido.

-Sé que no quieres oír esto -dijo Selena mientras observaban cómo dos de los muchachos de la mu­danza sacaban cajas de la casa-, pero a Justin le ale­gra que te vayas a mudar.
-¿Qué? -preguntó Miley, mirando a su amiga y quitándole un palo a su hija de la mano a conti­nuación-, Pensaba que le caía bien a tu marido.
-Pues claro que le caes bien -contestó su amiga-, Pero es policía y me ha dicho que este barrio no es muy seguro para que vivan solas una madre soltera y un bebé.

Miley frunció el ceño. Era cierto que aquélla no era una zona lujosa, pero la mayoría de las ca­sas estaban bien conservadas y los quinceañeros que vivían allí no causaban muchos problemas. Sólo le habían hecho pintadas en el garaje en una ocasión.

-Nunca me dijo nada...
-No quería que te asustaras ni nada parecido -respondió Selena, defendiendo a su marido, del que estaba perdidamente enamorada-, Pero siem­pre hace patrulla por la noche en tu vecindario para echar un vistazo.
Miley suspiró. Justin era un hombre tan agrada­ble... no como otros a los que podía nombrar. Justin no trataba de imponer su punto de vista ni de ma­nipular la vida de la gente... sino que había hecho lo que había podido para mantenerla segura.

Se preguntó por qué Nick no podía ser igual.
-Así que no me sorprende que tu Nick qui­siera que te mudaras -dijo su amiga.
-¡No es mi Nick, por el amor de Dios! -se apresuró a negar Miley, frunciendo el ceño al sentir cómo le daba un vuelco el estómago con sólo oír aquel nombre-, Y a él no le interesa mi seguri­dad, créeme. Simplemente quiere a Mia.
-Es su hija.
Miley le dirigió a Selena una fría mirada.
-Traidora.
Selena se rió y tomó en brazos a su pequeña. A continuación la sentó en su regazo para quitarle una hoja de la boca.
-Sólo estoy diciendo que hay peores cosas en la vida que, por ejemplo, que un atractivo millonario te lleve a vivir a su estupenda mansión.
Miley pensó que si lo veía de esa manera pare­cía algo sacado de una película romántica. Casi como Cenicienta. Una chica pobre, pero decente, conoce a un príncipe guapo y rico con el que en­cuentra el amor.
Pero en realidad lo único que ha­bía entre Nick y ella, aparte de una increíble química sexual, era Mia.
Él no era ningún príncipe. Ella lo veía más como a un villano.
-Me amenazó con llevarse a Mia.
-Si de verdad hubiera planeado hacerlo, lo po­dría haber hecho. Seguramente tiene a todo un equipo de abogados a su disposición. Pero en vez de haberlos utilizado lo único que quiere es conocer a su hija. No puedes culparlo por ello -comentó Selena.
-¿Por qué no? -preguntó Miley. Pero al ver la manera en la que su amiga la miró, se rió-. Está bien, lo sé; estoy reaccionando de forma exagerada.
-Un poco —concedió Selena—, Comprendo por qué, pero seguramente te hubieras puesto furiosa si el padre de Mia hubiera resultado ser un misera­ble que no quisiera tener nada que ver con ella.

-Tal vez... -respondió Miley, que si era sincera debía admitir que comprendía el interés de Nick en su hija. Pero ello no implicaba que tuviera que gustarle.
-Miley, trata de no ver esto como una sentencia de cárcel. Míralo como si fueran unas mini vacaciones.
-¿Vacaciones?
-Pues claro. El tiene una casa enorme, mucho espacio para que tú trabajes y Mia juegue. Y habrá alguien más en quien te puedas apoyar. No ten­drás que hacerlo todo tú sola...

Pero a Miley le gustaba hacerlo todo sola. Es­taba acostumbrada. Había decidido qué camino se­guir, había construido su negocio y estaba criando a una niña preciosa. ¿Por qué tenía que buscar una ayuda que no necesitaba?

-¿Puedes imaginarte a Nick Jonas cambiando pañales? -le preguntó a su amiga.
Selena se encogió de hombros.
-Supongo que ya lo descubrirás por ti misma. Pero el asunto es que debes dejar de sabotear esta situación antes de que haya empezado siquiera. Umm... ¿no me dijiste que Nick había prepa­rado unas habitaciones para la niña?
-Sí -contestó Miley-, Y ha puesto mis cosas en un guardamuebles durante seis meses -añadió, re­sentida ante el hecho de que lo hubiera hecho sin consultarla.

Nick simplemente le había informado de ello y cuando ella había tratado de protestar y de decirle que quería llevar sus cosas consigo, todo lo que había hecho él había sido ignorarla.

Miley se estremeció levemente y se preguntó si no estaría cometiendo un gran error. Quizá debe­ría haberle plantado cara al padre de su hija e ir a los tribunales. Miró a Mia y el miedo se apoderó de su corazón.
-Puedo hacer esto, ¿verdad? -le preguntó a su amiga.
-Desde luego.
-Será bueno para Mia.
-Sí que lo será.
-¿Es demasiado tarde para escapar? -se plan­teó Miley en voz alta.
-Lo es si el que llevas en tu carruaje es el prín­cipe azul -contestó Selena, señalando el gran coche negro que había aparcado frente a la casa.

Miley no tuvo que ver al conductor para saber que era Nick. Lo sabía porque su cuerpo había comenzado a alterarse y sintió cómo le daba vuel­cos el estómago. Se preguntó cómo iba a sobrelle­var seis meses viviendo en su casa...
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
ahora si final de la marathon...
espero k comenten mucho las quiero...
ahora si a dormir...
millon besos!!!!

11 comentarios:

  1. la primera wiii haha me encanto los caps genialisimos sube pronto siii? cuidate nenis bye

    ResponderEliminar
  2. seguila! estuvienron divinos los capis! porfa seguila cuando puedas (si es lo mas antes posible mejor xD) , besos
    atte:agus

    ResponderEliminar
  3. oliiss babyyy awww me encaanto super dupers el capi geneal encerui siguelaaa

    ResponderEliminar
  4. Ayyyyyyyyyyyyyy Dioooooooooooos porque serás tan malaaaaa kazzie... me cortas asi?? es enserio??
    ahahaha
    me han encantado estos caps
    te quieroo mucho amiga
    seguila prontooo :)
    xoxox

    ResponderEliminar
  5. ohh x dios ame esta nove... es muy linda.. y m gusta mucho... ♥ amiga siguela pronto... ♥ tkmmmm

    ResponderEliminar
  6. hola enserio que me encantaron los capis wow y besar a un Ángel pobre de demi Joe se paso un poco
    y seria lindo que hicieras una Nove Jiley Justin y Miley como tu dices Jiley joe y Miley no me gustaría mucho puesto a que siempre a que estoy obsesionada con Jemi bueno cuídate Muchísimo besos tkm bye :D

    ResponderEliminar
  7. OMJ!!! me encantaron los capis!!! ya estaba extrañandoo esta noveee jiji..Buenoo espero el siguiente xfaa no te tardes siii??
    Beshos!!1

    ResponderEliminar
  8. OMG!!!! Miley en casa de Nick!!!! :O me encanto, ya quiero leer el siguiente!! :))

    ResponderEliminar
  9. Este capi me gusto lastima que miley sea asi pero las kosdas van a kambiar

    suve el otro pronto

    me gusto la maraton
    att:paula

    ResponderEliminar
  10. Awwwwwwwwwwwwwww!
    Adoro esta novela!
    no sabes es hermosa!
    :')
    Hahahhahahah
    Te quieroooooooooooo Mujerón!
    Espero estes bien cuidate muchote muchoteee!
    Te cuidas eh!
    Besos!
    :)

    ResponderEliminar
  11. Re awesomes los caps. :O:O los amé! :D hey & qué es ese premio? No entendí o.O awwnnn ya me imagino cuando Nick cambie pañales ._. hahaha pobre Nicholas (? okno xD

    Sube pronto :DD No seas mala & sube ya ¬¬ hahaha :P tQ

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..