viernes, 4 de noviembre de 2011

Novela Niley 15 - La hija del magnate


Pero Nick iba justo detrás de ella y, cuando salieron al pasillo, le agarró el brazo. Una explo­sión de calor se apoderó del cuerpo de Miley.
-¿Qué es exactamente lo que has leído?
-Creo que tú sabes la respuesta a esa pregunta -contestó ella, tratando de soltar su brazo-. Eres prácticamente el prototipo de mujeriego. Así que puedes comprender que el verte siendo tan ama­ble y delicado con Mia me ha impresionado un poco.
-Tienes una visión muy limitada de las cosas, ¿no es así?
-No, no es así -respondió Miley, tratando de nuevo de soltarse.
Pero Nick no estaba preparado para hacerlo y le acarició el brazo. Aunque la bata que ella lle­vaba no era muy sexy, ver la curva de sus pechos bajo la suave tela fue suficiente para que su sexo se pusiera erecto. La deseaba demasiado... a pesar del hecho de que ella tenía una gran capacidad para enfadarlo.
-Sí que es así -insistió él con desdén-. Has leí­do algunos tendenciosos artículos sobre mí y ya has decidido lo que soy; un tipo alocado al que sólo le interesa poder obtener placer de la vida.
Miley se puso tensa y se mordió el labio infe­rior. Nick sintió ganas de hacer lo mismo, pero se resistió.
-¿Crees que a los periódicos les interesaría es­cribir un artículo acerca de cuándo cuido a mis so­brinas? No -contestó él por ella-. Quieren sensacionalismo porque eso es lo que la gente como tú quiere leer.
-¿La gente como yo?
-No es divertido que te juzguen, ¿verdad? -re­plicó Nick-, Sí, la gente como tú. La gente que ve un titular sobre mí y asume que me conoce -añadió, acercándose hasta que sus bocas estuvie­ron prácticamente rozándose-. No soy ese tipo de hombre, Miley.
Ella trató de nuevo de apartar su brazo, pero fue inútil.
Nick la miró profundamente a los ojos y sin­tió la atracción que había entre ambos flotar en el ambiente. Se había levantado de la cama cuando había oído llorar a Mia y no se había parado a pen­sar que seguramente se fuera a encontrar con Miley. Pero cuando había tomado a su hija en brazos, había sentido que un amor como nunca había conocido se había apoderado de su cuerpo. La vul­nerabilidad de la pequeña le había conmovido.
Ya no tenía escapatoria. Ni aunque hubiera querido, lo que no era el caso. Él era el padre de aquella niña y lucharía contra cualquiera que tratara de apartarlos. Incluso si ello significaba man­tener una guerra con la madre de la pequeña.
Aunque al mirar a Miley en aquel momento  quiso tomarla en brazos, llevarla a su dormi­torio y hundirse en ella. Anhelaba tocarla, sentir su suave piel bajo sus manos. La deseaba ferviente­mente...
Pero una voz interior le recordó que en poco tiempo se iba a convertir en un hombre comprometido. Aunque todavía no lo estaba y no había hecho ninguna promesa.
Fue entonces cuando ideó un nuevo plan. Le había dicho a Miley que no estaba interesado en ella. Había sido mentira. En aquel momento Mia y ella estaban allí con él, en su casa, y eso cambiaba las cosas. Decidió que en vez de una guerra iba a pe­lear una batalla distinta. Una batalla de seducción.
La increíble química que había entre ambos era demasiado fuerte como para que fingieran que no existía. Quizá si se rendían ante ella po­drían apaciguarla antes que si decidían ignorarla.
Entonces la apoyó contra la pared y observó que abría los ojos como platos y que se le agitaba la respiración.
-Nick, no... -susurró ella, mirándolo a los ojos- Como tú mismo has dicho, no nos conoce­mos.
-Eso no nos detuvo la noche que nos vimos por primera vez.
-Aquello fue diferente -murmuró Miley mien­tras él le acariciaba un pecho.
Nick comenzó a incitarle su endurecido pe­zón. Ella gritó y él supo que fue tanto por deseo como por la impresión que sintió. No había espe­rado que hiciera nada parecido.
Por encima de la bata, él sintió el calor que transmitía el pecho de ella.
-En realidad, no -susurró, besándola breve­mente-. Además, ¿qué mejor manera de conocernos?
—Sería un error —aseguró Miley.
-¿Estás segura? -preguntó él, levantándole la bata y acariciándole un muslo.
-Umm... -ella cerró los ojos, gimió levemente y suspiró al sentir cómo él continuaba incitando su pezón-. ¿Sí?
Nick sonrió y subió la mano un poco más arriba en su muslo. Se dirigió inexorablemente hacia el caliente y sedoso corazón de su femini­dad. Necesitaba tocar, acariciar.
-No pareces muy segura, pero quizá no te co­nozca lo suficiente.
-Exactamente -susurró Miley, abriendo los ojos y mirándolo de nuevo.
-Entonces ayúdame -pidió él mientras descu­bría que ella no llevaba braguitas.
Le acarició su húmedo sexo y observó cómo se le oscurecían los ojos hasta que su color azul oscu­ro se convirtió en casi negro.
-¿Cuál es tu color favorito?
-¿Cómo? -impresionada, ella agitó la cabeza y separó las piernas un poco para darle mejor acceso-. ¿Color?
-Tu color favorito.
-Azul, ¿y el tuyo?
-Negro. ¿Qué prefieres, la playa o la montaña?
-La playa, ¿y tú?
-La montaña -contestó él, penetrándola con un dedo-. ¿Ir de picnic o a un restaurante?
-De picnic -respondió ella, suspirando.
-Yo prefiero ir a un restaurante -dijo Nick, introduciendo otro dedo más en el sexo de ella.
Miley se mordió el labio inferior para tratar de controlar sus gemidos de placer.
-¿París o Roma? -continuó preguntando él.
-No conozco ninguna de las dos -respondió ella-. Pero creo que preferiría París.
-Te llevaré a Roma -le prometió Nick-, Te gustará más, créeme.
El placer se reflejó en las facciones de Miley y él pudo sentir lo cerca que estaba de alcanzar el cli­max del placer. Entonces comenzó a acariciarle el clítoris con el pulgar mientras continuaba penetrándola con sus otros dedos.
Ella tembló, se apoyó en los hombros de Nick y le clavó los dedos en su desnuda piel. Movió ansiosamente las caderas en sus manos tratando de alcanzar el alivio que sabía no podía.
-Ahora ya nos conocemos -susurró él, mirán­dola a los ojos.
-Y no tenemos nada en común.
-¿Te importa? -preguntó Nick, acaricián­dola más profundamente, con más intensidad.
-No -contestó ella, gimiendo.
-A mí tampoco -dijo él-. No pongas más excu­sas. Déjate llevar por el placer... permite que te observe.
-No puedo -respondió Miley, respirando agitadamente-, Es demasiado. No puedo simplemente...
-Déjate llevar -exigió él.
Se miraron a los ojos y Nick sintió cómo ella se rendía. Un momento después pudo disfrutar al observar cómo un océano de placer inundaba su cuerpo. Entonces la besó y aspiró el gemido de ella. Sintió cómo sus músculos se contraían alrede­dor de sus dedos y continuó acariciándola incluso cuando ella ya se había tranquilizado.
Finalmente retiró los dedos a regañadientes y la tomó en brazos. Consideró llevarla a su habita­ción, pero finalmente la llevó a su propio dormito­rio. Por lo menos allí había preservativos en el ca­jón de la mesilla. Cuando llegaron cerró la puerta tras ellos de una patada y miró a Miley, que tenía la boca abierta como en una invitación a que la be­sara.
Él aceptó y la besó mientras andaba con ella en brazos por el dormitorio. Entonces la dejó en el borde de la enorme cama y no perdió tiempo. Le quitó la bata, dejándola desnuda frente a él. Su piel parecía hecha de la más fina porcelana, sus pezones eran de color rosa pálido y los rizos ru­bios que tenía entre las piernas le tentaban.
-Nick...
Él sabía que incluso allí sentada, desnuda, es­taba pensando en razones por las cuales aquello era una mala idea, razones que le darían excusas para detenerlo...
-Esta noche no pienses en nada -le ordenó-. Simplemente siente. Estamos juntos en esto, Miley. Disfrutémoslo.
Ella se rió levemente y agitó la cabeza.
-Esto no es por lo que vine aquí, no es lo que se suponía que debía ocurrir.
-Esto estaba destinado a ocurrir -discutió él, ba­jándose los pantalones del pijama y los calzoncillos.
Miley contuvo la respiración.
-Ambos lo sabemos -continuó Nick-. Lo he­mos sabido durante todo el tiempo.
Ella lo miró de arriba abajo y el ya excitado cuerpo de él se puso todavía más tenso.
-Desde aquella primera noche, Miley, estába­mos destinados a que esto ocurriera. Dime que lo sabes, que lo sientes.
-No lo sé —admitió ella, agitando la cabeza—. Ya no sé lo que siento.
-Permíteme ayudarte -sugirió él, poniendo una rodilla en el colchón y presionándola para que se echara sobre la cama.
Miley lo miró. Estaban sólo iluminados por la luz de la luna que se colaba por las ventanas y Nick sintió que la necesidad que estaba sintiendo se hacía muy intensa. Ella le hacía tener unas ansias que nunca antes había sentido. Le había tocado algo que ninguna otra mujer había logrado tocar y, aunque no quería tomarse el tiempo de explo­rar aquellos sentimientos, lo que sí que quería era disfrutarlos.
Quería que ella estuviera encima, debajo y alre­dedor de su cuerpo. Quería ver el climax reflejado en sus ojos, quería oír sus suaves gemidos y suspi­ros desesperados. Y no estaba dispuesto a esperar durante más tiempo.
Se acercó a la mesilla y abrió el cajón. Tomó un preservativo y lo sacó de su envoltorio. Entonces se lo puso, se colocó de pie entre las piernas de ella, miró para abajo y sonrió.
-Nick...
-Deseas esto tanto como yo, lo sé. Y tú también lo sabes.
Miley. se rió.
-Eres como una fuerza de la naturaleza. Apare­ces y te adueñas de la situación. Incluso estás con­vencido de lo que quiero sexualmente.
-¿Estás diciendo que estoy equivocado? -pre­guntó él, colocando las piernas de ella alrededor de sus caderas.
-¿Importaría eso?
-Sí -contestó Nick, acariciando los suaves pliegues de su sexo-. Si me pides que me detenga, lo haré.
Miley respiró profundamente y levantó aún más las caderas.
-No te detengas.
-Sabía que dirías eso.
-Tienes respuesta para todo, ¿no es así?
-Sí -respondió él, restregando la parte supe­rior de su pene contra el corazón de la intimidad de ella. Estaba deseando penetrarla, tomarla, po­seerla, deleitarse... Pero esperó-. Ya te lo dije an­tes; cuando sé lo que quiero, siempre encuentro un camino para conseguirlo.
Miley gimoteó levemente y se acercó más a él.
-Y cuando termines de controlarlo todo, ¿me dirás cuándo he llegado al orgasmo?
Nick se rió y la penetró con fuerza.
-Lo sabrás, Miley. Créeme, lo sabrás.
Ella lo abrazó más estrechamente con las pier­nas y la pasión se apoderó de él, que se sintió devorado por un millar de sensaciones. Le hizo el amor con esmero y condujo a ambos al límite de la locura.
Pero cada vez que sentía que ella estaba a punto de alcanzar el orgasmo aminoraba el ritmo, la privaba de lo que necesitaba, de lo que quería. Prolongó el placer para ambos y convirtió cada ca­ricia en una clase de tortura divina.

Jamás había experimentado un placer tan in­tenso, nunca había sentido una compenetración tan grande con una mujer en la cama. Nunca antes el observar el placer de una mujer había aumen­tado el suyo. Para ser un hombre al que le gustaba controlarlo todo, repentinamente se percató de que era Miley la que estaba controlando aquel tren.

Miley, cuyos gemidos y susurros estaban alen­tando el fuego que había dentro de él hasta que ardió con una fuerza que había creído imposible. Aquello era más de lo que había encontrado la primera noche que habían estado juntos. Era más profundo, más grande. Era más intenso... en to­dos los sentidos. Sintió el deseo de ella y lo acen­tuó. Sintió su tensión y creó aún más. Quería ser el que la llevara a un nivel más alto del que ningún otro hombre la había llevado antes. Deseaba to­carla de la manera en la que ella lo había tocado a él.
 
Cuando finalmente el cuerpo de Miley se estre­meció sobre el suyo, supo que no podía prolongar su propio alivio durante más tiempo. Se rindió a lo inevitable. Se entregó a la mujer que había derri­bado completamente sus defensas...
Cuando la tormenta pasó, se estiró en la cama al lado de ella, la abrazó y oyó el furioso latido de su corazón.
 ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
chicas hasta aqui el marathon sorry por recien poner el capi pero estaba ayudando a mi mami...
las quiero gracuas por los comentarios y aqui un capi largo......

14 comentarios:

  1. wow! que capitulo! estuvo BUENISIMO!!!! seguila!!! me desespero por el proximo capi !! , estuvo muy bueno el maraton de ambas noves, besos
    atte:agus

    ResponderEliminar
  2. Me encantó & juro casi me derretía de amor & ternura cuando Nick le hablaba a Mia asdfghjkl :D hahaha me pregunto cómo se pondrá Miley "a la mañana siguiente" :O se sentirá culpable? resentida con Nick? querrá irse? :O sube otro :D okya :P sube cuando puedas :3 Me encanta esta novela :D

    ResponderEliminar
  3. El Capi estuvo rebonito me gusto!!
    Las Noves M e Encantaron Jejeje

    gracias x estas noves
    nos dan mas esperanzas de Niley y Jemi

    sube mas capis de las 2 noves pronto!!
    att:Paula ;)

    ResponderEliminar
  4. genial sis me encantarooonn ya se estan enamorando jaja esos 2 pillines sube prontico bye

    ResponderEliminar
  5. Awwwwwwwww!
    Nicky se esta enamorandoooooo!
    hohoohoh!Bien asi tiene que ser xD
    Besos!
    ^^

    ResponderEliminar
  6. Kaaaatyyy hermosa... estuvo simplemente increíble... amo está nove enserio....... te lo pido xfavor no tardes para subir el siguiente o moriré de curiosidad, la amo completamente.. quiero mas capis ..

    besitos T.Q.M :)

    ResponderEliminar
  7. Hooo capi intenso xD me encanto el maraton y mas porque se ve el lado tierno de Nick awwww. Pero ame ame la parte Niley del final hahaha. Cuidate :)

    ResponderEliminar
  8. wow kazzie me encantaron los dos Maratones wow jejeje q lindos Capis me re encanto bueno chau besos cuidate mucho pliss

    ResponderEliminar
  9. aaaaaaah! a estado genial siiiiiiiiiiiiis!!! aah! te adoro0o girl! te he extrañado muchooooO! aaah! jeje pero ya me puse al corriente por fin con tu blog, porque todavia me faltan varios mas -_-'
    jaja me tardare bastante jeje porque todavia ni hago la tarea jaja!
    girl! kuidathe much0o0o!
    y muchisisisisisisisisisisimas grax por lo de mi cumple! aaawwww
    yo te debo el marathon de cumple atrasado! jeje te adoro0o!
    jaja te lo digo aquip!
    FELIZ CUMPLE (atrasado ¬¬ jeje xD)
    te amooo corazon de melon! kuidathe muxo0o! te adoro0o0! beshoo0os!

    P.D. Te debo el marathon! jeje xP

    ResponderEliminar
  10. WOOW ESO ESTUBO...HOT Y ME ENCANTO TENES Q SUBIR URGENTEMENTE EL SIGUIENTE CAPITULO!!!!!!!!!!!!!!
    MALENA

    ResponderEliminar
  11. aaaa
    me encantooo
    sube prontooo
    jejeje

    ResponderEliminar
  12. Holaa! acabo de leer los capitulos que no habia leido y me encantaron!! dios de verdad me fascinaron y este estubo estupendo :D. Un beso hermosa y espero el proximo con muchas ancias :D . Cuidate mucho :D ♥

    ResponderEliminar
  13. DEMASIADOO HOT KAZZIE :O hahahaha
    CREO QUE EMPEZARE A LEER LOS NUEVOS CAPS Y EL NUEVO PROLOGO DE INMEDIATOOOO :)
    TE QUIEROO AMIGAAA

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..