jueves, 29 de diciembre de 2011

Niley 02 - Juego Seductor


Al otro lado, Morgan Beach seguía su curso. Era ya casi mediodía y los surfistas estaban dando el día por terminado, Nick sabía bien que las mejores olas eran poco después del alba, antes de que hubiera demasiados niños, madres y aspirantes a surfistas con sus pequeñas tablas.

La gente estaba fuera, disfrutando del día, mientras él estaba en una tienda de ropa femenina, hablando con una mujer que bufaba cuando lo veía. Ahogó un suspiro de impaciencia.

Examinó la tienda. De las paredes de color crema colgaban trajes de baño y pósteres enmarcados de algunas de las mejores playas del mundo. El había cabalgado las olas en la mayoría de ellas. Durante diez años no había salido del agua. Se había dedicado a recoger trofeos, cheques y la atención que le dedicaban las bellas señoritas que seguían el circuito.
Un ocasiones, lo echaba de menos. Como en aquel instante.

—Bueno, dado que soy su casero, ¿por qué no tratamos de llevarnos bien?
—Usted sólo es mi casero porque los hijos de Robert Towner le vendieron este edificio cuando él murió. El me había prometido que no lo harían, ya ve —dijo, con la voz teñida de tristeza—. Me prometió que podría quedarme aquí otros cinco años.
—Eso no constaba en su testamento —le recordó Nick mientras se volvía para mirarla—. Sus hijos decidieron vender. Eso no es culpa mía.
—Por supuesto que lo es. ¡Les ofreció una pequeña fortuna por este edificio!
—Sí. Fue un buen negocio —replicó él con una sonrisa.

Miley ahogó un suspiro. Nick Jonas era el dueño del edificio, a pesar de las promesas de Robert.

Robert Towner fue un encantador anciano que había sido como su padre. Tomaban café todas las mañanas y cenaban al menos una vez por semana. Miley lo había visto con más frecuencia que sus hijos y había esperado comprarle el edificio algún día. Desgraciadamente, Robert murió en un accidente de coche hacía ya casi un año y no había hecho disposición alguna para ella en su testamento.
 
Aproximadamente un mes después de la muerte de Robert, sus hijos le vendieron el edificio a Nick Jonas. A Miley le preocupaba su futuro desde entonces. Robert le había mantenido el alquiler bajo para que ella pudiera mantener su tienda en un lugar tan privilegiado. Sin embargo, estaba convencida de que Nick Jonas no iba a hacer lo mismo.

El estaba realizando «mejoras» por todas partes y no tardaría en subir los alquileres para sufragarlas. Eso significaba que ella tendría que dejar la calle principal de Morgan Beach y perdería al menos un cuarto de su volumen de negocios, dado que muchos de sus clientes eran personas que iban o venían de La playa.

Nick Jonas lo iba a estropear todo, como había hecho tres años atrás. Él no recordaba nada. Canalla. Miley necesitaba desesperadamente darle una patada a algo, preferentemente a su nuevo casero. Nick Jonas esperaba que el mundo girara o se detuviera cuando él lo deseara. El problema era que, la mayoría de las veces, conseguía plenamente sus propósitos.

El la miró por encima del hombro y sonrió.
—Le resulto muy irritante a nivel personal, ¿verdad? Es decir, hay algo más que el hecho de que yo me haya hecho con todos los locales de la calle principal de esta ciudad, ¿no es así?
Así era. El hecho de que Nick ni siquiera supiera la razón por la que lo odiaba tanto le resultaba aún más irritante. No podía ser ella quien le recordara lo que, evidentemente, había olvidado.
—¿Que es lo que quiere, señor Jonas?
El frunció ligeramente el ceño.
—Miley, nos conocemos desde hace demasiado tiempo como para andarnos con tanta ceremonia.
—No nos conocemos en absoluto —lo corrigió ella.
—Y sé que adoras tu tienda —dijo él, y regresó al mostrador. Y a ella.
¿Por qué tenía que oler tan bien? ¿Por qué tenían que ser sus ojos tan cafés como si fuesen chocolate derretido ? ¿Y acaso era necesario que se le formaran hoyuelos en las mejillas cuando sonreía?, se preguntó Miley.
—Aquí tienes cosas muy bonitas —comentó él, mirando la vitrina que ella había estado colocando—. Tienes buen ojo para el color. Creo que tú y yo nos parecemos mucho. Mi empresa manufactura trajes de baño. La tuya también.
Miley se echó a reír.
—¿Qué te resulta tan divertido? —preguntó él frunciendo el ceño.
—Oh, nada —respondió mientras apoyaba las manos sobre el cristal de la vitrina—. Simplemente, mis trajes de baño están manufacturados por mujeres locales a partir de tejidos orgánicos y los suyos los cosen niños encorvados sobre sucias mesas de talleres clandestinos.
—Yo no tengo talleres clandestinos —le espetó él.
—¿Está seguro?
—Sí, claro que lo estoy. Y no he venido a esta ciudad para saquear y quemar.
—Ha cambiado el aspecto del centro de esta ciudad en menos de un año.
—Y las ventas al por menor han subido un veintidós por ciento. Sí, claro, deberían fusilarme.
Miley estaba a punto de explotar
—En esta vida hay algo más que los beneficios.
—Sí. Está el surf. Y el sexo de calidad —replicó él con una sonrisa.

Miley jamás dejaría que supiera lo mucho que la afectaban aquella sonrisa y los encantadores hoyuelos, como tampoco la mención al sexo. A Nick Jonas no le costaba encontrar mujeres. Había aprendido la lección tres años atrás, cuando ella se convirtió en una de sus admiradoras.

La World Surf se había celebrado en la ciudad y Morgan Beach llevaba una semana de celebraciones. Una noche, Miley estaba en el muelle cuando Nick Jonas se le acercó. En aquella ocasión, también le había sonreído. Y había flirteado con ella. La besó a la luz de la luna y la llevó al pequeño bar que había al final del muelle. Allí, ambos tomaron demasiadas Margaritas.

Admitía que se había sentido halagada por las atenciones que le dedicó. Era guapo. Famoso. Además, le había parecido que, bajo tanta sofisticación, había un buen chico.
Aquella noche, pasearon por la arena hasta que el muelle y la playa quedaron muy atrás. Entonces, se quedaron de pie frente al océano y observaron la luna llena sobre las olas.

Cuando Nick la besó. Miley se dejó capturar por la magia del momento y por la delirante sensación de sentirse deseada. Hicieron el amor sobre la arena, con la brisa del mar refrescándoles la piel y el pulso del océano como música de fondo.

Miley creyó alcanzar las estrellas, pero al día siguiente, él se marchó, bajo la dura luz del día. Había querido hablar con él sobre lo ocurrido, pero Nick se limitó a decirle que se alegraba de verla y pasó a su lado sin decir nada más. Miley se quedó tan sorprendida que no pudo ni gritarle.

Volvió a mirarlo fijamente en el interior de su tienda. Sin poder evitarlo, recordó cada minuto de la noche que pasaron juntos y la humillación que había sentido al día siguiente. Pero ni siquiera eso borró los maravillosos recuerdos que tenía de haber estado entre sus brazos.

No le gustaba saber que una noche con Nick le había cerrado la puerta con otros hombres, pero mucho menos le agradaba que él siguiera sin recordarla. Pero, ¿por qué iba a hacerlo?

No volvería a caer en el mismo error. Todo el mundo cometía equivocaciones, pero sólo los idiotas tropezaban sobre la misma piedra una y otra vez. Respiró profundamente y dijo:
—Mire, no hay razón para seguir discutiendo. Usted ya ha ganado y yo tengo un negocio del que ocuparme. Por lo tanto, si no ha venido aquí para decirme que se va a deshacer de mí, tengo que volver a mí trabajo.
—¿Deshacerme de ti? ¿Y por qué iba a hacer eso?
—Es el dueño del edificio y yo he intentado librarme de usted desde hace unos meses.
—Sí—dijo él—, pero como ya has señalado, yo he ganado esa batalla. ¿De qué me serviría echarte?
—Entonces, ¿por qué está aquí?
—Para informarte de la próxima reforma de esta tienda.
—Bien. Ya lo sé. Muchas gracias. Adiós.
Nick volvió a sonreír, lo que le provocó un vuelto en el estómago.
—¿Sabes una cosa? Cuando una mujer no me tiene simpatía, tengo que descubrir por qué.
—Ya le he dicho por qué.
—Hay mucho más de lo que me has dicho —afirmó mirándola fijamente—. Y lo averiguaré.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Hello hello...
bueno chicas por aqui dejandoles capis de esta nove, espero que les guste y comenten por cierto no se desesperen ya les pongo capi de jemi y la promo de una nueva nove niley...
uuu sorpresa sorpresa....

10 comentarios:

  1. AHHHHH yuju remodelacion en el blog de katti o shiii aw que lindis se ve aww katti nunka te duran hahha aw kattis bella gracias por todo nena encerio aww me gustan las sorpresas que es que es que es ques dime dime dime dime aww nena gracia spor todo el capi como siempre buenisisismooawww shi shi o yeah aww katti tengo una noche para mi solita o yeah hahahahaah te amooooo KATTI DE MI CORAZON HRMOSHA NO SABES CUANTO

    ResponderEliminar
  2. Aaaayyy..que buenooo...me super gustooo!!!
    Esperooo el siguienteee siiis!!!???
    Beshitos!!!

    ResponderEliminar
  3. AAAAAAAA KAZZZZZ como las vas a dejar asiii mujerrr u_u LO ADMITO esta novela me atrapo desde el principio u_u y me desespera no saber que va a pasar u.u COMO NICK SE PUEDE OLVIDAR DE UNA MUJER COMO MILEY? ESTA CIEGO O QUE? U.U bueno, me voy, besotes y cuidate ♥

    ResponderEliminar
  4. ME ENCANTO EL CAPI! ESTUVO GENIAL! SEGUILA!

    ResponderEliminar
  5. wow me encanto esta increible
    ya quiero ver el siguiente que pasara
    te quedo estupendo me fascino muy lindo
    espero el siiguiente pronto que esta interesante
    un besito cuidate :D

    ResponderEliminar
  6. waauu amiga te juro q esta muy hermoso!! ame el cap siguelo plis! jeje
    amiga gracias x tus comentarios y FElIZ AÑO NUEVOO.. TE KIERO MUCHO MUCHO ERES MUY ESPECIAL PARA MI GRACIAS Y EXTRAÑO NUESTRAS CHARLAS MUY DIVERTDAS!! TAMBN SUPONGO Q TE ENTERASTE Q SERAS TIA... JEJEJE BUE.. T KIERO Y SIGUE CN LAS NOVES Q ME ENCANTAN Y LAS LEO SIEMPRE... UN BESO GRANDE GRANDE!!

    ResponderEliminar
  7. aaaaaaaiiiii que lindo muy belloo me encantoo y espero que subas el siguiente que quiero leer mas!jajaj ok besooos.

    ResponderEliminar
  8. Awwww Me Gusto Siguela

    Jeje gracias por tu noves este año
    espero qe las sigas
    feliz año!!
    Att:Paula

    ResponderEliminar
  9. Wowwwwwwwwww, me dejaste atónita, no imaginaba que ellos habían echo el amor, de verdad, no lo esperaba :S jajaja pero me gusto e.e, me da bronca lo que le hizo Nick...De verdad no se acuerda?
    quiero saber eso -.- así que ya sigo leyendo... EXCELENTE novela :D

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..