domingo, 4 de diciembre de 2011

Novela Jiley 06 - Seducida por el vecino - Final


Un vistazo a la alarma del reloj junto a su cama le dijo que eran sólo las tres de la tarde.
Salió de la cama y agarró su túnica blanca y esponjosa del gancho de la parte posterior de la puerta del baño. El algodón mullido se sentía cómodo sobre su piel caliente.
Bajó las escaleras de la buhardilla y se paró en la sala de estar. Él no estaba allí. La cocina estaba completamente vacía, la caja de donuts todavía seguía olvidada en el mostrador.
Caminando hacia ella, tomó una profunda aspiración antes de levantar la tapa de la caja. Seleccionó un donut con crema Boston y le dio un enorme mordisco antes de dirigirse a la cafetera. Debía de haber ido a casa para ducharse y cambiarse, se dijo. Regresaría.

Justin paseaba por su departamento, maldiciéndose a sí mismo todo el tiempo. No debería haberla dejado así. Debería haberse quedado y haberla abrazado mientras ella dormía. Era un idiota por haberla tomado. ¿Qué había estado pensando? Esto nunca iba a funcionar. Pasearse no ayudaba y pensar en ella, durmiendo desnuda en su cama, torturaba su cuerpo. No podía permitirse encariñarse. No era esa clase de hombre. Él no podía darle lo que ella se merecía.

Pero no importaba. La quería. La necesitaba. Y era un hombre acostumbrado a no necesitar a nadie. En una mañana, ella se metió bajo su piel.
Justin se rió en voz alta con amargura. Se estaba engañando. Había estado obsesionado con ella durante seis meses. Había soñado con ella cuando estaba lejos de casa. Compró todos sus libros de romance y los mantuvo ocultos de los otros chicos. Había abierto y leído un par de capítulos, y lo hizo sentir más cercano a ella.
Pasándose una mano por el pelo una vez más, la bajó y luego pateó la pared más cercana. ¿Qué diablos iba a hacer?

Miley trabajó constantemente durante varias horas, olvidándose de la taza de café. Había tenido que modificar la parte del sexo en su libro, pero todo lo demás se ajustaba perfectamente. Los dos personajes se habían reunido en una explosión de emociones y necesidades.
Se sorprendió cuando miró el reloj y vio que ya eran las diez. Se puso de pie y se estiró, girando el cuello y los hombros.
Él no iba a volver. Había tenido su diversión con ella y ya estaba satisfecho.
Presionó las palmas de sus manos sobre sus ojos. No iba a llorar. Había conseguido lo que quería. Había tenido a Justin, y ahora, iba a seguir adelante. Había sabido desde el principio que no era el tipo de hombre de establecerse. No podía estar en casa todas las noches. ¿Entonces por qué su corazón sentía ese dolor?

Fue al baño, tomó una ducha bien caliente, pero mantuvo el chorro de agua lejos de su **** ardiente. No necesitaba un recordatorio de lo que habían compartido juntos. Tal vez muy pronto iba a mirar hacia atrás con cariño, pero sabía en su corazón que todo había terminado entre ellos antes de que comenzara.
No podían volver a ser sólo amigos. No después de lo que habían hecho. Colocando una mano sobre el lado de la ducha, Miley dejó caer las lágrimas y el dolor por el amor que nunca compartiría.
Se vistió lentamente, sintiéndose débil, su cuerpo estaba aún dolorido por las actividades de la mañana. Necesitando un café, se dirigió hacia las escaleras para preparar una jarra fresca.

Se paró de repente cuando Justin la miró desde el sofá. Se veía tan mal como ella. Bueno, bueno. Habría odiado sentirse miserable sola.
Sus ojos estaban brillantes, pero con una nitidez como si estuviera enojado.
—He hecho el café mientras te duchabas, —le dijo poniéndose de pie. Se dio la vuelta y se alejó hacia la cocina.
Miley lo siguió lentamente, manteniendo sus brazos alrededor de su cintura. Bueno, al menos conseguiría una despedida de él antes de que abandonara su vida. Notó la bolsa que tenía más temprano sobre su mesa de café.
Lo vio servirse una taza, luego pasar al otro lado de la cocina. Sus manos temblaban mientras tomaba la suya. Sorbió un trago y dejó que le quemara la lengua antes de volverse hacia él.
Justin miró hacia abajo en su taza de café y ella esperó a que dijera lo que había ido a decirle.
—No planeé lo que pasó hoy.
Miley no apartó la mirada de él.
—Lo sé.
Él asintió con la cabeza. Fue él quien rompió el contacto visual.
—Nunca te haría hacer algo de lo que te arrepentirías.
—Yo no me arrepiento, Justin.
—Has estado llorando, —acusó.
Miley sólo se encogió de hombros. Ese era un asunto personal.
Dejó su taza de café.
—Lo quería, Miley. Voy a asumir la responsabilidad de lo que sucedió hoy, pero lo quería. Yo lo… lo siento por ser demasiado rudo contigo.
Miley se sentía insultada. Su cara ardía de ira. No iba a dejar que él le quite lo que habían compartido. Siempre lo recordaría como el mejor encuentro sexual hasta la fecha.
—No necesito a nadie para que asuma la responsabilidad por mí, —le espetó ella―. Soy responsable de mí misma. Yo lo quería. Tienes razón. ¡Y no voy a dejar que me quites eso!
Justin sonrió y ella le gritó.
—¡No te rías de mí! —Gritó ella, apretando los puños con rabia. No era una adolescente que necesitara una explicación sobre lo sucedido. No estaba buscando una declaración de amor. Ella sólo quería que admitiera que había disfrutado de su tiempo juntos también. Que admitiera que esa mañana había sido maravillosa.
Justin inmediatamente cambió su expresión.
—Miley.
—No me llames por mi nombre así, no de esa forma. No seas condescendiente conmigo. —Tuvo que dejar su taza de café antes de que terminara arrojándosela por la cabeza―. ¡Voy a sentirme como quiero!
Justin alzó sus manos en un gesto de paz.
—Está bien, bebé. Espera.
—¡Y no me llames bebé! —Miley podía sentir las lágrimas caer por su rostro.
—Mierda, —murmuró Justin antes de acercarse y tomarla en sus brazos. Trató de alejarlo y ocultar su rostro, pero él era más fuerte y la obligó a quitar las manos―. Shh. Está bien.
Miley se sentía estúpida. Al igual que una niña que acaba de romper con su primer novio.
—No... —lloró―. Déjame ir.
—Miley. Miley. Shh, bebé. No llores. —Justin la abrazó y le acarició la espalda.
La ternura de sus acciones y palabras suaves sólo hizo que Miley gritara más fuerte.
—Mírame, bebé. Por favor. —Ahuecando la barbilla de Miley, no le daba otra opción. Le secó las lágrimas de sus ojos―. ¿Por qué lloras?
Miley se encogió de hombros.
—Cuéntame.
Miley se mordió el labio.
—Sé que no puedes quedarte conmigo. Te quiero... No puedo evitarlo. Hemos compartido mucho más que sexo, —le dijo en voz baja.
Justin asintió con la cabeza.
—Nunca quise una relación.
Ella asintió y se mordió el labio de nuevo con sus ojos mirando hacia abajo.
—Lo siento... no soy tan emotiva por lo general.
—No te disculpes conmigo, bebé, no por esto. No podrías imaginar lo que me haces sentir cuando dices eso.
Miley le devolvió la mirada.
—Voy a hacer un novio terrible. Soy controlador y exigente. Me voy por largos períodos de tiempo por trabajo. No tengo un trabajo normal, puede ser peligroso, y no quiero que te preocupes por mí. Pero te quiero demasiado. Que el cielo me ayude, yo no quiero volver a dejarte ir.
—Tú... ¿Qué?
—No voy a dejarte ir, Miley. Me tomó mucho tiempo llegar a ti, y no voy a dejarte ir.
—Pero... pero dijiste que no querías una relación.
Justin sonrió y apoyó sus labios contra los suyos, frotando entre ellos.
—Te dije que nunca quise una relación. Tú has cambiado eso.
Miley suspiró y se apoyó en él.
—¿Qué estás diciendo?
—Estoy diciendo que eres mía, Miley. Sólo mía.
Enderezándose, Miley tomó su turno y apoyó su boca sobre la suya.
—Eso es lo que yo pensaba que estabas diciendo.
Rodeó los brazos alrededor de su cuello y él la levantó del suelo. Con las piernas envueltas en torno a él, se la llevó a través de la sala de estar. Sólo haciendo una breve parada para recoger la bolsa.
—¿Qué hay en esa bolsa? —Preguntó, con la boca contra su oreja.
Su sonrisa era malvada.
—Un poco de esto y aquello, —le dijo mientras subía las escaleras. Cuando llegó al dormitorio, la dejó sobre la cama. Agarrando su tobillo, tiró de ella―. ¿Alguna vez usaste uno de estos? —le preguntó, mostrándole el par de esposas que había sacado de la bolsa.
Con los ojos muy abiertos, Miley negó con la cabeza.
—Bueno, creo que ya es hora, —y le guiñó un ojo―. Y tenemos que probar algunas pinzas para pezones.

La cabeza de Miley se aclaró. Oh, ella iba a disfrutar de esto. Disfrutar de este hombre con todos sus juguetes. Se alegró de haberse entregado y haberse dejado seducir por el vecino.
FiN.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

espero k les haya gustado, se que hay una confusion con besar a un angel no se a terminado aun solo que creo que me exprese mal, la nove va por un poco mas de la mitad asi k aun faltan mas o menos unos 20 capitulos..
las quiero chicas gracias por apoyarme y por hacerme saber que les ha gustado esta nove corta y sobre todo porque es jiley y es la primera vez que publico nove de esta pareja... las fotos las saque de internet pero les queria agradecer a quienes hacen las fotos porque en serio son muy buenas y al menos a mi me gustan..
las quiero chicas besos!!!!
por fis si pueden envienme a mi correo fotos de jemi es que casi no encuentro en google.. a kazandra_ms@hotmail.com

7 comentarios:

  1. que buenisiiiiiisiiisiiiimoooo me super encanto jiley espero que subas mas
    !!! me fasino
    malena

    ResponderEliminar
  2. me encantooooo!!!!!!!!!!!!!!
    Kazzie me encanto esta novela!! muchisimooo!! porfis espero que subas mas ^^ :D.
    Te admiro, eres estupenda.
    T equierooooooo . ♥.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!!!
    jejejeje
    me gusto la nove, como todas las que escribes... no soy fan de JLEY, pues me gusta mas NILEY, O JELENA.. jejeje =p
    pero igual me gusto.. aunque sabes que amo JEMI
    jejee =D
    yo tengo imagenes JEMI... pero no se si ya las tengas.. tratare de mandarte algunas, aunque ahora no puedo, pues estoy en semana de examenes... =S
    y ami me enacta que Besar a un Ángel aun no termine.. pues la amo!!!!!
    jejeje vere si puedo mandarte algunas imagenes... =D

    ResponderEliminar
  4. Kazziee, donde has estado?!? Aparentemente vas muy ocupada por el mundo, espero que todo este bien... super bien. Disfruta mucho tu vida amiga, me alegra saber de ti. Estare enviandote fotos Jemi, tengo varias en algun lugar de la mancha en mi notebook xp hahaha. Me gusta ayudarte, sabes que me encanta todo tu blog completo.

    Amiga esta nove estuvo bastante interesante, buena, corta pero sustanciosa hahahaha :$$ hahaha buen final :)! Y cuentame como va todo??!
    Feliz domingo amiga
    xoxoxox
    Keep shining

    ResponderEliminar
  5. me encanto esta nove!!!! pero me hubiera gustado mas que sea mas larga, pero aun asi estuvo genial!!!! felicidades hiciste algo que nunca nadie pudo hacerlo : que me gustara la pareja jiley (pero solamente me gusta en las nove , porque en la vida real me muero 77) jaja me encanto!

    ResponderEliminar
  6. WOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOW Hermosa primero que nada, no comente los otros caps, porque no se que le pasa a mi compu entonces no me deja comentarte :( por eso voy a intentar comentarte este y si me deja comentártelo bien y si no lo copio y todos los días intento jajaja
    No se si leerás este comentario, espero que si :)
    Bueno la nove ME ENCANTO de PRINCIPIO A FIN, fue genial, re cortita, pero genial al fin :) LA AME, super hot eso si jajaja
    Bueno la pareja como dije la detesto, pero en la nove quedaron lindos, porque no se centraban en sus personas son personajes creados por vos :)
    Bueno espero que estrenes otra nove así la empiezo a leer y puedo estar al día :)
    Hermosa siempre que me conecto, no estas, definitivamente no coincidimos :S bueno hermosa, espero coincidir algún día porque me encanta hablar con vos :)
    Me voy despidiendo y copiando esto porque es un comentario largo como para hacerlo de nuevo jajaja Linda te adoro :) nos estamos leyendo y GRACIAS por comentar siempre mi nove :)

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..