viernes, 9 de diciembre de 2011

Novela Niley 22 - La hija del magnate


-Esto es completamente increíble -dijo Selena el sábado siguiente.
Tenía en sus brazos a la pequeña Lydia y estaba observando cómo su hijo, Danny, llevaba con mu­cho cuidado de la mano a la pequeña Emma Jonas.
-Mira a mi precioso hijo -continuó-. ¿Por qué no es tan agradable con su hermanita?
Miley se rió y sintió cómo Mia comenzaba a in­tranquilizarse.
-Es porque Emma supone una novedad para él, que es un amor, como su padre. Danny está loquito con su hermana pequeña y tú lo sabes.
Selena sonrió.
-Está bien. Sólo espero que el nuevo miembro de la familia le guste tanto como Lydia.
Miley emitió un gritito y abrazó a su mejor amiga.
-¿Estás embarazada de nuevo? ¡Es maravilloso! -exclamó. Aunque la cautela se reflejó en sus ojos a continuación-. Es maravilloso... ¿no es así?
-Sí, lo es. Justin está muy emocionado. Míralo.
Miley miró a Justin Bieber, que estaba de pie entre los hermanos Jonas. Los hombres estaban ha­blando y riendo mientras bebían cerveza y prepa­raban filetes a la parrilla en la nueva barbacoa de Nick. El marido de su amiga sí que parecía muy feliz y Miley se sintió muy contenta de que éste hu­biera podido tomarse el día libre para acompañar­los en el picnic que Nick había decidido prepa­rar repentinamente.

Entonces miró al hombre que ocupaba todos sus pensamientos y sintió que le daba un vuelco el corazón. Durante el último mes, Nick se había convertido en alguien muy importante para ella. Y aquello no se lo había esperado. No lo había dese­ado. Pero inconcebiblemente había ocurrido. Se había enamorado de un hombre que no estaba in­teresado en una relación permanente.
-Uh, uh -dijo Selena-, Conozco esa mirada. Y si no quieres que Nick la vea, será mejor que entres en tu dulce hogar.
Miley apartó la mirada de Nick y miró de nuevo a su amiga.
-El problema con esa sugerencia es que Nick es mi dulce hogar.
-Oh, cariño, eso es obvio.
-Muy elocuente -comentó Miley, riéndose.
-Ya sabes, quizá esta relación vaya a ser más du­radera de lo que piensas -señaló Selena, ponién­dose de rodillas para colocar a Lydia en la manta que había a sus pies.
-Yo creo que no -dijo Miley, tumbando a su vez a Mia junto a Lydia. Sonrió a su hija antes de con­tinuar hablando-, Nick dejó las cosas muy cla­ras desde el principio. Quería seis meses. Bueno, pues uno de esos meses ya ha pasado. Y no me ha dicho nada sobre que quiera renegociar, no ha mencionado que sus sentimientos hayan cam­biado... -añadió sin poder evitar mirar de nuevo al padre de su hija.

Bajo el resplandeciente sol primaveral le brilla­ban el pelo y los ojos. Allí de pie junto a sus her­manos y a Justin, parecía sacado de un sueño. Se rió y ella sintió que se ponía tensa. Entonces la miró y Miley no pudo evitar la respuesta de su cuerpo...
Suspiró y se giró hacia Selena.
-Oh -dijo su amiga, suspirando a su vez-. Lo tienes muy mal, ¿verdad?
-Me temo que sí -admitió Miley.
-No es tan difícil de comprender -concedió Selena, indicando con una mano los alrededores-. Este lugar es impresionante, Nick es guapísi­mo y está como loco con tu hija. Deberías estar hecha de piedra para no sentirte afectada por todo esto.
Miley asintió con la cabeza y se giró para son­reír a las dos mujeres que se estaban acercando a ellas.
-Tienes razón acerca de todo, pero ahora va­mos a cambiar de tema, ¿te parece?
-Oh, está bien.
-Hola -saludó Demi Jonas, sentándose sobre la manta a la sombra del árbol-, Danielle y yo hemos pensado en venir a haceros compañía, si no supo­ne ningún problema...
-Desde luego que no supone ningún problema -contestó Miley, sonriendo. Observó cómo Danielle acunaba a su bebé en los brazos y se sentaba junto a ellas.
-Tu hijo es una monada -comentó Demi, son­riendo a Selena-, Me conmueve cómo trata a Emma.
Naturalmente, la manera de ganarse la amistad de Selena para siempre era alabando a uno de sus hijos. Y cuando ésta se animó a hablar de bebés con Demi, Miley observó cómo Danielle se desabro­chaba la camisa para amamantar a Katie.
-Es preciosa -dijo con dulzura, acariciando la frente de la pequeña.

Mia estaba creciendo y ya podía imaginarse el día en el que su niña ya no fuera su bebé y no sólo la necesitara a ella. Con nostalgia pensó que le hu­biera gustado tener más hijos, pero tener a Mia ha­bía sido tan caro que las posibilidades de repetir la experiencia eran escasas y era consciente de que quedarse embarazada de otra forma le resultaba casi imposible. Al considerar aquello, un nuevo pensamiento se le pasó por la cabeza, pero desapa­reció al comenzar a hablar Danielle.

-Gracias. Kevin y yo pensamos que es muy guapa, desde luego -contestó Danielle, aguantando la respiración cuando su hija tomó uno de sus pezo­nes. Entonces sonrió-. Quiero decirte otra vez cuánto me gustan tus ideas para la página Web de la pastelería.
Contenta, Miley sonrió a su vez. Apartó las preocu­paciones y los arrepentimientos de su cabeza por un día.
-Me alegro mucho -dijo-. Creo que va a ser di­vertido actualizar las páginas Web de la familia Jonas.
-¡Alguien parecido a mí! -exclamó Demi, alar­deando-. ¡Otra persona que piensa que el trabajo es divertido! Si oyeras cómo refunfuña Joe, cree­rías que soy la única esposa del mundo que tra­baja. ¡Y trabajo en el rancho! Me ve todos los días.
-Justin hace lo mismo -terció Selena-. ¡Pero parte de sus quejas pueden ser debidas a que nos hemos convertido en barcos que sólo se chocan ocasional­mente durante la noche!
-Kevin también lo odia -confesó Danielle-, Utilizó mi pastelería como una oferta tentadora para lo­grar que me casara con él y ahora se queja de que paso mucho tiempo en ella -añadió, riéndose-, Pero entonces le recuerdo lo duro que es tratar de sacarle de la sala de muestras de la bodega.
Miley se sintió bien al estar entre aquellas mu­jeres, al escucharlas quejándose cariñosamente de sus maridos. Pero también le hizo recordar una dura realidad; podía quejarse todo lo que quisiera sobre Nick, pero en realidad no tenía ningún derecho a hacerlo. El no era su esposo. Era su amante.
Su amante temporal.
No importaba lo cómoda que se sintiera con aquellas mujeres, con la familia Jonas, en aquella increíble mansión... nada de ello le pertenecía.
-Estoy pensando en que cuando nazca éste... -estaba diciendo Selena con timidez- quizá le pida trabajo a Miley -en ese momento le dirigió a su amiga una esperanzada mirada-. De esa manera me podré quedar en casa con los niños y tal vez Justin y yo podamos llegar a vernos durante más tiempo.
-¡Qué idea tan estupenda! -exclamó Demi-, Yo tengo muchos planes para Miley, así que creo que necesitará ayuda.
-¿Tienes planes? -preguntó Danielle-, Pues vas a tener que esperar, cuñada mía, ya que la pastelería está a punto de abrir y quiero que las cartas estén preparadas antes de la próxima cata en la bo­dega. ..
Divirtiéndose muchísimo, Miley sonrió abierta­mente y dio unas palmadas con las manos.
-Por mucho que me guste ser el centro de aten­ción -dijo-, puedo ocuparme de todo -entonces miró a Selena-, Y tú... vamos a tener que hablar, por­que si hablas en serio te podría utilizar ya.
-¿De verdad? -preguntó Selena. Le brillaron los ojos ante la idea de poder quedarse en casa con sus hijos.
-Desde luego -contestó Miley. Con todo el nuevo trabajo que tenía por hacer, iba a necesitar ayuda y... ¿quién mejor que su mejor amiga?-. Y las cartas de la bodega... -añadió, mirando a Danielle de nuevo-. Ayer se me ocurrió una idea que creo que te va a gustar mucho.
-¡Excelente! -exclamó Danielle, emocionada. Le sacó la lengua a Demi-, Yo gano. ¿Puedo verlas ahora?
-Por supuesto -respondió Miley, levantándose-. Vigilad a Mia e iré arriba a por las cartas.

Dejando a las mujeres a cargo de su pequeña, Miley se dirigió a toda prisa a la puerta trasera de la enorme casa de Nick. Sólo se detuvo para sa­ludar a éste con la mano antes de entrar en la mo­derna cocina de la mansión.
La cocinera tenía el día libre, ya que Nick es­taba preparando él mismo la comida, por lo que la casa estaba tranquila y silenciosa. Se dirigió a la planta, de arriba, desde donde oyó las voces y risas del exterior. Sonriendo, fue a la habitación de Nick. Temporalmente o no, le gustaba sentirse miembro de una gran familia, ya que había estado sola durante muchos años.

Por la mañana le había estado enseñando a Nick el nuevo diseño de cartas para los Viñe­dos Jonas y estaba segura de que había dejado los papeles en la habitación de éste. Entró en aquel enorme dormitorio que olía a él y enseguida en­contró los documentos que buscaba. Pero de reojo también vio una caja de preservativos por abrir so­bre la cama.

-Oh, estupendo -dijo entre dientes, agitando la cabeza.
Si alguien de la familia subía a la planta de arriba de la casa, sería aquello lo primero que ve­rían. ¡Justo lo que necesitaba! Seguro que todos sabían que Nick y ella eran amantes, pero eso no significaba que se lo tuvieran que explicar tan explícitamente.
Tomó la caja de preservativos y abrió el cajón de la mesilla para dejarlos allí. Pero el mundo se detuvo y los preservativos se le cayeron de las ma­nos cuando vio una pequeña caja de terciopelo azul oscuro al fondo del cajón.
Con el corazón revolucionado contuvo la respi­ración, agarró la caja y la abrió. Se quedó boquia­bierta al ver el precioso anillo de diamante que ésta contenía. Se le secó la boca al pensar en las implicaciones de aquello.
Se preguntó si Nick le iba a proponer matri­monio.
Le dio un vuelco el corazón y sintió una gran alegría recorriéndole el cuerpo.
-Oye -dijo Nick desde la puerta-. ¿Qué ocu­rre? Te vi corriendo y...
Miley se dio la vuelta y levantó en su mano la caja que había encontrado. La alegría se borró de su cara al observar que la sonrisa que estaba esbo­zando él se disipó.
-Oh, Dios -susurró Nick-, Es de Delta.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Nicky nicky no aprendes cierto... jejeje
espero k les guste se quedaran con las ganas de leer mas, mañana me voy de viaje pero solo un dia jeje..
espero k les guste las quiero millon.. awww soy fans de one direction awww jejeje 
las amo chicas...

10 comentarios:

  1. awww neniiss corazzooon me encaantoo estuuvo geneal y si ese nick lo quiero golpear ookay tampoko exagerare peroo shii grr jaja okay noo mmm olvide lo que iba ahh escribir asi que´
    solo dire ME ENCAANTONO PUEDES SEER TAN MALA Y DEJASLA AHII QUIEROO M`AS MAS MASSS
    TE AMO COTRAZON Y TE EXTRAÑE MUCHISISISISMOO

    ResponderEliminar
  2. hermosos los caps Kazz ! Espero que subas pronto y que te diviertas mucho en tu viaje, besitos y cdtm :)

    ResponderEliminar
  3. uuuyy...que mal..Miley se ilusioonooo mucho po el anillo!!!
    Buenoo esperooo el siguientee sii??
    ME encantoo...
    BEshos!!

    ResponderEliminar
  4. AAAAAAAAAAAA no la podes dejar asiii, este es el momento en donde me dan ganas de matar a nick ¬¬ me encanto el cap :D seguila prontoo porfaaaa :D ya te extrañabamos kazzie ♥ saludos

    ResponderEliminar
  5. wow me encanto esta increible
    no puede ser como es posible que lo dejes asi
    en lo mas importante tienes razon me quede con las ganas de leer mas ...pero que es lo que le pasa a Nick si que no aprende
    te quedo estupendo me fascino muy lindo
    espero el siguiente pronto
    un besito cuidate :D
    PD: diviertete en tu viaje :)

    ResponderEliminar
  6. uy! nick metio la pata jaja seguila! que muero por leer mas jaja , besos

    ResponderEliminar
  7. hermoso me encato
    el capitulo corazón
    subi el siguiente que me muero por saber
    TKM
    Male..XD

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Me a encantado el nuevo diseño! :D.
    Linda los capis me encantaron demaciado! debes seguiiir :D. Besiiiitooos. Te quieroo muchoo :D.

    ResponderEliminar
  10. :'''''''''''''''''''( por que siempre la cagaa Nick??!

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..