viernes, 23 de diciembre de 2011

Novela Niley 27 - La hija del magnate - Feliz Navidad


Indignada, le dirigió una miradita cuando él se acercó a darle un beso a Mia y la miró a ella a con­tinuación. Instantáneamente se sintió mejor al percatarse de que había mentido; tenía unas oje­ras tan oscuras como las suyas. Por alguna razón, disfrutó al saber que él había pasado tan mala no­che como ella.
-Anoche me dijiste que necesitabas pasar un tiempo sola -comentó Nick, sirviéndose una taza de café.
-Todavía lo necesito.
-Bueno, de eso es de lo que quiero hablarte -dijo él-. Ya sabes que me falta personal en el ae­ródromo, por lo que he decidido ocuparme yo mismo de uno de los vuelos para así darnos un poco de espacio a los dos durante unos días.
-¿Unos días? -preguntó ella. Le resultó ex­traño que, aunque había dicho que necesitaba es­tar sola, oír que él se marchaba no la contentaba en absoluto.
-Sí -contestó Nick-, Esta tarde voy a llevar a una pareja a París. Así aprovecho para quedarme allí un par de días y ocuparme de unos negocios.
-¿París? -Miley se sintió invadida por un in­tenso sentimiento de soledad, pero se dijo a sí misma que probablemente fuera para mejor. Que­ría que Nick la amara tanto como a sus hijos.
-Sí recuerdo bien... -continuó él- una vez te prometí un viaje a Roma.
-Lo recuerdo -dijo ella. Había sido la primera noche que había pasado en aquella casa. Pero las fantasías y el maravilloso sexo que habían compar­tido no reemplazaban al amor.
Sabía que él la deseaba, pero el deseo era un pobre sustituto de la necesidad.
Nick dejó su café sobre la mesa y la miró fija­mente.
-Pídemelo y me quedaré. Cásate conmigo y ha­remos ese viaje a Roma.
-No puedo.
El se apartó de la mesa y ella no supo si estaba decepcionado o enfadado. Seguramente ambas cosas.
-Está bien -dijo finalmente Nick-, Piensa todo lo que necesites mientras yo esté fuera. Cuando regrese, arreglaremos esta situación -añadió, acer­cándose a besar de nuevo en la cabeza a su hija.


*****
Nick regresó a casa antes de lo previsto. ¿Cómo iba a ocuparse de los negocios que tenían en París si en todo en lo que podía pensar era en Miley? Pero lo había intentado. Había paseado por las calles de aquella bonita ciudad y visitado lugares de interés turístico, pero no había sido ca­paz de disfrutar como normalmente solía hacer cuando viajaba por el mundo.

No le importaba nada, ya que sentía como si le hu­bieran arrancado el corazón del pecho. Miley ni si­quiera había contestado el teléfono cuando él había tratado de ponerse en contacto con ella. Lo estaba evitando y Nick ya había aguantado suficiente...

Llegó a casa en medio de la noche, pero no le importó si ella estaba completamente dormida. Iba a escucharlo. Iba a casarse con él. Y ambos iban a ser felices.

Cuando abrió la puerta principal, el silencio que había en la casa le impactó. Entonces subió a la planta de arriba, se dirigió directamente al dor­mitorio de Miley y abrió la puerta.

La cama estaba vacía y él comenzó a inquie­tarse. Se dio la vuelta y se dirigió a su propio dormitorio. Pensó que tal vez ella había entrado en ra­zón y que había querido utilizar su propia cama... la cama de ambos. Pero Miley tampoco estaba allí.

Entonces vio que la puerta de la habitación de Mia estaba abierta, pero no había ninguna luz en­cendida. Sólo había más silencio. Aunque sabía que la cunita estaría vacía, se acercó a ella. Al comprobar que así era sintió que una enorme sensa­ción de terror se apoderaba de él.

Miley se había llevado a Mia de la casa. Miró el armario de su hija y vio que estaba vacío. Tan vacío como el resto de la casa. Tan vacío como su corazón.
-¿Dónde demonios han ido? -preguntó en voz alta. La furia y el miedo se apoderaron de él- Han ido a casa de Selena.


************

-¡No le digas nada!
Nick miró a la mujer de Justin Bieber, el cual estaba muy adormilado.
-Selena...
-¿No has hecho ya suficiente? -dijo ella, ba­jando por las escaleras de su casa y mirándolo a su vez fijamente-. Déjala en paz.
Justin se movió para impedir que Nick mi­rara a su esposa y colocó una mano en el umbral de la puerta para impedirle el paso.
-Miley no está aquí -dijo.
-Dime dónde está- le pidió Nick.
-Siento por lo que estás pasando. De veras. Pero Miley es una amiga. Y si quiero seguir vi­viendo con mi esposa...
-Sólo dime si Miley está bien.
-Está triste, pero segura.
Nick sintió una gran opresión en el pecho. No quería que Miley estuviera triste.
-No sé dónde buscarla -murmuró, más para sí mismo que para el hombre que tenía delante.
-Quizá puedas intentar hablar con tu hermano -ofreció Justin en voz baja.
-¿Con cuál? -preguntó Nick.
-Con Joe.
En ese momento Nick se dio la vuelta y se di­rigió corriendo al coche, que había dejado aparcado junto a la acera.


********************

-¿Qué demonios haces llamando a mi puerta en medio de la noche? -le preguntó Joe a Nick. Llevaba puestos unos pantalones de pijama y sus ojos reflejaban furia.
-Miley se ha marchado -contestó Nick, en­trando en casa de su hermano y dirigiéndose al des­pacho de éste-. Tengo que encontrarla y no sé por dónde empezar -añadió, sintiéndose aterrorizado-. Fui a casa de su amiga, Selena, y el marido de ésta me dijo que debía hablar contigo. Así que... ¿qué sabes?
Joe se dirigió al bar y se sirvió una copa de brandy.
-¿Quieres tú también?
-No, no quiero beber nada. Quiero a Miley -contestó Nick-, Estoy perdiendo tiempo aquí de pie, debería estar buscándola... ¿pero dónde?
Joe bebió un trago de su brandy y analizó a su hermano con la mirada.
-Esté donde esté, quizá no quiera que la en­cuentren.
-No voy a permitir que me deje -espetó Nick-. Se ha marchado como si lo que teníamos no significara nada.
-Bueno... ¿Y por qué no? -dijo Joe.
-¿Qué? ¿Qué demonios se supone que significa eso?
-Es muy sencillo. Si no la amas, ¿para qué la quieres? -preguntó su hermano.
-¿Ha hablado Miley con Demi? -quiso saber Nick.
-Podríamos decirlo así -contestó Joe-, Demi no me ha hablado de otra cosa desde entonces. Ahora mismo no le caes muy bien que digamos.
Pero Demi no era el problema de Nick. Su problema era Miley.
-¡Le pedí que se casara conmigo y me ha re­chazado! -gritó.
-¿Y te sorprende? -preguntó Joe, soltando una risotada.
-Demonios, sí -respondió Nick, impresio­nado-, Está embarazada de un hijo mío. Ya tene­mos una hija. Debería casarse conmigo. Es la única solución inteligente.
-Dios, realmente eres un idiota -comentó Joe.
-¿Perdona?
-Eso es lo que ha estado diciendo Demi de ti durante días y yo te he estado defendiendo. Pero ahora veo que estaba equivocado.
-¿Cómo puede ser que yo sea el tipo malo en esta historia? -preguntó Nick, defendiéndose a sí mismo-. Yo quería casarme con ella.
-Pero no porque la amaras.
-¿Qué tiene que ver aquí el amor? -dijo Nick-, El amor simplemente complica las cosas, ¿quién lo necesita?
-Todo el mundo -contestó Joe, dando un trago a su bebida.
-Yo quería que esto fuera sencillo. Quería vivir con Miley y con nuestra hija. Quería que estuviéra­mos juntos, que fuéramos felices.
-¿Y cómo te está funcionando?
-No muy bien.
-¿Y eso no te dice nada?
-Sí- respondió Nick, dejándose caer en la si­lla más cercana-. Me dice que tengo problemas muy serios. ¡Demonios! Llevo metido en proble­mas desde aquella primera noche en la que Miley me sonrió en el bar del hotel. Entonces lo supe y desde ese momento he estado luchando contra ello. Y cuando esta noche entré en casa y vi que ella no estaba, sentí que me moría.
-Felicidades -dijo Joe-. Estás enamorado.
-Maldita sea -Nick miró a su hermano-. No tenía planeado amarla.
-¡Ninguno de nosotros lo planea! Pero debe­rías saber... ella no se marchó sólo por ti.
-¿Qué más ocurrió? -preguntó Nick, respi­rando profundamente.
-El día después de que te marcharas a París, Delta fue a verla a tu casa -respondió su hermano.
-¡Dios! ¿Qué hizo? ¿Qué le dijo? -quiso saber Nick, alterado.
-A mí me lo ha contado todo Demi -contestó Joe, suspirando-. Y déjame decirte una cosa; ningu­na de las mujeres Jonas son fans tuyas en este momento.
-Estupendo.
-Parece que Delta trató de pagar a Miley para que se marchara. Según parece, le ofreció una cuantiosa suma de dinero para que desapareciera y no se casara contigo.
-Yo debería haber estado allí. No debería ha­berme marchado. Pero quería darle tiempo para que pensara, para que me echara de menos. Y he sido yo el que la ha echado de menos a ella -co­mentó Nick- Sin necesidad de que me lo digas, sé que no aceptó el dinero.
-Efectivamente. Según Demi, Miley le dijo a Delta lo que podía hacer con su dinero y que ella y tú os merecíais el uno al otro.
-¿Que nos merecemos el uno al otro? ¡Qué de­monios...! ¿Por qué iba a...? ¿Cómo ha...? -Nick nunca antes había estado tan furioso. Ni tan frustrado-. Deberías haberme telefoneado.
-Miley no quería que lo hiciéramos.
-Pero tú eres mi hermano.
-Y tengo que vivir con mi esposa, la cual está com­pletamente del lado de Miley. Así que no, gracias.

Nick apenas estaba escuchando a su her­mano, ya que estaba tratando de decidir cómo lle­gar a Miley y cómo arreglar el embrollo que había creado. Ella le había dicho que le encantaba la playa, por lo que empezaría a buscar por allí. ¡Pero había muchos kilómetros de playa en aquel país!

-Tengo que encontrarla, explicarle, hablar con ella. Quizá pueda enterarme de algo en el aero­puerto de Sacramento. Seguramente no haya que­rido quedarse por aquí y se haya marchado a al­gún lugar donde cree que no voy a encontrarla. Algún lugar en la playa.
-Quizá.
-Tengo que empezar por alguna parte.
-No va a ser fácil.
Nick miró a su hermano mayor y sonrió con tristeza.
-Nada acerca de Miley es fácil -dijo-. Pero ¿sa­bes una cosa? La encontraré. Puedes contar con ello. Y cuando lo haga, la voy a llevar a rastras a casa conmigo, al lugar donde pertenece.
Entonces se dirigió a la puerta para marcharse, pero la voz de su hermano le detuvo.
-Nick.
-Te telefonearé, Joe. Aquí estoy perdiendo el tiempo.
-Escucha, Nick...
 :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
besos mis amores, feliz navidad las quiero muchisimooooooo.....
millon bendiciones, las quierooooo

7 comentarios:

  1. ahh no como lo pudiste dejar asi me muero por ver el siguiente
    pobre de Miley a donde se habra ido esa tal delta tiene toda la culpa que gana con querer darle dinero a Miley convenida es Delta
    ojala y Nick la encuentre pronto please
    que sera lo que le tine que decir Joe a Nick
    wow me encanto esta increible
    te quedo estupendo sube el siguiente pronto que esta interesante
    pleaseee quiero ver mas me dejaste con toda la angustia
    FELIZ NAVIDAD!!!!
    un besito cuidate :D

    ResponderEliminar
  2. AWWWW NICK LA VA A BUSCAR AWWWWWWWW ME ENCANTO EL CAPI ESTUVO HERMOSO!!! SEGUILA!!!!!! JAJAJA BESOS Y FELIZ NAVIDAD!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. OMJ!!! ameee el cap!! lo lei mas de tres veces me encantaaa!!!
    Xfaaa siguelaaa siii?? aahh y feliz navidad para ti tambien!!!
    Beshos!!

    ResponderEliminar
  4. OMGGGGGGGG!!!!!!!!!!! Kazzie! Dónde diablos están Miley & Mia? D: entré en pánico cuando lo leí D: hahaha & en serio morí cuando Joe le dijo a Nick que se había enamorado *-* & cuando Nick le dice a Miley que se case con él & harán el viaje a Roma asdfghjkl :') pero ella le dice que no ¬¬ o sea que luego ya, fijo el final? noooooo! DD'': es que djshfgkdjf D: Nick le dirá que la ama, verdad? & que no puede vivir sin ella ni su hija *-* & :O Nick le dijo a Joe que Miley está embarazada de un hijo suyo! :'D haaaaaaa :3 el cap. estuvo awesome :3 pero me dejó con dudas D: sube pronto el/los otro/s, xfa! D: :P

    ResponderEliminar
  5. AAAAA AAAAA EMOCION EMOCIONNN, COMO LA VAS A DEJAR ASIII MUJERRRR?? para mi que Miley no se fue a ningun lado u.u y se fue a la casa de antes u.u y mejorque no haya perdiido el bebeniley kazz ¬¬ FELIZZ NAVIDADDDD PARA VOS TBM! ESPERO QUE LA PASES HERMOSO, CON TODOS LOS QUE QUERES A TU LADO! SALUDOS, TE QUIERO Y CUIDATE MUCHO BYEEEE ♥

    ResponderEliminar
  6. oooooowwww malditaaaaa delta siempre debe estar metidaaaaaa que vieja zorra
    jajaj ok ya se me paso el enojoooo
    meeee suuuuupeeeerrr encantoooo el capiss si que es muy interesantee espero que subas el otro pero que me encanta!!!!!

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..