domingo, 8 de enero de 2012

Niley 03 - Rechazo Cruel


¡No se había ido! Un gran alivio la embargó y sintió que no quería que ese hombre volviera a alejarse de ella. Se giró y, al mirarlo a la Miley, volvió a perderse en esos fascinantes ojos y quedó cautivada por la brusca belleza de su rostro.

—Bien. He reservado una mesa privada y he pedido una botella de champán.
Miley se vio incapaz de responder con coherencia y Nick la tomó del brazo para llevarla hacia la mesa.
—Bueno —dijo él. —Pues aquí estamos.

Se inclinó hacia delante y su rostro quedó iluminado por la suave luz de la lámpara que pendía sobre sus cabezas. Sin duda era el hombre más guapo que había visto en su vida.
—Dime, ¿vienes mucho por aquí?
Miley sonrió.
—Es como mi segunda casa —inmediatamente imaginó lo mal que debían de haber soñado esas palabras y se apresuró a aclararlo. —Eso es porque...

En ese momento una camarera apareció allí con el champán interrumpiendo la explicación de Miley y, para cuando volvieron a quedarse solos y Nick sirvió las copas, ya había olvidado cuál había sido la pregunta.

—Brindo por esta noche.
—¿Por qué por esta noche?
—Porque creo que va a ser... catártica —respondió él antes de dar un sorbo de champán.

Qué cosa tan rara por la que brindar, pensó Miley, que también bebió saboreando las burbujas que le recorrían la garganta. No podía creer que estuviera allí sentada, con su vestido de trabajo y bebiendo champán con ese enigmático hombre. En todo el tiempo que llevaba trabajando allí, nunca había conocido a nadie como él, y eso que por ese exclusivo local pasaban los hombres más ricos del mundo; las presas favoritas de su hermano, y la razón por la que ella había conseguido empleo allí.

Al menos el vestido era lo suficientemente apropiado: sencillo y negro. La única pega era que era demasiado corto, pero Simon el novio de Rob, insistía en que diera el aspecto de ser la chica más importante del local y con Barny allí para protegerla de las malas intenciones de algunos, por lo general evitaba situaciones comprometidas. Algo de lo que Simón había sido consciente al contratarla, ya que la vio demasiado joven como para trabajar en el club. Al final había decidido darle un puesto en la puerta.

—Háblame de ti, Miley.

Estaba haciéndolo otra vez, pronunciando su nombre con ese sutil acento, y entonces Miley se dio cuenta de que deseaba hacer exactamente lo que Rob le había sugerido: dejarse llevar y permitir que ese extraño la ayudara a olvidar su dolor y su pesar.

Para sufrir ya tendría tiempo cuando volviera a casa e intentara comenzar de nuevo. Al pensar en ello, la amenaza de la noche anterior volvió a colarse en su cabeza, pero logró volver a enterrar su miedo. Por el momento, y al lado de ese hombre, podía fingir que todo iba bien... ¿o no?
  
*******

Nick enarcó las cejas.
—¿Tienes un título en Empresariales?

Miley asintió, orgullosa del título que había obtenido por fin hacía escasas semanas, y no muy segura de por qué él se mostraba tan incrédulo. Tal vez era uno de esos hombres que no creía que las mujeres pudieran estudiar y trabajar, aunque, por otro lado, no parecía ser de esa clase. La botella de champán estaba medio vacía y sentía una deliciosa sensación en la cabeza.

—¿Pero no has ido a la universidad?
—¿Te lo he dicho? —qué curioso, no recordaba haberle contado que había hecho el curso a distancia, desde casa. —Tienes razón, no he ido —estaba preguntándose cómo habían acabado hablando de ese tema cuando se oyó un pitido y él se disculpó para responder al teléfono. Al oír que decía algo sobre un padre enfermo, Miley le hizo una seria indicándole que le dejaría hablar en privado, pero él la detuvo agarrándola por el brazo.

Mientras hablaba en un fluido italiano, la miraba a los ojos y le acariciaba el interior de la muñeca. Miley tuvo que contenerse para no emitir un gemido, pero no pudo dejar de mirarlo y tampoco se apartó, a pesar de saber que con ello estaba dándole una señal tácita. ¡Era una locura!

Él terminó la conversación y la soltó con brusquedad, como si se arrepintiera de haberla agarrado.

—¿Va todo bien?
Le vio apretar la mandíbula mientras la miraba con intensidad.
—Es hora de salir de aquí.
¿Quería decir que se fueran juntos? No. ¿Por qué iba a querer un hombre así irse con ella?
—Mañana me espera un día duro, será mejor que yo también me vaya. Gracias por las copas.

Nick ya había pagado y no hizo caso cuando ella intentó darle parte del dinero, algo que para Miley fue un alivio, porque aunque no le gustaba que nadie le pagara nada, no tenía demasiado dinero en el monedero. Rob se había marchado antes de poder darle el dinero de las propinas y aún faltaban un par de semanas hasta que recibiera el cheque de su último sueldo.

Juntos salieron del club para adentrarse en la oscuridad de las calles y el frío aire de comienzos de primavera. Era casi medianoche. Miley se estremeció levemente cuando Nick la ayudó a ponerse el abrigo y le apartó su larga melena rozándole el cuello. Justo en ese momento alguien que hacía cola en la puerta del local la llamó y Nick apartó las manos. Ella se giró y saludó con la mano a una actriz que frecuentaba el local.

—¿Es amiga tuya?
Miley se giró hacia Nick, el corazón le latía con fuerza.
—No exactamente —dio un paso atrás, aunque descubrió que alejarse de él era más difícil de lo que quería admitir. —Mira, gracias por todo... y por las copas. Me ha gustado charlar contigo.
El se la quedó mirando con las manos metidas en los bolsillos,
—¿De verdad quieres irte?
A ella se le helaron el corazón y el cerebro.
—¿Qué has dicho?
—Ven a mi hotel conmigo.

No era una pregunta, era prácticamente una orden que volvió a acelerarle el corazón. ¿Pero a quién intentaba engañar? No estaría preparada para un hombre tan viril como Nick ni en un millón de años. 

Y sin embargo, mientras pensaba eso, su cuerpo se despertó haciéndole creer que él era el único hombre del mundo con el que podría hacer el amor.

Confundida, se apartó negando con la cabeza.

—Lo siento, yo no... —«no hago esa clase de cosas porque nunca antes lo he hecho». Independientemente de lo que su cuerpo pudiera estar diciéndole, su cabeza le estaba advirtiendo que saliera corriendo en la otra dirección.

Nick estaba bajo la farola; tenía unos hombros enormes, un cuerpo esbelto e impresionante, y un rostro oscuro y pecaminoso. Todo lo que tenía que ver con él resultaba pecaminoso. Recordó las palabras de Rob. ¿Podría ese hombre hacerle olvidar? Sin embargo, mientras pensaba en ello para tomar una decisión, Nick retrocedió. Al parecer, había perdido la oportunidad y eso la hizo sentirse decepcionada.

Allora, buenanotte, Miley.

En ese instante, ella se dio cuenta de que nunca más volvería a ver a ese hombre y de pronto se preguntó cómo sería besarlo. Por otro lado, se recordó que todo eso formaba parte de una fantasía porque él estaba fuera de su alcance y, además, ¿no detestaba a los hombres que entraban en el club? Sin embargo, una voz dentro de ella le decía que tal vez era diferente.

Su recién despertado cuerpo parecía estar pidiéndole a gritos que le dijera: «Sí, espera, acepto tu ofrecimiento», pero en lugar de eso, dijo:

—Buenas noches, Nick.

Se giró bruscamente y se alejó, con la respiración acelerada y el corazón palpitando con tanta fuerza que temió que se le fuera a salir del pecho. Y, por ridículo que parezca, en ese momento se sintió más sola de lo que se había sentido en toda su vida hasta la fecha. Cuando las lágrimas se acumularon en sus ojos, decidió que debían de ser causa de todos sus problemas y de la terrible semana que había pasado, y no de la increíble noche que había surgido como de la nada.

Al pasar por delante de la cola de gente que aguardaba para entrar en el club, oyó a una chica decir:
—Míralo... debe de estar loca para no irse con él...

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
ahora si creo que es todo espero poder completar por lo menos minimo 8 comentarios y subire capis nuevos, espero que esten super bien y que tengan una excelente semana, 
suerte...
besos

9 comentarios:

  1. bueniiiisiiimooooo!!!! y aora que pasaraaa?? jejeje
    esperooo el siguienteee xfitaaass!!!

    ResponderEliminar
  2. no encario kaziii la dejas ahi????
    noooo por que, porfis plis seguilaa que ya quiero leer el siguiente

    ResponderEliminar
  3. :O:O:O OMG! Mujerr, sube pronto! & que Miley se vaya con él, ;D uyyy! GGGRRRRRRR! OHSIII NILEY 1313 :O:O okya. ._. LOL! Por favor sube pronto D: <3 te quiero :D

    ResponderEliminar
  4. ME SUPER ENCANTO!!!!!!! ESTUVO BUENISIMO LOS CAPIS SEGUILAAA!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Awww !!! Me encanto, en realidad me gustó desde que leí el prologo :D Siguela pleace Cuidate Bye c:

    ResponderEliminar
  6. AAAAHHHH!! Me encanta♥!!
    Porfa, siguela!!
    :D
    un beso(:

    ResponderEliminar
  7. LLEGUE DE MIS VACACIONES PARA COMPLETAR EL 8 COMENTARIO JJAAJAAJ ME ENCANTO KAZZ :D SEGUILA PRONTO BESOS

    ResponderEliminar
  8. No solo tenes ocho comentarios, ahora son nueve e.e jajajaja
    Linda tu novela merece un premio, es tan genial! tan atrapante!, bueno Miley si esta loca para ir con Nick, pero pensando en que Nick quiere venganza me da algo de miedo lo que quiera hacerle :/
    Bueno sigo leyendoooo :))))

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..