sábado, 11 de febrero de 2012

Jemi 59 - Besar un angel



Siguiendo la rutina diaria, se acercó a los elefantes y saludó a Tater. Él la siguió hasta las jaulas de las fieras.
Sinjun solía ignorar al elefantito, pero esta vez alzó la cabeza con orgullo y miró a su rival con arrogante condescendencia.
«Demi me ama, molesto infante, no lo olvides.» Lollipop y Chester estaban atados fuera de la carpa y Tater se acomodó en el lugar de costumbre, donde le esperaba un fardo de heno limpio. Demi se acercó a Sinjun y metió la mano entre los barrotes para rascarle detrás de las orejas. Como no era un cachorro, Demi no lo arrullaba como hacía con los demás.

A Demi le encantaba el tiempo que pasaba con los animales. Sinjun había mejorado bajo sus cuidados; su pelaje naranja oscuro tenía ahora un brillo saludable. Algunas veces, casi de madrugada, cuando todo estaba silencioso y desierto, Demi abandonaba su confortable lugar junto a Joe y se acercaba a la jaula de Sinjun, le abría la puerta y dejaba que el enorme felino vagara libre un rato.

Mientras retozaban juntos en la hierba húmeda de rocío, Sinjun mantenía sus garras cuidadosamente enfundadas. Demi se mantenía ojo avizor por si aparecía algún otro madrugador. En ese momento, mientras acariciaba al animal, sintió que la envolvía una sensación de letargo.
Sinjun la miró profundamente a los ojos.
«Díselo.»
«Lo haré.»
«Díselo.»
«Pronto, muy pronto.»
¿Cuánto tiempo pasaría antes de que sintiera la nueva vida que crecía en su vientre? No podía estar embarazada de más de seis semanas, así que aún pasaría un tiempo. No se había saltado ni una sola píldora, por lo que al principio había atribuido los síntomas al cansancio. Pero la semana anterior, tras vomitar en el cuarto de baño, se había comprado un test de embarazo y había descubierto la verdad.

Jugueteó con una de las orejas de Sinjun. Sabía que tenía que decírselo a Joe, pero aún no estaba preparada. Sabía que su marido se enfadaría —Demi no se engañaba al respecto, —pero en cuanto se acostumbrara a la idea, ella misma se aseguraría de que aquello lo hiciera feliz. «Y le haría feliz», se dijo a sí misma firmemente. Joe la amaba. Aunque todavía no lo hubiera admitido. Y amaría a su bebé.

Si bien él todavía no había dicho las palabras que ella necesitaba escuchar, Demi sabía que Joe albergaba profundos sentimientos hacia ella. ¿Qué otra cosa si no provocaría la ternura que veía reflejada en sus ojos de vez en cuando o la satisfacción que parecía irradiar de él cuando estaban juntos? A veces le resultaba difícil recordar lo raro que solía ser que él se riera cuando lo había conocido.

Sabía que a Joe le gustaba estar con ella. Al vivir en una pequeña caravana y gracias a los interminables kilómetros que hacían en la camioneta casi todas las mañanas, pasaban más tiempo juntos que la mayoría de los matrimonios y, a pesar de ello, todavía la buscaba durante el resto del día para compartir con ella cualquier cosa, para comentarle cualquier problema que hubiera surgido en la localidad en la que estaban o simplemente darle una rápida palmadita posesiva en el trasero. La comida diaria entre la matinée y las funciones nocturnas se había convertido en un ritual importante para los dos. Y por la noche, tras el trabajo, hacían el amor con una pasión y una libertad que nunca hubiera creído posible.

Ya no podía imaginar la vida sin él. Por otro lado Joe había dejado de mencionar el divorcio, señal de que tampoco él podía imaginárselos separados. Por ese motivo Demi aún no le había contado lo del bebé. Simplemente quería darle un poco más de tiempo para que se acostumbrase a amarla.

A la mañana siguiente todo se fue al garete. Joe se despertó un poco después de que ella hubiera salido de la cama y la descubrió en el descampado detrás de las caravanas jugando con Sinjun. Dos horas más tarde todavía seguía cabreado con ella.

Esa mañana le tocaba conducir a Demi. Habían comenzado a turnarse cuando Joe se dio cuenta de que ella no iba a destrozar la camioneta y de que le encantaba conducir.
—Debería haber conducido yo esta mañana —dijo él. —Así habría tenido las manos ocupadas y no tendría que pensar en dónde meterlas para no estrangularte.
—Ya está bien, Joe, relájate.
—¿¡Que me relaje!? ¿Estás de coña?
Demi lo fulminó con la mirada. Él la miró furioso.
—Prométeme que no volverás a soltar a Sinjun.
—No estábamos en un pueblo y no había ni un alma en los alrededores, así que deja de preocuparte.
—Eso no parece una promesa.
Demi contempló los campos de Indiana que se extendían a ambos lados de la carretera.
—Te has fijado que Jack y Ashley pasan mucho tiempo juntos últimamente. ¿No sería gracioso que se casaran? Lo digo por esa serie de televisión que se llama así.
—No intentes cambiar de tema y prométeme que no volverás a ponerte en peligro. —Tomó un largo sorbo de café de la taza que agarraba firmemente con la mano.
—¿De verdad crees que Sinjun me haría daño?
—No es un gato doméstico, por mucho que te empeñes en creer lo contrario. Los animales salvajes son imprevisibles. No vuelvas a dejarlo suelto, ¿me has entendido? De ninguna manera.
—Te he hecho una pregunta. ¿Crees que me haría daño?
—No a propósito. Es evidente que está loco por ti, pero la historia del circo está llena de animales dóciles que se volvieron contra sus domadores. Y Sinjun ni siquiera es dócil.
—Está conmigo y odia la jaula. De verdad. Ya te he dicho que nunca lo dejo salir si estamos cerca de una zona habitada. Y ya viste por ti mismo que no había nadie cerca esta mañana. Si hubiera habido alguien, no le hubiera abierto la puerta.
—Como no volverás a dejarlo libre, nada de esto tiene importancia. —Joe se terminó el café y colocó la taza en el suelo de la camioneta. —¿Qué ha sucedido con la mujer con la que me casé? ¿La que creía que la gente civilizada no se levantaba antes de las once?
—Se casó con un tipo del circo.
Demi oyó aquella profunda y entrecortada risa, y devolvió la atención a la carretera. Sabía que a Joe le preocupaba que hubiera dejado suelto a Sinjun y esperaba que no se diera cuenta de que no le había prometido nada

2 comentarios:

  1. Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Esta EMBARAZADA? Ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy Dios acabo de morir!

    ResponderEliminar
  2. yo tambien...!!! OMG!!! esta embarazada??!! omg omg omg om omg omg
    AAAAWWW. SE PONE AUN MEJOR Y YA LEI EL 60, Y ME QQUEDE :O QUE LE DORA NICK A DESTINY, QUE VA A PASAR??? OOOHH!!! YA SE PORFA!!! JEMI BABY AITES DE QUE JOE SE DE CUENTA DE QUE AMA A DEMI, PORFIS, QUIERO VER BUENO, QUE SALGA EL BEBE, AAWWW... SIII... :3

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..