sábado, 25 de febrero de 2012

Jemi 64 - Besar a un angel



Miley estaba bajo las sombras del toldo, ocultando su sufrimiento, mientras observaba reírse a Joe y Demi frente a su caravana. Él quitó una paja del pelo a su esposa y luego le rozó la cara; un gesto tan íntimo que fue como si le hubiera acariciado el pecho.La amargura se extendió por su cuerpo como una vid corrupta, despojándola de todo lo demás. Habían pasado cuatro días desde que Destiny había confesado la verdad y Miley no podía soportar lo feliz que parecía la pareja. Sentía como si fuera a su costa, y Joe no merecía ser feliz.
—Olvídalo, Miley.
Se giró y vio a Nick caminando hacia ella. Él llevaba pavoneándose como un gallito por el recinto del circo desde la noche que habían pasado juntos. Miley casi esperaba que se pusiera las manos bajo las axilas y cacarease. Era típico de Nick Miller creer que porque se hubiera metido en su cama una vez tenía derecho de entrometerse en su vida.
—Déjame en paz.
—No es eso lo que quieres que haga.
Miley odió la mirada de lástima que él le lanzó.
—No sabes nada.
—Déjalo, Miley. Joe forma parte de tu pasado. Será mejor que lo olvides.
—Suponía que dirías algo así. Eres todo un experto en olvidar, ¿no es cierto?
—Si estás hablando de Destiny...
—Ya sabes que sí.

Digirió la mirada hacia el camión de los elefantes donde Destiny empujaba una carretilla cargada de estiércol. Ahora era ella quien se encargaba de esa tarea, la misma que había realizado Demi. Miley lo consideraba un castigo apropiado, pero Nick no estaba satisfecho. Lo había arreglado todo para enviar a Destiny con su cuñada Terry en cuanto ésta regresara de visitar a su madre en Wichita.

—Destiny es cosa mía. En lugar de preocuparte por ella, por qué no piensas en lo bien que lo pasamos juntos la otra noche.
—¿Bien? Pero ¡si casi nos matamos el uno al otro!
—Sí. ¿No estuvo genial?

Nick sonrió ampliamente ante el recuerdo y Miley sintió un escalofrío traidor en su interior. Había estado bien: la excitación, la emoción de alcanzar el clímax junto a alguien con tan mal genio y tan exigente como ella. Se moría por acostarse con él otra vez, así que se puso una mano en la cadera y adelantó el labio inferior.

—Preferiría que me abrieran en canal.
—Pues nena, yo siempre tengo el taladro listo para el trabajo.
Ella casi sonrió. Entonces vio que Joe se inclinaba para besar a Demi en la punta de la nariz. Cómo lo odiaba. Cómo los odiaba a los dos. A ella nunca la había mirado así.
—Mantente alejado de mí, Nick. —Lo empujó al pasar por su lado y se alejó con paso airado.



Tres días después, Demi se dirigía a la casa de fieras con una bolsa de golosinas que había comprado cuando había pasado con Joe por la tienda de comestibles. Tater iba detrás y los dos se detuvieron para admirar la voltereta que Peter Tolea, de tres años, estaba haciendo frente a su madre, Elena. La rumana, esposa del acróbata, sólo hablaba un poco de inglés, así que Demi y ella se saludaron en italiano, un idioma que ambas dominaban a la perfección.
Tras hablar con Elena unos minutos, Demi siguió caminando hacia la casa de fieras, donde pasó unos pocos minutos con Sinjun.
«Díselo.»
«Lo haré.»
«Díselo ya.»
«Pronto.»
Le dio la espalda escapando de la reprimenda que creía haber visto en los ojos de Sinjun. Durante los últimos días Joe había sido tan feliz como un niño y ella no había sido capaz de aguarle la fiesta. Sabía que a él le costaría acostumbrarse a la idea de un bebé, así que era importante elegir el momento adecuado para darle la noticia.
Cogió las ciruelas que había comprado para Glenna y entró en la carpa. Pero la jaula de la gorila había desaparecido.
Salió con rapidez. Tater abandonó el heno y trotó felizmente tras ella mientras se acercaba al camión que transportaba a las fieras. Troy estaba echando una siesta dentro de la cabina y ella se inclinó sobre la ventanilla abierta para sacudirle el brazo.

—¿Dónde está Glenna?
Troy se despertó sobresaltado y su desgastado Stetson chocó contra el espejo retrovisor cuando se enderezó.
—¿Eh?
—¡Glenna! No está en su jaula.
Él bostezó.
—Vinieron esta mañana por ella.
—¿Quien?
—Un tipo. Miley estaba con él. Cargó la jaula de Glenna en una camioneta y se fue.
Aturdida, Demi soltó al muchacho y dio un paso atrás. ¿Qué había tramado Miley?
Demi encontró a Joe revisando la lona del circo por si había desgarrones.
—¡Joe! ¡Se han llevado a Glenna!
—¿Qué?
Le explicó lo que había averiguado, y Joe la miró con gravedad.
—Vamos a hablar con Miley.

La dueña del circo estaba sentada tras el escritorio del vagón rojo ocupándose del papeleo. Tenía el pelo recogido y estaba vestida con un mono color caqui con el cuello adornado con un bordado de estilo mexicano. Demi se puso delante de Joe para enfrentarse a ella.

—¿Qué has hecho con Glenna?
Miley levantó la vista.
—¿Por qué quieres saberlo?
—Porque soy yo quien se encarga de la casa de fieras. Es uno de mis animales y está bajo mi cuidado.
—¿Perdón? ¿Uno de tus animales? Me temo que no.
—Ya basta, Miley—la interrumpió Joe. —¿Dónde está la gorila?
—La he vendido.
—¿La has vendido? —la increpó él.
—Por si no lo sabíais, el circo de los Hermanos Hemsworth está de rebajas. Como todos os quejabais de la casa de fieras, he decidido venderla.
—¿No crees que deberías habérmelo dicho?
—Pues la verdad es que ni se me pasó por la cabeza. —Se levantó del escritorio y llevó un fajo de documentos al archivador.
Demi dio un paso adelante cuando Miley abrió uno de los cajones.
—¿A quién se la has vendido? ¿Dónde está?
—No sé por qué estás tan disgustada. ¿No era a ti a quien le gustaba decir a todo el mundo lo inhumana que era nuestra exhibición de fieras?
—Eso no quiere decir que quisiera que vendieras a Glenna. Quiero saber adónde se la han llevado.
—A un nuevo hogar. —Miley cerró el cajón.
—¿Adónde?
—¿Estás interrogándome?
Joe apoyó la mano en el hombro de Demi.
—¿Por qué no vuelves con los animales y dejas que yo me encargue de esto?
—Quiero saber dónde está. Joe, tengo que decirle un montón de cosas sobre las costumbres de Glenna al nuevo propietario. Odia los ruidos fuertes y le dan miedo las personas que llevan sombreros grandes. —Se le puso un nudo en la garganta al pensar que no vería otra vez a la dulce gorila. Quería que Glenna tuviera un nuevo hogar, pero le habría gustado poder despedirse de ella. Recordó la manera en que a la gorila le gustaba asearla y se preguntó si alguno de sus nuevos cuidadores le dejaría hacerlo. Sintió que se le llenaban los ojos de lágrimas. —Le encantan las ciruelas. Tengo que decirles lo de las ciruelas.
Joe le dio una palmadita en el brazo.
—Escribe una lista y me aseguraré de que la lean. Venga, ahora tengo que hablar con Miley

==========================================================

hasta yo odio a miley en esta nove pero asi es, siento si hay palabras fuertes o algo, las sorpresas siguen y creanme nada es lo que parece, chicas diganme quienes de los chicos de one direction le gustan y una descripcion de ustedes, voy a hacer unos cuantos one shot pero de ellos asi que por fis envienme sip.. sofi se que te gusta zayn y creeme estoy trabajando en ese one shot se que te encantara....  wiiiiiii

3 comentarios:

  1. que mala que es miley!!! la odio me super encantoo el capis y espero que demi le diga pronto a joe sobre el bebe!!!!!

    ResponderEliminar
  2. No solo la odias vos/.../Siento ganas de ahorcarla con mis propias manoos?!!
    Bueno Kazz el capitulo esta increible y paso a leer de inmediato el siguiente :)
    Ahora, ya sabes que me gusta Niall... siempre lo he dicho no??! Espero que tengas mucha imaginacion para hacer los one shots..
    Descripcion mia > mmm no se ?? Pelo corto, castaNo rojizo, ojos cafes... hahaha ya no se! Flaca... ya 1.67 de estatura ya que mas te digoo?!? ahaha Ojooos medi chinos... voy a subir mejor una foto hahaha


    Te quierooo amiga
    xoxo

    ResponderEliminar
  3. aaaaagggggghhhhh miley..... ¬¬
    aawww... Kazzz, eso quiere decir que el final no esta taan cerca, verdad??? aaaaaawww. ao esta nove.... aaaaawww =3

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..