sábado, 3 de marzo de 2012

Niley 19 - Rechazo Cruel



—Me temo que no servirá de consuelo, pero es bastante común, sobre todo en las primeras semanas de gestación, como era el caso de su esposa.
Oír al médico decir «su esposa», le caló hondo. Intentó calmarse después del miedo que había pasado cuando, al tirar la puerta abajo, la había visto tendida en el suelo. Ese momento casi había eclipsado lo que tuvo que soportar al identificar el cuerpo de Demi.
—¿Está seguro de que está bien? Quiero decir, ¿no le pasa nada?
—Nada en absoluto. Físicamente está tan bien como usted o como yo, pero psicológicamente le llevará algo de tiempo recuperarse. Nunca es fácil superar un aborto.
Una oscura emoción atravesó a Nicholas.
—¿Cómo...? ¿Por qué...?
El doctor sonrió amablemente.
—¿Por qué ha pasado esto? —se encogió de hombros. —Hay muchas razones y es mucho más común de lo que pueda pensar. Es un mito que tener relaciones sexuales pueda provocar un aborto, así que no se castiguen con eso —el doctor sonrió, haciendo que Nicholas se sintiera como un verdadero fraude. —Sé que están recién casados... imagino que ha debido de estar bajo mucho estrés para que haya sucedido esto...

*******

Miley abrió los ojos lentamente, pero la luz le hizo volver a cerrarlos bruscamente. Oyó un movimiento junto a la cama e intentó abrirlos de nuevo.
—¿Miley? ¿Cómo te sientes?
Esa voz. La voz de Nicholas. Pero no era como estaba acostumbrada a oírla, sonó casi como si fuera agradable.
—¿Por qué de pronto estás tan simpático? —le preguntó con voz adormilada antes de ver sé lo oscuridad.

Cuando volvió a despertar mucho rato después, lo hizo bastante más despejada. Recordaba que Nicholas le había gritado que abriera la puerta... Abrió los ojos en un instante y al mismo tiempo posó las manos sobre su vientre.

—¿Qué ha pasado? —preguntó cuando él se acercó y apoyó las manos en la cama. Sentía una extraña sensación de vacío.
—¿No recuerdas lo de anoche? —le preguntó, sin mofa ni brusquedad.
Miley negó con la cabeza y se encogió de hombros,
—Recuerdo unos calambres... y después recuerdo haberme despertado y verte... —se detuvo al recordar la sangre. Volvió a centrar la mirada en Nicholas. —El bebé... —susurró.
—Hemos perdido al bebé, Miley. Lo siento.

«Hemos». Su rostro estaba carente de toda expresión, aunque había dicho «hemos». Que hubiera empleado esa palabra indicaba claramente que había aceptado al bebé como si fuera suyo, pero aun así, Miley sentía una soledad y una tristeza tan profundas que pensaba que no podría resistirlo.

—Vete, Nicholas. Vete —le dijo con voz temblorosa.
—Miley...
—Eres la última persona en el mundo que quiero ver o con la que quiero hablar ahora mismo, Nicholas. Vete.
Él no se movió, pero Miley deseaba que se fuera con todo su ser. Necesitaba estar sola.

Corno respondiendo a su súplica silenciosa, finalmente Nicholas se marchó. Ella giró la cabeza hacia la otra pared y lloró desconsoladamente por el bebé. Pero sabía que también estaba llorando por otra cosa, mucho más oscura y perturbadora. Así era. Nicholas Jonas no dudaría en echarla de su vida en ese mismo instante y lloró todavía más al reconocer que vivir con Joe le había enseñado a no valorarse a sí misma porque... ¿cómo podía estar tan consternada por el hecho de que una conexión tan endeble finalmente se hubiera roto entre un hombre que la detestaba y ella?

*****

Nicholas caminaba de un lado a otro fuera de la habitación del hospital de Miley, como si eso pudiera mitigar los sentimientos que amenazaban con estallar en su interior. El modo en que ella lo había mirado lo había destrozado, desterrando cualquier posible duda que le hubiera podido quedar sobre su paternidad. Sabía que nunca había llegado a aceptar el hecho de que Miley hubiera llevado dentro a su bebé porque la posibilidad de que ese niño existiera había amenazado todas las defensas emocionales que había erigido para protegerse a lo largo de los años. Pero ya no podía negarlo más. Y ahora era demasiado tarde.

Sintió una inmensa emoción que lo sorprendió; era la misma sensación terrible y cargada de furia e impotencia que había tenido cuando había mirado el cuerpo sin vida de su hermana. Se trataba de verdadero dolor, de una profunda pena, y por un segundo lo invadió amenazando con arrasarlo todo a su paso. No había aceptado a su propio hijo.

Y lo más inquietante era que ahora sentía el fuerte y visceral impulso de enmendar lo que había pasado.
Eso lo impresionó más que nada porque por primera vez en su vida tenía que admitir que estaba deseando algo que siempre había estado negando.
Las palabras del doctor lo perseguían: «Ha debido de estar bajo mucho estrés para que haya sucedido esto».
Su mujer. Su bebé. Su culpa.
==========

sorry chicas pero asi es la nove, las quiero millon gracias por sus comentarios

5 comentarios:

  1. OMG!! no lo puedo creer como es que Miley perdio al bebe
    porque lo hiciste asi :( ahora que pasara ella se ira del lado de Nick
    o el le dira que ya no tienen porque estar juntos ya que lo unico que los unia era el bebe pero ahora.
    te quedo estupendo me fascino muy lindo
    espero el siguiente pronto que esta interesante
    un besito cuidate :D

    ResponderEliminar
  2. ''su mujer, su bebé.Su culpa''
    podes ser mas mala amiga? Nahhh... la verdad creo que merece sentirse así. Nick aquí es un odiooosoo!

    ResponderEliminar
  3. aaaawwww que tristee me super encanto el capiss!!!

    ResponderEliminar
  4. Pobresitos :(((((((
    No pueden haberlo perdido :S Nick ahora se siente culpable y Miley lo ama, espero que se den cuenta que podrían ser felices juntos...
    Bueno voy a seguir leyendo porque me tenes super prendida jajajaja

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..