martes, 20 de marzo de 2012

Niley 27 - Rechazo Cruel Happy birthday Jeni



Cuando Nicholas se despertó a la mañana siguiente, y aún con los ojos cerrados, recordó con todo detalle como Miley se había movido y lo había cautivado mientras la tomaba una y otra vez. Su cuerpo aún se excitaba ante la idea de poder alargar una mano y acariciar su sedosa piel. Y eso hizo.... pero no sintió nada. Abrió los ojos y se incorporó. La cama estaba vacía y fría. Hacía tiempo que ella se había ido. Furia y algo más lo invadieron cuando se vistió antes de salir al pasillo para entrar en su dormitorio. La cama estaba deshecha. ¿Había dormido allí? Pero entonces, ¿dónde demonios estaba ahora? El sol apenas había salido.

Con una ira irracional y cada vez mayor, recorrió la casa de arriba abajo hasta que se vio frente a la puerta de su despacho.

Con un nudo en el pecho, empujó la puerta y entró. Allí estaba Miley, de espaldas a él, sentada en el suelo con unos vaqueros y una camiseta, el pelo recogido, y con Doppo a su lado, como siempre, y con montones de papeles a su alrededor.

Ella alzó la vista al sentirlo a su lado y un fuego la invadió al ver ese imponente cuerpo.

Cuando Nicholas se había quedado dormido abrazándola, ella se había visto tentada a dormirse también, pero le había dado miedo despertarse después y encontrarlo sentado en un silla frente a la cama y mirándola, como había hecho aquella horrible mañana en Londres. Eso no podría volver a soportarlo, nunca, y por esa razón se había ido de su cama esa noche y también la noche de su boda, en Roma,

—¿Qué está pasando, Miley?
—Estoy trabajando con esto.
 Él se agachó y alargó una mano para levantarla del suelo, que Miley tomó intentando ignorar el placer que la recorrió al hacerlo.
 —Miley, no espero que sigas trabajando con esto, Ya está controlado —apretó los labios antes de añadir—: Aquella noche te dejé que me ayudaras para ponerte a prueba... para ver cuánto sabías de los asuntos de Joe.
Eso no le resultó nuevo a Miley.
—Pero aún me siento responsable por lo que hizo mi hermano...
—No seas estúpida, Miley. Esto lo hizo tu hermano, no tú —dijo él sorprendiéndose a sí mismo, ya que días atrás nunca la habría defendido.
 —Sí, pero me avergüenza lo que hizo y, mientras esté aquí, no permitiré que tú te ocupes de esto, Y además, aún está pendiente el asunto de la deuda que tengo que pagar. Tal vez podríamos llegar a un acuerdo por el que me dejaras buscar trabajo para que pueda devolverte lo que te debo. Si pudieras darme una carta de referencia por el trabajo que he hecho aquí me ayudaría a encontrar un empleo.

Nicholas se pasó una mano por el pelo. ¿Por qué estaba actuando así? Horas antes había visto otra mujer, la mujer que había conocido en Londres. La mujer de la que quería ver más, dulce, inocente, sexy... Pero ahora era como si lo de la noche anterior no hubiera pasado. No sabía si zarandearla para hacerla reaccionar o besarla.
 Nicholas ya no pensaba de ningún modo que Miley tuviera que pagar esa deuda, pero algo le hizo decir:

—Tardarías años en pagar la deuda.
Vio cómo Miley palideció en un instante.
—Lo sé —dijo en voz baja y evitando mirarlo. —Eso es lo único que hay entre nosotros y lo que me separa de mi libertad —entonces lo miró. —Pero mientras me sigas reteniendo aquí, quiero trabajar para enmendar lo que hizo Joe. Es lo mínimo que puedo hacer.
Impulsado por la ira al oír que, básicamente, ella no era más que su prisionera, se acercó para decirle:
 —La deuda no es lo único que hay entre nosotros, Miley.
—No volveré a acostarme contigo, Nicholas.
—¿Ah, no? —y sin pensarlo, la tomó en sus brazos y la besó. Cuando ella no le ofreció su boca, comenzó a besarla tiernamente por la cara, por las sienes y la frente... hasta que Miley finalmente separó los labios...
 Mientras la besaba. Miley sabía que había sucedido lo peor que podía haber pasado porque ahora él sabría lo mucho que lo deseaba y eso le daría un poder sobre ella más potente que la deuda o que el hecho de que aún fuera su prisionera. Aunque lo cierto era que siempre había sido una prisionera.... con la diferencia de que su prisión no tenía ni muros ni un candado.


Dos semanas después. Miley respiró tranquila por primera vez desde que Nicholas y ella habían empezado a dormir juntos, y la única razón era que él había viajado a Roma para una reunión urgente. Ella intentaba por todos los medios resistirse, pero cada vez que la tocaba... no podía evitarlo. Durante el día mantenían las distancias, pero por la noche ambos se volvían insaciables de deseo.

En cuanto él se quedaba dormido, ella se levantaba para volver a su dormitorio. Sabía que eso lo enfurecía y la noche anterior, cuando se había pensado que estaba dormido y había intentado levantarse, Nicholas la había sujetado por el brazo y le había dicho: «Esta noche no te escapas».
Miley se había quedado allí tumbada un largo rato, pero nada más ver el sol salir, había salido del dormitorio sin despertarlo. Había vencido esa vez, pero la mirada de Nicholas antes de irse a Roma le había dejado bien claro que no volvería a escapar... y ésa era la razón por la que tenía que convencerlo para que la dejara marcharse de allí porque, a cada día que pasaba, se estaba enamorando más y más de aquel lugar... de Paul... de Doppo... y de Nicholas.

Paul había estado dándole clases de italiano y Lucia le había enseñado a cocinar unos platos típicos. Su corazón estaba haciéndose ilusiones con poder entrar a formar parte de una familia, pero era demasiado peligroso seguir dándole pie a esa ilusión. Tenía que seguir adelante y recuperar su vida y, aunque gracias a la deuda de Joe nunca tendría una libertad plena, tal vez cuando ese matrimonio ridículo llegara a su fin y ella pudiera volverá casa y encontrar un trabajo, sentiría algo de paz. Ahora lo único que tenía que hacer era convencer a Nicholas para que la dejara marchar.

:::::::::::::::::::::::::::::::::..

jujuju a que soy mala, bueno se que dicen que soy malita por dejarlas asi con la intriga ah ah las quieroooo 

Jeni feliz cumple... te deseo lo mejor corazon, se que ya es un poco tarde pero no podia dejar pasar la oportunidadde desearte lo mejor, te quiero mi pequeña smiler, sos un angel... bendiciones para ti, te quiero muchop 

3 comentarios:

  1. ksajfdklsja LO AME♥!
    Aunque Miley sea no se... jaja
    besos!

    ResponderEliminar
  2. Esta novela me provoca algo inexplicable...
    Yaaa me paso a leer el otro cap!

    ResponderEliminar
  3. Amo la nove, LA AMO!
    es genial y si, eres cruel por dejarme con tanta intriga jajaja, Son una pareja taaaan rara pero se aman y se necesitan, quiero seguir leyendo pero tengo que irme, después sigo,lindaaaaa amo la nove perdón por atrasarme, y espero que leas estos comentarios :)

    Besos y gracias por la paciencia amiga, te quiero :B

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..