sábado, 24 de marzo de 2012

Niley 29 - Rechazo Cruel


Ya de vuelta en la villa, Miley se sentía más fuerte... y también como una verdadera estúpida. En el camino de vuelta, al verse sola, sin Doppo, se había derrumbado y había rememorado el fatal accidente con todo lujo de detalles.
Bajó de la moto sin ayuda y dijo temblorosa:
—Creí que podría hacerlo. Qué estupidez. Ni siquiera era yo la que conducía esa noche, pero no he podido...
—Lo entiendo, pero ¿en qué estabas pensando? ¿Por qué no me has llamado o has esperado a que Tommaso y Lucia volvieran?
Miley miró a Nicholas y pudo ver que había palidecido,
—¿Estás enfadado porque he salido de la villa?
—Claro que no. Estoy enfadado porque casi arriesgas tu vida por un perro.
—Pero se había desmayado, Nicholas, no sabía si respiraba... Y después de todo lo que ha pasado no podía dejar que Doppo muriera sólo porque a mí me daba demasiado miedo conducir.
Nicholas farfulló algo ininteligible y la metió en casa para llevarla al salón, donde la sentó antes de servirle una copa de whisky.
—No, gracias —dijo ella arrugando la nariz.
—Bien —Nicholas se la bebió de un trago antes de sentarse a su lado. —Creo que es hora de que me cuentes cómo acabaste en el coche con ellos esa noche.
—No quiero hablar de ello —dijo Miley al levantarse. —Eso no te devolverá a tu hermana.
—No, pero creo que has estado castigándote demasiado por algo que no fue culpa tuya.
—Pues hasta hace poco tiempo te hacía muy feliz culparme por ello...
Nicholas se levantó, sonrojado.
—Sí, es verdad, pero me equivocaba y lo hacía porque estaba hundido y porque pensaba que eras como tu hermano —se acercó a ella, le tomó las manos y la sentó en el sofá. —Miley, si no le cuentas a alguien lo que pasó esa noche, entonces nunca podrás liberarte.
—¿Pero es que no lo ves? Nunca me libraré de ello... si no hubiera estado allí, si no hubiera pensado que tenía que vigilarlos...
—Cuéntamelo, Miley. Merezco saber lo que le pasó a mi hermana.
¿Cómo podía negarle eso? Lo miró a través de un velo de lágrimas y comenzó a explicárselo todo: esa noche Demi y Joe habían estado en el apartamento y ella había cocinado para los dos. Después había oído a Joe hablar por teléfono y quedando en ir al club. Miley tenía la noche libre y por una vez Joe no la había obligado a llevarlos porque tenía un coche nuevo con el que quería impresionar a Demi.
Ese mismo día había descubierto que tenía planeado llevarse a Demi a Las Vegas en cuestión de semanas para proponerle matrimonio. Todo formaba parte de su plan para hacerlo sin que la familia de ella interfiriera y no tuviera que firmar ningún acuerdo prematrimonial.
En ese punto miró a Nicholas.
—Apreciaba a Demi. Era muy dulce conmigo. No se merecía haber conocido a mi hermano... Joe sabía que nos caíamos bien y por eso se aseguraba de que no la viera mucho —sonrió con tristeza. —Yo quería ayudarla, pero no sabía qué hacer... si hablar con ella o avisar a su familia... Demi os había mencionado en alguna ocasión, pero yo descubrí lo del plan de Joe ese mismo día... y pensé que había tiempo. Aquella noche no podía dejar que la llevara a la ciudad estando tan borracho... y ella no estaba mejor. Lo convencí para que me dejara conducir, pensé que les estaría haciendo un favor, que estaría protegiendo a tu hermana. Me sentía tan mal por lo que tenía planeado que quería encontrar un modo de detenerlo...
Él le agarró la mano con fuerza.
—Miley, dime qué pasó.
—En el último minuto Joe insistió en conducir y me subí al coche pensando que al menos así podría asegurarme de que condujera con precaución. Ninguno de los dos quiso ponerse el cinturón y después... comenzó a caer una lluvia torrencial. De pronto vi luces viniendo hacia nosotros, Joe había tomado una vía de acceso equivocada y estaba conduciendo en sentido contrario. Eso es todo lo que recuerdo, hasta que alguien estaba ayudándome a salir del coche.
En ese momento Nicholas se levantó y la levantó a ella del sofá. Miley se tambaleó ligeramente, porque aún se sentía algo aturdida.
—Estás agotada.
Asintió y no dijo ni una palabra cuando él la agarró de la mano y la llevó a la cocina. En silencio. Le preparó una tortilla e insistió en que comiera. Después, Miley dejó que la llevara al dormitorio y, con un casto beso en la frente, se despidió de ella en la puerta.
—Que descanses, Miley. Hablaremos mañana.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

no se pierdan los ultimos capitulos, estoy pensando en tomarme unas vacaciones no lo se aun, tengo mucho que aclarar y esta lo de mi salud, es mi ultimo año de estudios de una carrera que no me gusta pero me toca estudiar asi que ando pensando en tomarme un tiempo, las quiero muchooo

3 comentarios:

  1. OK OK... NOS SALTAMOS ESTE CAPI :S
    Estuvo excelente esta partesita de hoy... al fin la verdad aflora

    AMIGAAAA, te merecees las vacaciones, concentrarte, estar tranquilaaaa :) ser feliz
    pero no nos abandones mucho tiempo: por favor y gracias
    xoxox

    ResponderEliminar
  2. aaww me encantooo el capis bello!!!!

    ResponderEliminar
  3. :O me encanto !!
    oww:( me pone muy triste k nos dejes pero si es por tu salud tendre k aceptarlo :)
    pero eso si eh espero k no nos dejes mucho tiempo por k eso si me dejaria muy mal TQIERO MUCHO NO LO OLVIDES...
    SUERTE CUIDATE TQ♥ Y PIENSA BIEN LA DECICION K TOMAS :)

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..