miércoles, 25 de abril de 2012

Niley 11 - Tierra de pasiones



Nick lo sabía, pero daba lo mismo.
Miley se levantó del sofá y se acercó a él. Incluso con tacones, él la superaba en estatura. Ella contempló sus turbulentos ojos oscuros.

—Solo voy a salir un rato —señaló—. No hagas que me sienta como si estuviera cometiendo adulterio. Me conoces perfectamente.
Nick inspiró hondo. Involuntariamente, acercó una mano al pelo rubio de Miley y tomó un grueso mechón entre los dedos; sintió su sedosa suavidad.
—Nunca te había visto vestida así.
—No puedo salir con un hombre como Joe en vaqueros y sudadera —dijo con una sonrisa traviesa.
Nick frunció el ceño.
—¿Qué quieres decir con «un hombre como Joe»?

Ella encogió un hombro, incómoda por el contacto de los dedos de Nick, que estaba desatando hormigueos por todo su cuerpo, aunque intentaba disimularlo. Hasta podía sentir el calor que irradiaba su cuerpo, y oler el aftershave almizcleño que le gustaba echarse.

—Es un hombre muy maduro y sofisticado. No quería avergonzarlo presentándome con ropa de trabajo.
Nick frunció el ceño.
—Nunca te he llevado a bailar —recordó. Ella parpadeó, desconcertada.
—Me salvaste la vida —señaló Miley—. Salvaste el rancho. Nos has sacado adelante, has cuidado de mí y de mamá cuando estaba viva. Todavía asumes gran parte de la responsabilidad del rancho. ¡No tienes por qué asumir además la responsabilidad de distraerme, por Dios!

Nick frunció el ceño al oír aquella descripción, como si todo lo que hacía por Miley fuera una tarea, una obligación. Casi resplandecía cuando sonreía. Tenía una figura sexy e insolente, aunque no lo supiera. E irradiaba tanta calidez que siempre se sentía bueno cuando estaba con ella. ¿Acaso Joe, con su pasado oscuro y frío, estaba reaccionando de la misma manera al resplandor de Miley? ¿Estaba buscando un lugar en el que calentar su frío corazón?

Ella había accedido a salir con él. ¿Se sentiría atraída por él? Nick sabía mejor que nadie lo inocente que era Miley. Había considerado vinculantes sus votos matrimoniales, aunque solo habían sido un trámite. Dudaba que hubiera besado a algún chico todavía, o que la hubieran besado a ella, salvo por el breve beso que él le había dado en el despacho del juez de paz. Imaginó a Joe, un auténtico conquistador, besándola apasionadamente.

—No —dijo mecánicamente—. ¡Maldita sea, no!
—¿Qué? —preguntó Miley, perpleja.
Nick se movió con la vertiginosidad con la que intimidaba incluso a sus ayudantes. Tomó el rostro de Miley entre las manos y lo elevó para mirarla a los ojos con una cercanía sin precedentes.
—Joe, no —dijo con voz ronca, bajando la mirada a los labios llenos y entreabiertos de Miley—. La primera vez, no...

Mientras intentaba tomar aire para preguntarle de qué estaba hablando, Nick bajó la cabeza, y Miley notó el roce lento y fluido de sus labios firmes sobre los de ella. Era la primera vez que la besaba deliberadamente desde el comienzo de su turbulenta relación. Miley contuvo el aliento y se puso rígida. El levantó la cabeza lo justo para ver la conmoción y la perplejidad reflejadas en sus ojos castaños.

—Para que no pierdas la cabeza con el primer hombre que te bese, Miley —susurró con insólita voz gutural—. Soy tu marido. La primera vez... debería ser yo.

Miley abrió la boca para hablar pero él volvió a bajar la cabeza antes de que pudiera articular palabra. Unió sus labios a los de ella con una presión que creció en intensidad, en exigencia, segundo a segundo. Ella se aferró a sus brazos para no caerse, tal era el cúmulo de sensaciones. Sintió la llamarada de calor en su vientre, junto con un ansia repentina que la hacía estremecerse. Se preguntó si él también la sentiría.

Nick bajó las manos a la cintura de Miley y las deslizó por sus costados, rozando la suave redondez inferior de sus senos con un movimiento lento y excitante que la hizo desear buscar la caricia. Se puso de puntillas, apretó su boca contra la de él y la abrió para recibir su exigente caricia. Notó una vibración en los labios, algo parecido a un gemido ahogado, justo antes de que Nick la estrechara entre sus brazos de improviso y la apretara contra la curva sólida de su cuerpo.

Miley le rodeaba el cuello en aquellos momentos, aferrándose a él para no perecer, mientras él la besaba. De pronto, sintió cómo Nick introducía la lengua dentro de su boca. Había oído hablar de los besos profundos, pero sus conocimientos no la habían preparado para aquel asalto de sensaciones. Estaba temblando. No sabía por qué, y no podía evitarlo. Gimió, frustrada, por su incapacidad de controlar sus reacciones. Inexplicablemente, el gemido hizo que Nick se pusiera rígido. Bajó una mano a la cadera de Miley y la apretó contra él. Ella notaba algo extraño en el contacto, algo vagamente amenazador. La apretó aún más y Miley profirió una exclamación al comprender lo que estaba pasando.

Nick lo comprendió en el mismo instante y se apartó de ella. No la soltó enseguida. Tenía los ojos más cafés que de costumbre, y la taladraba con ellos.
Miley tenía los labios henchidos, la mirada atónita, aturdida, complacida. Estaba temblando ligeramente. Respiraba con dificultad. Nick bajó la vista al corpiñoo de la blusa y vio pequeñas puntas duras.
Volvió a mirarla a los ojos. La estaba sujetando con tanta fuerza por los brazos que casi le hacía daño.

—¿Ves lo fácil que es? —preguntó con aspereza.
—¿Lo... fácil? —repitió Miley, casi sin aliento.
—Que un hombre experimentado te tome por sorpresa y te haga rendirte a él —prosiguió—. Joe sabe mucho más que yo. No dejes que se acerque demasiado. No es hombre de una sola mujer. En cualquier caso, no eres libre de experimentar, sea el nuestro un matrimonio de conveniencia o no.

6 comentarios:

  1. chaaaaa te pasaste Nick te gusta a ti no mas
    no puedes ser asi de machista
    y calienta la sopa y no te la sirves
    que malo y celoso eres!!

    kasandra amiga tieempo sin escribirte
    he sido mala todos los dias paso por tu blog
    pero me da lata comentar aunque me leoo todas tus novelas me encantan
    tratare de dejar comentario mas seguidos

    soy floja lo se...
    pero ya sabes siempre paso por aqui
    xoxo

    ResponderEliminar
  2. wow si que se puso celoso nick..
    pobre miley lo que sentira despues de eso....
    siguela..

    ResponderEliminar
  3. OK. Por qué Nic es así? Tan malditamente sinico?
    Dioooos
    Que ira

    Aun con todo el capitulo me encanto, y mucho.
    Que Miley salga con Joe y que ponga muyyy muyyy muy celoso a Nicholas
    Me parece que esto se va a poner muy bueno

    Amiga te quiero mucho, continua asi
    xoxox
    Att: Mari

    ResponderEliminar
  4. Que sinico es nick!! jajaja me encantooo igual!! ya kieroo el siguiente porfitas!!
    XOXO

    ResponderEliminar
  5. SIguelaaaaaaaaaa me encantOo. aTT:Key, saludoOs desde Rep. Dominicana!

    ResponderEliminar
  6. Me Encanto *-*
    Es tan sinico nicj xd'
    no lo puedo creer se puso locamente celoso
    tienes que Seguirla porfa
    Esta buenisima la nove
    ATTE:Cindy
    PD:amiga porfa puedes volver a poner los blogs que lees desaparecieron Uu'

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..