miércoles, 23 de mayo de 2012

Jemi 15 - En la cama de su ex-marido - Feliz Cumple Jaqui



Cuando Demi bajó a la cocina a la mañana siguiente, Joe estaba haciendo café.
—Buenos días.
—Demi, sobre lo de anoche…
—No, déjalo. Es mejor que no hablemos de eso.
—No tengo intención de discutir. Sólo quiero dejar claro que… que puedes decir que no.
—Ya lo sé.
—Sí, claro —Joe se aclaró la garganta, nervioso.
—Supongo que nos dejamos llevar… pero no volverá a pasar.
—Sí, bueno —suspiró él—. En fin, me voy. Tengo una entrevista dentro de una hora. Te llamaré por la tarde.
—No tienes que molestarte.
—No es molestia —dijo Joe, levantando su barbilla con un dedo—. ¿De acuerdo?
—De acuerdo.
—Muy bien. Cuida del niño mientras yo no estoy.
Demi intentó sonreír, pero le resultaba imposible.
—Lo haré.


Ir a trabajar esa mañana le resultó agotador. El calor del mes de enero y el atasco eran insoportables y cuando llegó a su despacho tenía la blusa completamente empapada de sudor.

Por primera vez, se percató de lo vieja y destartalada que era su oficina…

A media mañana, no podía dejar de pensar en un despacho con vistas al mar y por la tarde soñaba con tener aire acondicionado y una secretaria que supiera usar un ordenador.

Cuando por fin llegaron las seis, estaba medio dormida sobre su escritorio.

Demi se levantó, estirándose… y tuvo que llevarse una mano al abdomen al sentir un horrible pinchazo. En ese momento sonó el teléfono.

—¿Sí? —contestó, casi sin voz.
—Demi, soy yo —dijo Joe.
—Sí…
—¿Qué te pasa?
—Nada… es que hace mucho calor.
—Cuarenta grados a la sombra. ¿Qué tal por ahí?
—Bien.
—¿A qué hora llegarás a casa?

A casa.
Qué normal sonaba eso.

—Si todo va bien, dentro de una hora —contestó.
—¿Qué te pasa? Suenas rara. ¿Estás bien?
—Sí… estoy bien.
—¿Un día duro en la oficina?
—Como siempre.
—¿Por qué no me esperas ahí? Iré a buscarte. Mi coche tiene aire acondicionado.
—Me voy ahora mismo, así que no te molestes.
—No es molestia.
—Déjalo, el viaje me relajará.
—Si el tráfico de Sidney te parece relajante estás para que te aten —intentó bromear Joe—. Conduce con cuidado. El niño que llevas a bordo es mío.
—¿Cómo voy a olvidarlo? —murmuró Demi, irónica.


Joe se quedó mirando el auricular, preguntándose si debía insistir. Sonaba rara, como si le faltara el aliento.

Pero Ashley entró en su despacho en ese momento.

—Aquí está el informe del caso Miller. Pero no le hará gracia que se lo des a Michael. Quiere que lo lleves tú personalmente.
Joe dejó escapar un suspiro.
—Lo llamaré mañana, a ver si puedo tranquilizarlo.
Ashley se cruzó de brazos.
—¿Estás diciéndome que no vas a representarlo?
—No es asunto tuyo.
—A ver si lo adivino… —los ojos cafés de Ashley brillaban, malévolos.
—Si insistes…
—Como nunca antes te he visto pasarle un caso a nadie, supongo que es porque no quieres discutir con cierta persona.
—Sigue.
—¿Esa persona es tu ex mujer?
—¿Por qué no te vas a casa y le preparas las zapatillas a tu marido, como toda buena esposa debería estar haciendo a estas horas?

Ashley soltó una carcajada.

—¿Eso es lo que esperas que haga Demi ahora que ha vuelto contigo?
—Me temo que Demi haría algo muy diferente con mis zapatillas. No creo que las pusiera donde yo quiero.
—Es muy simpática —dijo su secretaria—. No entiendo cómo se enamoró de ti.
—¿Qué quieres decir con eso?

Ashley cambió el peso del cuerpo al otro pie.

—Sigues enamorado de ella, ¿verdad?

Joe apartó la mirada.

—Te pago para que organices mi vida pública, no para que te metas en mi vida privada.
—No puedo organizar tu vida pública si tu vida privada es un desastre.
—Mi vida privada no es un desastre.
—¿Ah, no? —sonrió Ashley.

Pero antes de que Joe pudiera contestar, salió del despacho, dejándolo con una negativa en los labios




Demi decidió en el último minuto pasar por la consulta del ginecólogo porque, aunque el dolor había desaparecido, estaba preocupada.

El doctor Green fue consolador, pero realista.

—Demi, un embarazo no va siempre como uno querría. Tienes buena salud, pero trabajas demasiadas horas, deberías descansar un poco más. Tienes la tensión alta y eso no es bueno para el niño. ¿Has pensado tomarte unas vacaciones? Un par de semanas sería estupendo.
—No sé…
—¿Y tu vida personal? Sé que la relación con el padre del niño es… complicada. ¿Has llegado a un acuerdo con él?
—Algo así —contestó Demi, preguntándose qué diría el médico si le contara el ultimátum de su ex marido.

Un ultimátum al que ella se había agarrado como a un salvavidas.

—Bueno, pues mi consejo es que te tomes un par de semanas libres. Ven a verme después y, si tu salud no ha mejorado, podrías considerar trabajar a tiempo parcial hasta que nazca el niño.

Demi salió de la consulta preguntándose cómo se había complicado tanto su vida en tan poco tiempo. Cuatro meses antes era una mujer soltera, una abogada dedicada por entero a su trabajo. Volver a ver a Joe lo había cambiado todo… lo había puesto todo patas arriba, más bien.

Sus aspiraciones profesionales habían quedado atrás para dejar sitio al niño. Su hijo, que era lo único importante en aquel momento

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hola mis hermosas soñadoras...
jejejeje
chicas espero que les gusten los capis de hoy
gracias a todas por los comentarios de la nove de niley...
el viernes e de publicar fruto de una traicion
las quiero chicas
besos
pau no odies a demi 

3 comentarios:

  1. me encantoo
    pobre demi su embarzo es de riesgo

    ResponderEliminar
  2. me encanta como es a secretaria de joe y ojala que e embarazo no se complique

    ResponderEliminar
  3. Mi kazz, en esta nove no la odio... aunque se haga la dificil
    La odio en tierra de pasiones... y tengo el ligero presentimiento de que la voy a odiar un poco mas a medida de que siga leyendo esa historia
    Aqui... bueno aqui... ella es un poco terca y determinada... eso me gusta
    La mujer siempre debe de tener caracter...
    pero ... peroo
    mejor ya no comento mas
    hahahahah
    Amo a Joe
    No es lindo?
    Bueno... prepotente y todo
    aahaha y que tal su secretaria? Es tan elocuente
    hahaha
    xoxox

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..