viernes, 18 de mayo de 2012

Niley 01 - Fruto de la traicion






Londres. 

Mansión cercana a Hyde Park. Hora: las 17:45 p.m. 

Seis horas después del suceso. La tensión en el salón de la mansión era tal que se podía casi tocar. La gente estaba de pie en pequeños grupos. Unos hablaban en voz baja, preocupados, mien­tras otros, callados, rompían de vez en cuando a llorar. Se oían voces reconfortantes. Otros se mantenían aparte del resto, de pie o sentados, ejerciendo sobre sí mismos un férreo autocontrol que los obligaba a permanecer in­móviles y en silencio.

Esperando.

Miley era de estos últimos. Estaba sola, sentada en uno de los sofás, y su aspecto era sereno, tranquilo. Miraba la pálida alfombra bajo sus pies en apariencia incons­ciente de todo lo que la rodeaba.

Pero no era en absoluto inconsciente de lo que la ro­deaba. Ni estaba tranquila. A cada instante cada ruido reverberaba en su cabeza como un escalofrío. Estaba ahí sentada sin moverse, muy quieta y con la espalda recta porque sabía que si se movía, aunque sólo fuera un mús­culo, toda su entereza, ganada con tanto esfuerzo, se vendría abajo.

De hecho ya había ocurrido. Cuando le dieron la no­ticia, su reacción inicial había sido la de sentirse horro­rizada, fuera de sí. Entonces intentaron llevarla a la cama, intentaron darle tranquilizantes para sacarla de su estado atormentado y hacer que se durmiera para que se olvidara de la situación

Pero ella se había negado. Por supuesto que se había negado. ¿Cómo podía ninguna mujer, se preguntó, nin­guna madre refugiarse en el sueño en un momento como ése?

Como su reacción había sido alarmante y necesita­ban algo tangible de qué ocuparse ella se había conver­tido en la candidata perfecta para recibir las atenciones de todos. Y como sabía que no tenía fuerzas para opo­nerse a ellos al tiempo que controlaba los miles de te­mores que surgían en su interior se había visto obligada a calmarse, había fingido que conseguía dominarse y había tomado asiento en el sofá, en el que llevaba ya ho­ras sentada. Horas...

Esperando.

Como todos los demás.

Esperando al hombre que debía llegar y hacerse cargo de la situación. 

Le habían dicho que estaba de camino. Como si esa información pudiera hacerla sentirse mejor. No se sentía mejor. Nada podía hacerla sentirse mejor. Nada

Así que se quedó sentada, inmóvil, con los ojos azu­les mirando para abajo para que nadie pudiera ver lo que ocurría en su interior. Se concentró en permanecer en calma mientras los demás, llenos de ansiedad, eran in­capaces de ver cómo su camisa negra de manga larga y sus pantalones ajustados acentuaban la tensión de su rostro pálido. 

Tampoco parecían darse cuenta de que es­taba sentada tan recta porque el susto mantenía agarro­tada su espina dorsal como si fuera de hierro, ni de que sus manos, agarradas la una a la otra sobre el regazo, es­taban tensas y frías de modo que era imposible separar­las.

Pero al menos no se acercaban a ella. Al menos no intentaban reconfortarla murmurando palabras inútiles que ninguna madre quería oír en un momento como aquél. Al menos la dejaban estar sola.

De pronto, el sonido de neumáticos en la grava del camino que daba acceso a la casa hizo que todos se sobresaltaran y prestaran atención. Miley no se movió. Ni siquiera levantó la cabeza.

Había ruido de voces en la entrada. Una sobresalia de entre las demás, profunda, dura y autoritaria. El aire de la habitación comenzó a helarse.

Entonces se oyeron pisadas firmes y precisas cami­nando hacia la puerta cerrada del salón. Al abrirse por fin todos se dieron la vuelta fijando su mirada expec­tante en el hombre que apareció en el umbral.

Sin embargo, Miley mantuvo los ojos fijos en la al­fombra. Contaba cuidadosamente las rosas diminutas de su dibujo.

Alto, delgado, piel bronceada, cabello negro risado y múscu­los tensos, llevaba una camisa blanca, corbata negra y un traje gris de seda caro que le sentaba como todo buen traje debe sentar. La nariz larga, fina y dura, la boca sen­sual en forma de corazon pero decidida. Y los ojos desafiantes y fríos como los de un cazador, cafés dorados, como un tigre. Fríos como sus rasgos. Un hombre de piedra.

Estuvo de pie, firme en el umbral durante un mo­mento, durante unos segundos eternos, irradiando un poder y una fuerza en la habitación que hizo que todos contuvieran el aliento. Sus ojos extraños se fijaban en un rostro ansioso y luego en otro, observando la escena por entero y sin reconocer a nadie en particular. La chica joven sentada junto a la ventana dejó escapar un suspiro cuando él fijo su vista en ella. Sus mejillas se sonrojaron y sus ojos, hinchados, se quedaron mirándolo como si estuviera suplicando por su vida. Fríamente, sin prestar atención, caminó por la habitación. Hasta que sus ojos tropezaron con Miley, sentada sola, en su inmenso es­plendor, con la cabeza baja e inconsciente de todo.

Entonces le ocurrió algo a sus ojos. Nadie supo exac­tamente qué pero todos los que lo vieron sintieron un escalofrío. Comenzó a caminar con gracia y soltura. Sin volver a mirar por segunda vez a nadie caminó y cruzó la alfombra parando justo delante de ella.

-Miley -dijo en voz baja.



11 comentarios:

  1. wow suenaaa interesante
    porfa siguela
    me encanto
    pobre miley el secuestro de su bebe...

    ResponderEliminar
  2. Wooooow me super encanto esta increible
    ahhh muero ya quiero ve ek que sigue que esta muy buena
    Awww pobre de Miley lo que esta que sufre por el secuestro del bebe
    te quedo estupendo me fascino muy lindooooooooo
    espero el siguiente pronto que esta interesante siii pleaseeee
    un besito cuidate :D

    ResponderEliminar
  3. :OOOOOOOOOOO esta supeer interezanteee, ya quiero seguir leyendo, se ve muy buena, siguela pronto plis!! .... ya subi capiis a mi novee asi q pasa x mi blog eh! un beso cdt :D

    ResponderEliminar
  4. kazzandra kieres que me de un infarto ehh es lo que kieres :'( yo no te eh hecho nada OMG quede en ascuas kiero otro cuando subes hermosa? pobre de mi miley como a de estar sufruiendo ahora q llego nick q pasara ahh kiero ya el otro sube pronto.

    ResponderEliminar
  5. ME QUERES MATAR KAZZIE?? SI? A BUENO XQ LO ESTAS CONDIGUIENDO, MUJERRRR COMO LA VAS A DEJAR AHIII!!! POR DIOS, YA AMO ESTA NOVE, :D hace mucho no pasaba por tu blog, pero bueno, ya sabes, GRACIAS POR TODO KAZZIE! me sirvio muchisimo todo lo que me dijiste corazon, de verdad GRACIAS! y bueno ya amo esta nove y recien empieza jajaj, besitos ♥

    ResponderEliminar
  6. Jai-Jai!!!!!!!!!!!!!!
    Me encanto la nueva nove es tannnn AWESOME!!!!!!!!!
    osjdosjdosjodj xDD Y las otrs te juro que las adoro <3
    Pero a ti te ODIO porque siempre las cortas en las MEJORES partes y es como..."Nuuuuuu u,u !!!! You are a bad girl"
    jodsjosdjosxjd pero igual despues como..." You are awesome, I LOVE YOUR NOVES *-*" Jojsdodjosjd mega bipolar :B Ok no :P Mi mami dice que estoy media loquita pero no es verdad I'm a very happy person sojdosjdd xDD
    Oki doki, cuídate, besis bye c:

    ResponderEliminar
  7. DIOS MIO KAZZIE ME QIERES MATAR COMO LA VAS A DEJAR AHI!!

    KAZZ ESTUBO BKGSGLG,OFDJ!!
    NOSE NI COMO DECIRTELO ME ENCANTA TUTNUEVA NOVE NILEY( BUENO AMO TIDAS TUS NOVELAS PORFA KAZZ NO DEJES DE SUBIR SUBE MAS MAS MAS MAS MAS MAS MAS MAS MAS MAS DE TUS NOVELAS POR K LAS AMO♥
    TQ♥ byee besos xoxox cuidate :) sube pronto lo mas rapido posible :3

    ResponderEliminar
  8. saboooooooorr......
    O.O
    Como reaccionará miley?
    será que nick la sigue amando?
    que emoción!! siguela! siguela!!

    ResponderEliminar
  9. Holaaaaaa :) Al fin pude ponerme a leer DIOS! no había podido y cuando pude leer este cap no había podido comentar -.-

    Linda me encanto la nove y solo es el primer cap, madre sante lo que nos espera! jajajaja
    Pobre Mileeeeey :(
    Nick es el investigador y además aunque él crea que no el papá de la nena desaparecida, o mamá que historia te inventaste Kazzie :B te admiro en verdad :)

    Voy a seguir leyendo, después lee todos los comentarios :P jajajjaa

    ResponderEliminar
  10. no cumpii con mi promesa aca ya leyendo como loca y dejame informarte q me FACINOO
    me quede O.o te lo juro

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..