viernes, 15 de junio de 2012

Niley 11 - Fruto de a traición - Happy Niley Day



-¿Quién es ese caballero inglés del que he oído que te estás haciendo amiga? -preguntó una noche cuando ya estaban listos para irse a la cama.
-¿A quién te refieres, a Liam? Es un amigo de tu pa­dre, no mío.
-Eso no es lo que yo he oído decir. Me gustaría que no relacionaran el nombre de mí mujer con el de ningún otro hombre. Quiero que rompas esa amistad, Miley -la avisó-. De otro modo tendrás que atenerte a las consecuencias.

Sus deseos de luchar, de responder, se iban haciendo cada vez más fuertes, tanto más cuanto más atrapada se sentía por Paúl. Miley respondió a aquellas palabras, y lo hizo con dureza, pero no por defender su relación con Liam sino intentando que él cambiara su forma de vida.

-No tienes ningún derecho a decirme con quién puedo o no pasar mi tiempo cuando ni tú mismo te mo­lestas en estar conmigo.
-Tengo el derecho de un marido -contestó él arro­gante.
-¿Es eso lo que crees que eres para mí? Yo diría más bien que eres el hombre que comparte la cama conmigo de vez en cuando. ¿Cuánto tiempo has estado fuera esta vez, Nick? ¿Dos semanas, casi tres? ¿Y qué se su­pone que debo de hacer yo mientras tú estás fuera? ¿Esconderme? Si quieres saber qué es lo que hago cada mi­nuto del día, quédate aquí y lo descubrirás.
-Tengo un negocio al que atender, y precisamente gracias a ese negocio tú puedes permitirte lujosas ropas y un estilo de vida espléndido.
-¿Acaso te he pedido yo estas ropas? ¿Es que te he pedido yo esta mansión? Cuando me enamoré, lo hice de ti, no de tu dinero. Pero la verdad es que apenas te veo.
-Ahora estoy aquí.

Eso era cierto. Podía gozar de él, gloriosamente des­nudo y lleno de sensualidad. Sin embargo por primera vez en su vida lo rechazó.

-Llevamos casados casi un año y a pesar de todo puedo contar con los dedos de una sola mano las sema­nas que hemos pasado juntos. Ni siquiera vivo en mi casa, ésta es la casa de tu padre -suspiró-. Y cuando por fin encuentras tiempo para volver, siempre es antes tu padre que yo.
-Me niego a complacerte en tus absurdos celos por la relación que mantengo con mi padre.
-Pues yo odio vivir aquí y si tú no vas a poder venir más de lo que lo estás haciendo ahora me iré a Londres, a mi casa. Quiero encontrar un trabajo y tener algo de qué ocuparme. Quiero vivir, Nick, quiero hacer algo más que ir de tiendas o restaurantes sintiéndome extraña entre un clan de sicilianos.
-Te refieres quizá a la vida que te puede proporcio­nar un inglés.
-Esto no tiene nada que ver con Liam -suspiró ella irritada.
-¿No?
-¡No! Tiene que ver contigo y conmigo, con un ma­trimonio que ni siquiera puede llamarse así porque tú no estás aquí el tiempo suficiente. Tiene que ver con el he­cho de que yo aquí no soy feliz -exclamó mientras las lágrimas llenaban sus ojos-. No puedo seguir así, ¿es que no lo ves? Ellos, tu padre, tus amigos, me intimi­dan. ¡Me siento acobardada cuando tú no estás!

Aquella súplica surgía de su corazón. Debería de ha­berlo ablandado, debería de haberle recordado que se había enamorado de una mujer delicada, de una mujer tan tímida que se agarraba a él con fuerza cuando le pre­sentaba a alguien desconocido o que se quedaba callada si alguien bromeaba con ella.

Pero él era siciliano. Y un siciliano por naturaleza era un hombre posesivo. Si Miley no le daba importancia a Liam Hemsworth, él en cambio sí lo hacía. Miley no había ex­puesto todas aquellas quejas nunca antes de que él men­cionara el nombre de aquel inglés, ni nunca antes se ha­bía atrevido a discutir con él. Y desde luego nunca antes había rechazado su cuerpo desnudo.

-Ven a la cama -dijo él.
-No -contestó ella comenzando a tartamudear al ver la expresión de su rostro-. Quiero que hablemos de esto... -él dio la vuelta a la cama dirigiéndose hacia ella, pero Miley se alejó levantando las manos como para de­tenerlo-. No, por favor, me asustas. No quiero que me asustes tú también.

Pero él no la escuchó, o quizá fue sólo que en ese momento no le importó destrozar aquella única cosa de la que ella estaba segura: de que él, su testarudo marido, el cazador con el que se había casado, nunca le haría daño.

Y le hizo daño. No fisicamente, desde luego, sino con una sensualidad brutal que la hizo sentirse desolada.

-Si te acercas al inglés, os mataré a los dos. Lo que es mío es mío, y pretendo conservarlo. ¡Y tú definitiva­mente eres mía!

«Lo que es mío es mío» repitió Miley para sus aden­tros. Él nunca se retractó de aquellas palabras. Durante el mes siguiente no lo vio ni oyó hablar de él, y ella no se movió de la villa. Miley no tuvo que escuchar charla alguna por parte de Paúl sobre el fracaso de su matri­monio ni sobre la preferencia de su esposo por estar en cualquier lugar que no fuera junto a su patética esposa, pero tampoco se le ocurrió sospechar que Paúl preparaba una trampa para ella cuando recibió un mensaje, supuestamente de Nick, para reunirse con él una no­che en un hotel de Catania en el que solia alojarse cuando salian a ver alguna función en la ciudad.

Llegó a la suite en la que debían verse nerviosa, algo asustada, rogando a Dios para que él le hubiera pedido que fuera allí comprendiendo que ella no era feliz y que necesitaban estar a solas y hablar sin interrupciones.

En­tró en la habitación con la llave que le habían procurado, metió su pequeño equipaje en el dormitorio y salió a es­perarlo al salón de la suite.

Pero él no aparecía. Hacia las diez comenzó a sen­tirse enfadada, hacia las once estaba preparada para irse a la cama y hacia las doce estaba intentando dormir cuando de pronto oyó el ruido de llaves en la puerta. Sa­lió de la cama feliz con su camisón de seda color crema justo cuando se abrió.

Y entonces fue cuando ocurrió. Fue un shock, algo horrible, confuso.

7 comentarios:

  1. hay no pobre miley
    todo lo que le pasa
    siguela porfa,,,

    ResponderEliminar
  2. aaawww kazz me encanto pobre miley :( todo lo k vivio
    y el tonto de nick ni cuenta :/ jasgwyirwg!
    amo tu novela sube pronto kazz por favor C:
    sigelaaa espero con ansias mas de tus novelas

    ResponderEliminar
  3. OMG!! KAZZIEEEEEEE HACE MUCHO NO COMENTABA CORAZON, MIL PERDONES :/ BUENO, SABES QUE AME ESTA NOVELA DESDE QUE SUBISTE EL PROLOGO, ASIQUE NO HACE FALTA QUE TE DIGA QUE ME ENCANTO, XQ ES OBVIOOO!! JAJA BUENO, ESPERO QUE ESTES BIEN LINDA, BESOS Y CUIDATE MUCHO ♥

    ResponderEliminar
  4. Me facinoooo!!!!
    Aii pobre Miley como a sufrido!!! Esperoel proximo pronto pliiss!

    ResponderEliminar
  5. Woooow me encanto esta super increible
    aww pobre de Miley todo lo que ha sufrido
    Te quedo estupendo me fascino muy lindo
    espero el siguiente pronto que esta interesante siiii pleasee
    besooooos cuidate :D

    ResponderEliminar
  6. wow ese poul agg y q posesivo el nicho mi miles como sufre aver que pasa q arreglen sus cosas :) sube pronto hermosa y gracias x animarme cuidate

    ResponderEliminar
  7. Que triste todo lo que ha tenido que vivir Miley D: Me ha encantado el capitulo, escribes genial :D Gracias por tu comentario en mi blog. Trataré de pasarme seguido por aquí.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..