domingo, 15 de julio de 2012

Niley 21 - Fruto de la traición



Nick tenía la cabeza apoyada sobre el reposacabezas de piel del coche y los ojos cerrados, pero cuando ella le hizo esas preguntas sus parpados se abrieron len­tamente revelando unas sensuales pupilas adormecidas y unos ojos cargados de energía. Al verlo se quedó sin aliento, reconocía en su aspecto al hombre sexualmente hambriento...

No, se dijo a sí misma mirando hacia otro lado y ne­gándose a pensar en él de ese modo tan peligroso. No después de la noche pasada, nunca más después de la no­che pasada. De todas formas, ¿cómo podía mirarla de ese modo después de lo que le había dicho?, Se preguntó.

-Mucho -murmuró él-. De hecho tenemos que to­mar un avión, está en Sicilia.
-¿En Sicilia? -preguntó atónita con los ojos fijos en él-. ¿Pero cómo puede ser que esté en Sicilia?
-Con unos buenos planes, ¿cómo si no?

Ella sintió un escalofrío. Le habían robado a su hija, se la habían llevado muy lejos y ella había sido incapaz de evitarlo.

-Pero no he recogido nada de ropa para hacer un viaje tan largo. No tengo nada para cambiarme, ni para Destiny. Y el pasaporte, Nick. No tengo el pasaporte...
-Yo te lo he traído, lo tenías guardado en la caja fuerte. También te he traído algo de ropa en una maleta -comentó. No estaba acostumbrado a hacer maletas, ni siquiera la suya-, para ti y para la niña. Lo recogí mientras estabas durmiendo.

¿Es que había entrado en su habitación mientras ella estaba durmiendo?, Se preguntó Miley. ¿Había entrado y rondado por su dormitorio? Sólo pensarlo la llenaba de alarma y sorpresa.

-¿Has abierto mi caja fuerte?
-Mi caja -la corrigió él-. Es mi casa.
-¿Y en qué lugar de Sicilia está? -volvió a preguntar ignorando la respuesta y alarmándose todavía más al pensar en otra cosa.
-Con mi padre -contestó Nick por fin después de un momento de vacilación observándola con mucha atención.

Con Paúl, tal y como había sospechado, pensó Miley poniéndose tensa de inmediato.

-Después de todo lo que dijiste al final ha resultado que él estaba detrás de todo esto, ¿no es cierto? ¡Ha sido él quien me ha hecho esto!
-Bueno, al menos no has dicho que se lo ha hecho a tu hija, al menos no lo acusas de querer hacer daño a una niña.
-Como se haya atrevido a hacerle daño -advirtió ella con un brillo amargo en los ojos- lo mataré, esté en una silla de ruedas o no.
-Muy siciliano ese sentimiento de venganza. ¿Crees que después de todo has aprendido algo de nosotros?
-Vuestra gente me ha enseñado muchas cosas, Nick, una de ellas el sentido de la posesión. «¡Lo que es mío es mío!» -repitió burlándose-. Y como pille a al­guien poniendo un solo dedo en alguna posesión mía, incluyendo a tu maravilloso padre, que es un...
-Ya basta -la interrumpió.

Miley respiró con fuerza. Su corazón latía a toda prisa.

Sus protestas no servían de nada. El hecho de que él hu­biera logrado ya convencerla de que Paúl no tenía nada que ver con el secuestro de Destiny sólo hacía que le resultara aún más difícil aceptar la verdad.

-Sigues protegiéndolo, ¿verdad? -preguntó con amar­gura-. No importa cuántos trucos sucios ensaye contigo. Tú a pesar de todo te niegas a ver lo malévolo y taimado que es... aunque tengas la prueba delante de tus narices...

Nick deslizó una mano amenazadora alrededor de su cuello y la arrastró hacia sí para hacerla callar.

-¡Contén tu lengua, arpía, o tendré que arrancártela de un mordisco!
-Te odio y te desprecio -le gritó ella a la cara.
-Estás avisada -murmuró besándola bruscamente. A pesar de que aquel beso era un castigo, asaltó sus senti­dos haciendo que le costara no sucumbir al él. Gimió protestando, fingiendo que le había hecho daño, y en­tonces él contestó en un murmullo mientras se apar­taba-: Te lo estabas buscando.
-Y he recibido mi merecido, ¿no es eso? -murmuró ella a su vez apartándose de sus brazos.
-Lo que me sorprende -añadió él con crueldad aga­rrándola de la muñeca- es cómo te afecta. ¿No será que tienes cierta necesidad de estar con un hombre, Miley? ¿No será que la princesa ha estado demasiado tiempo encerrada en su torre? ¿Te has acordado de lo que tanto deseabas gracias a lo de anoche?
-¿Y cómo puedes estar tan seguro de que la torre ha estado cerrada? -respondió ella negándose a rendirse con la facilidad de antaño.
-Puedes estar segura de que lo estoy. Ya te lo he di­cho: «lo que es mío, es mío», y sé guardarlo. A ti te he guardado bajo vigilancia, sé que ningún hombre ha es­tado cerca de ti.
-Excepto mi carcelero. Incluso tú, por mucho que te hayas despreciado por ello, has sido incapaz de apartar tus manos de mí.
-Yo tengo derecho legal a hacerlo -declaró él-, si es que no tengo derecho moral.
-Y la princesa encerrada en la torre tiene la sufi­ciente malicia como para dejar que su trenza caiga y ayude a su amante a subir -lo desafió recordando el viejo cuento.

Nick frunció el ceño. Ella contuvo el aliento a sabiendas de que estaba tratando con un animal fiero en lo que se refería al tema del sexo, pero, por extraño que fuera, se sentía incapaz de parar, casi hasta le di­vertía el juego. Entonces él le soltó la muñeca y se re­lajó.

-Has cambiado mucho. Hace tres años no te habrías atrevido a hablarme así.
-Desde luego que he cambiado. He crecido, me he endurecido. ¿Qué esperabas? -preguntó mirándolo con amargura-, ¿qué siguiera siendo la estúpida inocente que era cuando nos casamos? ¿Que siguiera creyendo que tú me amarías y estarías de mi lado por encima de todo, pasara lo que pasara?
-¡Fuiste tú quien se llevó un amante a la cama, no yo!
-¡Y tú fuiste el que me arrojó a los lobos hambrien­tos y luego se mostró disgustado conmigo porque supli­cara ayuda!
-Tomo buena nota de que no niegas tu pecado de adulterio -respondió él mirándola con desprecio.
-¿Y para qué si de todos modos no vas a creerme?
-¿A creer qué? ¿Tus mentiras?
-Nunca te he mentido.
-Negar la presencia de aquel hombre en tu habita­ción no era una mentira, ¿no?
-Nunca he negado que estuviera allí, sólo que yo lo invitara.
-No veo la diferencia.
-Pues me niego a discutirlo contigo. Además esta conversación tendría que haber tenido lugar hace tres años. En este momento ya no me importa lo que pien­sas. Ahora sólo me importa mi hija.
-No ha sido mi padre quien ha raptado a tu hija, Miley, él ha sido quien la ha recobrado. O al menos ha sido quien lo ha coordinado todo para que sus hombres lo hi­cieran. En este momento, ella duerme bajo su protección. Y pronto, muy pronto te voy a hacer retirar cada una de esas odiosas palabras que has dicho sobre él. ¿Está claro?

Estaba claro. Otra venganza. Otra razón para casti­garla por haber sido lo suficientemente estúpida como para mezclarse con un clan de sicilianos tan unido. Nick podía creer lo que quisiera sobre Paúl, pero el simple hecho de que su hija estuviera en Sicilia mos­traba a las claras quién había sido el culpable de todo el asunto. Lo que realmente la preocupaba era la razón por la que Paúl lo había hecho.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

hola chicas, aqui estoy otra vez, bueno mañana va a ser un dia muy productvo tengo que realizar varios tramites y poder incribirme en la u para estudiar Lengua y literatura, la verdad estoy muy entusiasmada, entonces tambien tengo que decirles que el jueves voy a ir al medico a la ciudad de guayaquil para la valoracion para la segunda intervencion que me van a hacer en el ojo izquierdo por el tirijio, una vez que me operen tardare quince dias en volver a publicar asi que espero que tengan paciencia...
en el trabajo las cosas van super bien, en mi familia tambien, is amigos genial, por cierto mary esta aqui en ecuador y espero que nos podamos reunir el viernes antes de que se vaya...
creo que eso es todo no se olviden de comentar y de darle likes

5 comentarios:

  1. No se que más decir..'.
    Nick es un estupido ingenuo, un pelotudo total!!! Y su papi es un maldito manipulador y ambos son unos puton** imbéciles!!! 77'
    Bue... bye por 3a vez c:

    ResponderEliminar
  2. Ahh me encanto esta super increible
    ash Nick porque tienes que ser asi no le crees a Miley espero que te arrepientas por todo lo que le has hecho y que tu papa pague por hacer sufrir a Miley,
    Te quedo estupendo me fascino muy lindo
    espero el siguiente que esta interesante siii pleasseeee
    besooos cuidate :D

    ResponderEliminar
  3. Vuelvo a repetir que odio a Nick en esta novela -.-' me cae muy mal, machista hdp -.-' ok no pobrecito mi nicki :( kajkjaksjaksjak bipolaaridad al extremo jaajajajaj bueno ME ENCANTARON todos los caps kazzie, y LENGUA Y LITERATURA OMG! vamos a estudiar lo mismo :D bueno licenciada en letras es lo mismo _:P bueno en fin, suerte y avisanos cuando puedas como salio la operacion corazon, no quiero tener los nervios de punta u.u bueno, espero que todo siga bien, te quiero, mucha suerte, y besitos :D

    ResponderEliminar
  4. que bueno que estés bien lindA y que t vaya bien en la operación avisanos como saliste e igual en la escuela t ira excelente y sobre la nove aun que nos moriremos de ansiedad esperaremos primero tu recuperacion ;) que te vayaa exelentisimo en la vida hermosa cuidate.

    ResponderEliminar
  5. esper0 que te mej0res pr0nt0 am0 tus n0ves s0n l0 maxim0 esper0 que sigas escribiend0 y exit0 en t0d0 ;D

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..