domingo, 30 de diciembre de 2012

Niley 12 - La mujer del sultan




—Que has pasado todos estos días con el príncipe. ¿Pensaste que no merecía la pena contármelo? —preguntó. Ella no lo había hecho porque temía que su padre intentara impedírselo—. El príncipe Nick Jonas Miller está absolutamente fuera de tu alcance. No eres su tipo —añadió con el ceño fruncido.
Miley sintió que la inseguridad se apoderaba de ella, pero la ignoró. Su padre no había estado con ellos, no había presenciado lo que habían compartido.
—Estoy enamorada de él y él me ama. Estoy segura de eso, papá.
—Eres una ingenua, hija. El príncipe Nick es el hombre más codiciado del mundo, asediado por las mujeres.
—Te preguntas qué ha visto en mí, ¿no es verdad?
—La mujer que finalmente capture el corazón del Príncipe del Desierto tendrá que ser hermosa y sofisticada. Te quiero, Miley. Tal como eres. Ambos sabemos que tu madre intentó hacer de ti algo que no eres y tú cambiaste mucho para complacerla. Pero ella ya no está con nosotros, así que puedes dejar de fingir.
Los ojos de Miley se llenaron de lágrimas.
—Papá...
El padre negó con la cabeza, con la mirada vacía y fatigada.
—La frivolidad de la vida social no es lo tuyo, Miley. Tal vez sea para bien. Ese tipo de vida corrompió a tu madre. No podría soportar que también te estropeara a ti.
—No voy a corromperme y tampoco lo hará mi relación con Nick —rebatió con urgencia. De pronto necesitaba la comprensión de su padre, necesitaba que le diera esperanzas y la apoyara—. Nick se interesa por la Historia, la cultura, por las cosas que importan.
—Es un príncipe coronado. Se dedica a entretener a los líderes mundiales. Eso también importa.
Miley pensó en el mes que habían pasado juntos, en sus conversaciones, en las confidencias que habían compartido.
—Sé que él me ama.
—Entonces eres tonta, hija mía —murmuró su padre.
Su padre había tenido razón, pensó Miley mientras miraba por la ventanilla.
Había sido una tonta.
Durante un breve y bendito tiempo se las ingenió para convencerse a sí misma de que Nick la amaba y que le iba a proponer matrimonio.
Pero al igual que Nadia y el sultán, él mantuvo sus relaciones en secreto.
Los tiernos momentos que habían compartido no fueron nada más que una sofisticada seducción por parte de Nick.
Pero en esos momentos ya sabía exactamente quién era ese hombre.
Estaba claro que se había enterado de su celebridad en las esferas de la alta sociedad y había decidido que finalmente estaba a su altura. Sin embargo, sólo ella sabía que no había cambiado en absoluto. Todavía era la niña que prefería estudiar Historia y montar a caballo en lugar de ir a fiestas y a la peluquería. Aunque no tenía intención de contárselo a Nick.
Y tampoco la arrolladora atracción sexual que existía entre ambos la volvería a cegar. Al margen de los dictados de su cuerpo, no tenía intención de volver a hacer el idiota por segunda vez.


El avión aterrizó en el aeropuerto de Tazkash en la madrugada. Poco más tarde, Nick y Miley subieron a una limusina que se internó por una carretera a través del desierto. Aunque habían pasado cinco años, Miley reconoció el camino de inmediato.
—¿Vamos a Nazaar?
En el pasado, había sido un importante centro comercial en la ruta del incienso.
—¿Qué otro lugar podría ser más adecuado para reanudar nuestras relaciones?
Exasperada, Miley se volvió a él. Había dormitado un poco, pero se sentía cansada y confusa y Nick era el último hombre con el que quería estar en ese momento.
—No quiero reanudar nuestra relación, Nick. ¡Y no quiero ir allí!
—Nazaar es hermoso. Siempre dijiste que te encantaba —replicó, imperturbable.
—Sí, me encantó; pero eso no significa que ahora quiera volver. Lo único que deseo es regresar a casa —replicó al tiempo que pensaba en su empleo en la escuela de equitación. Odiaba la idea de abandonar a las personas que la necesitaban—. Tengo compromisos en Inglaterra.
—¿Más bailes de caridad para aparecer casi desnuda en una presentación de modelos? —inquirió con una mirada sardónica—. Si te aflige perder la oportunidad de desfilar en las pasarelas, puedes vestirte y desvestirte para mí. Te aseguro que seré un espectador muy atento. Y además, te encantará saber que vas a disponer de un armario lleno de vestidos que servirán para distraerte.
—Es posible que tamaña generosidad haya sido suficiente para garantizar tu éxito con todas las mujeres del planeta —replicó con fingida dulzura—. Pero no funciona conmigo.
—No creo que éste sea el momento adecuado para hablar de nuestras experiencias pasadas.
—Yo no tengo un pasado. Lo bueno de haber mantenido una relación a tan temprana edad con un tipo como tú es que fue una lección imposible de olvidar.
—Pierdes el tiempo si intentas sugerir que has vivido como una monja desde nuestro último encuentro. Nadie que te haya visto en una pasarela con un bañador como el que luciste esta noche te acusaría de inocencia sexual, laeela,
Con el ceño fruncido, Miley se dio cuenta de que era víctima de su propia estratagema.
—Nick...
—Déjalo ya —ordenó con una chispa amenazante en los ojos oscuros—. Soy lo suficientemente moderno para aceptar que tienes un pasado, pero no estoy dispuesto a hablar de ello.
—No hay nada moderno en ti, Nick. Te quedaste estancado en la Edad de Piedra. Y en lo que se refiere a las mujeres, te aseguro que la mentalidad de un camello es más avanzada que la tuya.
—Veo que aún no eres capaz de superar la incontrolable necesidad de verbalizar todos los pensamientos que pasan por tu cabeza —observó amablemente.
Miley apretó los dientes.
—En mi país las mujeres tienen derecho a hablar.
—En el mío también, sólo que las que tienen sentido común aprenden a medir sus palabras. Deberías intentarlo alguna vez.
—Si no te gusta mi modo de ser, hay una solución muy sencilla. Llévame de vuelta al aeropuerto.
Nick le lanzó una mirada divertida.
—Me gusta cómo eres —dijo con suavidad—. Si no fuera así, no me casaría contigo.
—¡No te casarás conmigo! Ya te dije que no va a funcionar, así que llévame al aeropuerto antes de que vuelva a trastornar tu vida.
—Dejemos de discutir, Miley. Necesitamos pasar un tiempo juntos antes de la boda. Por eso iremos a Nazaar y no a mi palacio de Fallouk. Así tendremos tiempo de reanudar nuestra relación sin interferencias de los demás.
—¿Reanudar la relación? Nunca me conociste, Nick. ¡Y no necesito unas vacaciones contigo! Tengo cosas que hacer. Debo... —Miley se paró en seco al darse cuenta de que había estado a punto de confesar que tenía un trabajo estable. Pero ese secreto nunca lo compartiría con un hombre que le había hecho tanto daño. No le importaba que pensara que no era más que una mujer frívola adicta a las fiestas—. Tengo mi vida en Inglaterra.
Él la miró con expresión divertida.
—Cuando seas mi esposa, tendrás muchas oportunidades de ir lujosamente ataviada a las numerosas reuniones sociales a las que tendremos que asistir.
—¿Eso es todo lo que deseas de tu esposa?
No había cambiado. Todavía pensaba en una esposa como un objeto decorativo, se dijo la joven al tiempo que luchaba por no mostrar el desprecio que sentía en ese momento.
Nick volvió el rostro para ocultar su mirada y se encogió de hombros.
—Necesito una reina que sepa comportarse en sociedad, que sepa alternar y divertir a los invitados. Es importante elegir a alguien que conozca su trabajo y que esté a la altura de las circunstancias.
¿Trabajo? ¿Cómo podía ser tan poco romántico?
—¿Y de pronto has decidido que yo soy la mujer adecuada? —preguntó con sarcasmo.
—Has aprendido a desenvolverte en público.
Ruborizada, Miley recordó que la última vez que habían estado juntos se había comportado de modo muy inconveniente.
—Te avergonzabas de mostrarme en público.
 

4 comentarios:

  1. Ahhhh me encanto esta super
    ya muero por ver el que sigueeeee
    sube prontoooo si que esta interesante
    FELIZ AñO NUEVOOO
    besoooooos cuidate :D

    ResponderEliminar
  2. KAZZIE, mi vida... donde has estado y porque no has escrito como estas?
    Dios, muero de preocupación...
    todo bien en tu vida, como estas de salud, como esta tu familia, como va tu abuelita... tus herman@s y tu sobrino y tus papás ¿?
    ok te atosigue de preguntas pero me preocupooo por tii... por favor da señales de vida





    y sigue con las noves, que mee encantan-... sobre todo corazones heridos.

    ResponderEliminar
  3. Hermosaaaa <3 feliz año nuevoooo!!

    DIOS síguela, esta super buena jojojojo :3 espero estés bien un beso!!

    ResponderEliminar
  4. kazzie donde andas metida?

    Extraño tu nove D:

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..