miércoles, 6 de febrero de 2013

Jemi 20 - Corazones Heridos


Al oír un roce de tela sobre piel Demi imaginó que Joe debía estar vistiéndose. Parpadeó. Todavía no era de día. Echó un vistazo al reloj de la mesilla. Tenía los números grandes, así que podía ver la hora sin las gafas. Eran las cua­tro de la mañana.

-¿Te marchas? -le preguntó aturdida.

Joe no contestó. Acabó de vestirse y se sentó en el si­llón que había junto a la cama para calzarse los zapatos. -Pero... ni siquiera es de día... -insistió ella. Joe siguió sin contestar.
Demi lo oyó ponerse de pie y al poco escuchó también cómo se abría la puerta del dormitorio, inundando la habita­ción con la luz del salón, que se habían olvidado de apagar.
Joe se dio la vuelta y la miró, sentada en la cama con los hombros y los brazos desnudos, y la sábana de flores ro­sas y azules agarrada sobre el pecho.
El rostro de Joe no reflejaba emoción alguna, y sus fac­ciones estaban endurecidas.

-¿No vas a decir nada? -inquirió Demi, llena de insegu­ridad, pero tratando de ocultarlo.
-Los dos hemos actuado de un modo irresponsable -far­fulló Joe-, y los dos sabíamos que era una locura, pero tú lo empezaste.
Demi suspiró.
-¡Oh, por el amor de Dios! ¿Quieres que vaya a por el cilicio y el flagelo? -murmuró Demi, dejándose caer sobre el colchón.
Joe no podía creer que Demi hubiera dicho lo que ha­bía dicho.
-¡No voy a casarme contigo! -continuó enfadado-. Lo cual no quiere decir por supuesto que, si te hubiera dejado embarazada, vaya a dejar de asumir mi responsabilidad. ¡Y si fuera así, quiero que me lo digas!

Demi se estiró, empujando la sábana hacia abajo con los pies, se destapó hasta la cintura, dejando sus sonrosados se­nos a la vista. Sabía que Joe estaba mirándolos. La sola idea la hizo sentirse extraña: sensual... y muy femenina. Nunca había experimentado nada parecido, pensó sonriéndose.

-¿De veras? -murmuró, observando sus tensas facciones.
Joe aspiró con brusquedad. No quería mirarla, pero era incapaz de apartar la vista.
-Tienes los senos más hermosos que he visto en mi vida -dijo sin poder contenerse.
Demi empujó de nuevo la sábana hasta quedar total­mente destapada, y se arqueó para que la viera mejor.
-¿Y qué me dices del resto? -le preguntó con voz ronca.
-Moriré intentando olvidarlo -dijo Joe, dándole la es­palda.
-¿Por qué tendrías que olvidarlo? -inquirió ella.
Joe cerró los ojos.
-Mira,Demi, ya te lo he dicho: no quiero ataduras -mas­culló.
-Menos mal que me lo has dicho, porque iba a regalarte una corbata por Navidad.
Joe se volvió para mirarla y no pudo evitar reírse.
-Diablos.
Demi se estiró, desperezándose.
-¿No te gustaría quedarte hasta que amanezca? -le pre­guntó.
-No creo que sirviera de nada; estoy agotado.Y supongo que tú también estarás cansada.
Demi suspiró.
-Un poco.
Joe la miró posesivo.
-Todas mis amigas tienen pareja, y dicen que ningún hombre puede hacerlo dos veces seguidas -comentó. Joe enarcó una ceja.
-Tienen razón.
Demi se quedó mirándolo, y Joe se encogió de hom­bros.
-Bueno, supongo que será algo normal cuando has es­tado mucho tiempo sin hacerlo.
Ella siguió mirándolo fijamente, y Joe carraspeó.
-De acuerdo, cuando has estado mucho tiempo sin ha­cerlo... y cuando es con la mujer adecuada. Demi enarcó ambas cejas.
-¿Qué es lo que quieres de mí? -le preguntó él queda­mente.

«De modo que de eso se trata», se dijo Demi, advirtiendo la expresión suspicaz en su rostro.

-Tengo suficiente dinero en mi cuenta bancaria -le dijo volviendo a taparse-; no suelo permitir que ningún hombre comparta mi cama... excepto en esta ocasión, claro está; no necesito un cocinero, ni tampoco un guardaespaldas, así que saca tus propias conclusiones.

Joe había estado evitando a las mujeres desde su desas­troso matrimonio porque la mayoría sólo querían su dinero, pero lo que Demi le había dicho era cierto. Tenía fama y, aunque en su profesión no había una estabilidad, también tenía dinero. No podía querer nada de él... salvo a él mismo. Claro que quizá lo quisiese como amante, pensó recor­dando que aquella había sido su primera vez, la primera vez que lo había hecho por voluntad propia. ¿Sería eso?, ¿la eu­foria de la primera vez?

-Oh, sí, es por eso -dijo Demi, como si supiese lo que estaba pensando-. Eres el primer hombre con quien lo he hecho, y me he quedado maravillada de lo increíble que ha sido, así que por supuesto no quiero otra cosa más que rete­nerte junto a mí todo el tiempo que pueda.
Joe la miró irritado.
-Para ya con eso. No me gusta que me lean el pensa­miento
Demi se encogió de hombros.
-Como quieras.
-Y esto ha sido sólo un romance de una noche. Nada más.
-Entonces, ¿por qué querías dejarme embarazada? -in­quirió Demi, con toda la lógica.

Joe la miró con los ojos como platos. Había olvidado aquello.

-Los... los hombres dicen esas cosas para excitar a las mujeres -farfulló irritado.
-Oh, ya veo... -murmuró Demi, asintiendo con la cabeza-. ¡Qué bonito detalle por tu parte! ¡No sabes cómo me puso!
-Me marcho -farfulló Joe en un tono frío.
-Ya me he dado cuenta.
-Me voy a casa.
-Estupendo. Te enviaré una tarjeta de Navidad. 
-No te dará tiempo. Es pasado mañana.
 -En ese caso, feliz navidad. 
-Lo mismo digo.
-¿Vas a despedirte al menos de Rory? -le preguntó Demi.

La mano de Joe vaciló sobre el pomo de la puerta. No había pensado en Rory. El chico estaba muy ilusionado con que fuese a pasar el veinticuatro con ellos.

-Podríamos intentar comportarnos como personas civi­lizadas durante la cena de Nochebuena... por el bien de Rory -dijo Demi-.Y si vas a quedarte más tranquilo, te doy mi palabra de que no intentaré aprovecharme de ti tumbán­dote sobre la mesa y echándome encima como una salvaje, entre el puré de patata y el relleno de pan de maíz.
Joe sintió a la vez deseos de aullar y de echarse a reír. No sabía qué diablos quería.
-Me marcho.
-Eso ya lo has dicho -murmuró Demi con malicioso deleite.
Joe estaba confundido, abrumado... estaba hecho un lío. Y ella sabía por qué. Aunque no quisiera admitirlo, sentía algo por ella, algo que hacía que le costara mantener el con­trol, pero contra lo que parecía dispuesto a luchar hasta el fi­nal. A pesar de ello, Demi se sentía extrañamente optimista.
-Volveré a la noche -dijo Joe finalmente-. Pero sólo me quedaré a cenar. Voy a hacer el equipaje y esta misma noche me iré de la ciudad.
-De acuerdo.
Joe vaciló, y se quedó mirándola pensativo, en silencio.
-¿Te hice daño cuando estábamos...?
-No, claro que no -respondió ella suavemente.
Joe suspiró, y su enfado se disipó en parte mientras ob­servaba el rostro de Demi en la penumbra.
-¿Ni siquiera la segunda vez? -insistió preocupado-. Fui algo brusco, y no lo pretendía, de verdad.
-Lo sé. Pero no me asusté en ningún momento. ¡Fue ma­ravilloso! -exclamó, esbozando una sonrisa-. Nunca imaginé que fuera a ser tan increíble... -añadió encogiéndose de hom­bros-. El placer que sentía era casi... insoportable.
Joe asintió con la cabeza.
-Para mí también fue increíble -respondió-, pero aun así fue algo irresponsable por parte de ambos -añadió en­tornando los ojos-. Debería haber usado algo. 
-Te lo recordaré la próxima vez -dijo Demi. Joe frunció el ceño.
-Te lo he dicho, Demi: no habrá una próxima vez. 
-Bueno, en realidad no es exactamente lo que dijiste hace un rato.
-Me marcho.
-No corras -lo provocó Demi.
Joe le lanzó una mirada furibunda, y salió del piso dando un portazo. Al cabo de un par de minutos oyó el ru­gido del motor del coche de Joe, y luego un acelerón fu­rioso. Con razón los llamaban jaguar, pensó Demi, contra­yendo el rostro al oír el chirrido de los neumáticos.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hola chicas!!!
SORRY!!
SORRY!!
SORRY!!
SORRY!!
SORRY!!
SORRY!!

Se que he estadfo muy ausente y que casi no e publicado es mas no se si seguiran leyendo o no, en mi caso ya casi no tengo tiempò de hacerlo, entre la u el trabajo y  mi vida personal estoy llena de cosas, la mayor parte del tiempo ni siquiera teng tiempo para mi misma.
Las e extrañado chicas, muchisimo a todas, mi vida es un relajillo que ha veces no puedo controlar.
Mi familia de salud gracias a Dios esta bien, obviamente de vez en cuando una pelea con mi hermano menor pero creo que es lo normal ademas el sabe que lo adoro y siempre cuenta conmigo.
mi sobrino cumplio nueve años mi hermana hizo una pequeña fiesta al fin de cuentas es el unico sobrinoo que tengo jiji, a por cierto no me e casado ni nada de eso aunque sentimentalmente e pasado por un caos bien feo pero parece que ahora todo va mejor.
de salud e estado bien, aunque e tenido colicos estomacales pero del resto todo bien, justo ahora estoy en mi oficina pero me di un tiempito entre una cosa y otra para publicar la nove.
:)
saludos a todas les deseo un feliz feriado de carnaval lamentablemente creo que me toca trabajar.
besos saludos y abrazos
kazzie      

5 comentarios:

  1. Amiguiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, me encantaron los
    caps que subiste y espero que todo siga así de bien en tu vida.
    Ya se que a ti poco tiempo te queda pero ojala no olvides el blog del todo, porque cada que publicas me emociono muchooo y lo primero que quiero ver es si das noticia sobre tiii :) me alegra de verdad que estes bien y que tu corazoncito este sano.
    No dejes que nadie te hago infeliz y sigue soñando y viviendo tu vida tranquila.
    Me alegro que tu familia esteee muyyy bieeen.
    Saludos, besos y abrazos
    Te quiero mucho, Kazz

    ResponderEliminar
  2. ola ola!!! no comento mucho pero AMO TUS NOVES... siguela, esta impresionante :OOO!!

    por favor..
    atte: mennyJ

    SIGUELA

    ResponderEliminar
  3. Holisss!!!!
    Que alegria verte por aquí de nuevo, tambien me alegra saber que toda tu vida va bien, espero que siga a si, y es totalmente comprensible que no hayas podido subir, pero me alegra que hayas usado un poco de tu tiempo libre para publicar, miles de gracias!!!!!! :D
    Sube en cuanto puedas, ojalá que sea pronto, cuidate mucho, suerte, besis bye ♥

    ResponderEliminar
  4. me encantaron los capitulo que bien me alegro que este bien cuídate saludos

    ResponderEliminar
  5. volviste♥

    Ayer que vi desde mi celu que publicaste casi me da un paro cardíaco, hoy en día no hacen novelas como estas :c me encantaron los capis espero no olvides el blog! cuídate muchísimo me alegra que estés bien.
    Oye por cierto que estudias?

    ResponderEliminar

Hola chicas, no se olviden de dejar sus comentarios sugerencias y demas, asi sabre si les gusta y publicare pronto los capis, por fis comenten, incluso los anonimos, las quiero chicas..